Suicidios

Más de 47,000 personas se suicidaron en EEUU el año pasado, la cifra más alta en 50 años

El promedio de esperanza de vida al nacer sigue descendiendo en el país, arrastrado por el creciente número de suicidios, en particular entre los jóvenes y en zonas rurales, y las sobredosis, señala un alarmante informe difundido el jueves por los CDC.
29 Nov 2018 – 8:11 AM EST

Más de 47,000 estadounidenses se quitaron la vida en 2017 según un informe publicado este jueves por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), lo que supone la cifra más alta de los últimos 50 años.

Esto convierte al suicidio en la segunda causa de muerte entre las personas de entre 10 y 34 años y la décima en todos los grupos de edad, especialmente en las zonas rurales. Los suicidios en las zonas urbanas se incrementaron 16% en relación a 1999, mientras que en las zonas rurales el aumento fue de 53% en el mismo periodo de tiempo.

Junto a los suicidios, los casos de muerte por sobredosis de drogas contribuyeron a que la esperanza de vida disminuyera en EEUU, otro dato revelador y alarmante, según los CDC. El año pasado se redujo a 78.6 años como promedio, comparado con 78.9 en 2014. El nuevo y demoledor informe indica que es el tercer año consecutivo en el que este indicador, entre los más utilizados para medir el impacto de los programas de salud y bienestar de un país, ha declinado o se ha mantenido igual tras décadas de mejoras.

Robert Redfield, director de los CDC, calificó la tendencia de trágica y preocupante. "La esperanza de vida nos da una idea de la salud general de la nación y estas estadísticas aleccionadoras son una llamada de atención de que estamos perdiendo demasiados estadounidenses, demasiado pronto y con demasiada frecuencia, por condiciones que se pueden prevenir", señaló en un comunicado.

Robert Anderson, jefe de estadísticas de mortalidad de los CDC, dijo por su parte que "esta es la primera vez que vemos una tendencia a la baja desde la gran epidemia de gripe de 1918", aunque precisó que el declive fue mucho más fuerte en 1918. Anderson comparó el número de muertes con el auge de la epidemia del VIH pero con una diferencia: que aquella disminuyó rápidamente. "Somos un país desarrollado, la esperanza de vida debe aumentar, no disminuir", dijo.

El informe de los CDC no se adentra en explicaciones sobre esta realidad, pero otras investigaciones anteriores dan algunas claves y muestran que los problemas de salud mental no son la única razón. Las relaciones sociales, la epidemia de la soledad, el abuso de sustancias, los problemas legales y financieros o la crispación política que vive el país se unen para dar lugar a este cóctel mortal.


Las opicáeos, la causa principal

El otro dato explosivo recogido en otro informe paralelo de los CDC se refiere a la tasa de muertos por opiáceos sintéticos, que se duplicó de 2015 a 2016. El año pasado, aumentó en un 45%. La mayoría de las muertes provienen de una nueva generación de drogas: los opiáceos sintéticos, como el fentanilo, docenas de veces más potente que la heroína, con las que el error de dosis más leve puede ser fatal.

Los datos preliminares para 2018 incluso sugieren que la crisis alcanzó su punto máximo a principios de año. "Pero es difícil de decir", pues solo hay datos de algunos meses por ahora, dijo Anderson,

No todo el país está igualmente afectado por esta plaga. Los estados del centro, desde Texas hasta Dakota del Sur, están relativamente a salvo.

La crisis es aguda en la región de Nueva Inglaterra, en la esquina noreste, donde las muertes por sobredosis proporcionan más de una cuarta parte de las donaciones de órganos, rivalizando con los accidentes de tráfico.

También es muy fuerte en dos estados del antiguo cinturón industrial (Ohio y Pensilvania) y sobre todo, en Virginia Occidental, que encabeza la estadística con 58 muertes por cada 100,000 personas, en comparación con un promedio nacional de 22.



Otros datos significativos:


  • Las mujeres estadounidenses continúan viviendo más que los hombres. De acuerdo con los datos del estudio, en 2017, la esperanza de vida al nacer era de 76.1 años para los hombres y 81.1 años para las mujeres.
  • Las principales 10 causas de muerte (incluidas enfermedades coronarias, cáncer, diabetes o suicidios) fueron las mismas que en 2016. Solamente las muertes por cáncer se redujeron (en un 2,1%) mientras que las tasas por los otros factores se incrementaron.
  • El promedio de expectativa de vida en EEUU es tres años y medio menor que en Canadá, que también se ve afectado por las sobredosis. De hecho, de los 35 países de la OCDE (que reúne a los países más desarrollados), solo Islandia ha visto recientemente una disminución en la esperanza de vida, según cifras hasta 2016. En el resto de los lugares, ha aumentado o se ha estancado.
  • El número de muertes de residentes registradas en el país ascendió a más de 2.8 millones en 2017, alrededor de 69,000 más que en 2016, según el informe. Este aumento afectala tasa global de mortalidad, que se ajusta anualmente para tener en cuenta los cambios en la edad de la población general. La tasa aumentó de casi 729 muertes por cada 100,000 personas en 2016 a casi 732 muertes en 2017, un aumento de 0.4%.

Sin precedente la cifra de muertes vinculadas al consumo de heroína en Staten Island

Loading
Cargando galería
Publicidad