null: nullpx
SUV

Camionetas reemplazan a los carros en el gusto de los compradores de vehículos

En contraste la industria prevé el nivel de ventas de carros de pasajeros más bajo en 60 años, mientras que las ventas de camionetas crossovers y SUVs siguen rompiendo records.
5 Jul 2018 – 6:13 PM EDT

Nadie se sorprendió cuando al cierre de 2015 las camionetas SUVs y crossovers sustituyeron a los carros de pasajeros como el segmento automotriz más grande a nivel global. Aunque el crecimiento de las ventas de las camionetas a expensas de los carros había sufrido un frenazo como consecuencia de los altos precios de combustible del final de la década anterior, ya se había hecho indetenible desde que los fabricantes comenzaron a vender camionetas basadas en la mecánica de los carros de pasajeros, con la Nissan Murano presentada en 2002 a la vanguardia de la idea.

En 2017 las ventas de globales de SUVs y crossovers superaron los 27 millones de unidades, algo que habría sido imposible de imaginar en 2000 cuando los fabricantes de automóviles apenas lograron vender 5 millones de estas camionetas en todo el mundo.

Los 20 modelos más vendidos en EEUU durante 2017

Loading
Cargando galería


No se trata de que no existan razones para preferir a los carros sobre las camionetas. Como cualquier persona que haya sufrido la pavorosa experiencia de hacer una maniobra evasiva a alta velocidad detrás del volante de una SUV puede atestiguar, el centro de gravedad más bajo de los carros provee un nivel de estabilidad y adhesión al pavimento que las camionetas simplemente no pueden ofrecer, lo que hace de ellos vehículos más estables menos y propensas a voltearse en caso de accidentes a velocidad. La operación de los carros de pasajeros al igual que sus precios de venta, son en promedio más baratos que los de las crossovers y SUVs.

Sin embargo, ninguna de estas razones ha sido tan poderosa para el público comprador de automóviles como el mayor espacio, la versatilidad para uso, y la visión de dominio sobre la vía que solo las camionetas pueden ofrecer. Las preferencias del público sobre estos vehículos es tal que en 2016 Fiat Chrysler dejó de construir sus sedanes más económicos: los Dodge Dart y Chrysler 200 en 2016 priorizando la producción de su exitosa marca Jeep, y con excepción del icónico Mustang y del Focus Active, una versión de hatchback con tracción integral y mayor distancia del pavimento de la próxima generación de su compacto, Ford dejará de producir carros de pasajeros para el mercado norteamericano para 2020, y se prepara para embestir el mercado con una caballería de camionetas SUVs, crossover y pickups de nuevo diseño.

Un reporte de Automotive News indica que en Estados Unidos se espera que las ventas de carros mostrarán sus ventas más bajas en 60 años, con BMW (BMW, Mini y Rolls-Royce) y Hyundai (Hyundai, Kia y Genesis) como los únicos fabricantes que aún venden más carros que camionetas.


La tendencia parece irreversible e inmune a las fluctuaciones de los precios del combustible, gracias a mejoras importantes en materia de economía de consumo y a avances enormes en materia de la electrificación de los trenes motrices. Las marcas de lujo, las últimas en sufrir los efectos de la tendencia ya han acusado recibo de su influencia e incluso, con las alemanas a la cabeza, han comenzado a segmentar las camionetas con la creación de las SUVs coupés. Pero era muy difícil no predecir lo que se le venía encima a la industria cuando Bentley y Rolls-Royce presentaron su primera SUV y Range Rover su primera camioneta convertible.

El futuro del automóvil tiene mucho espacio y rueda alto.


Lea también:

RELACIONADOS:SUVCamionetasCrossovers

Más contenido de tu interés