La tasa de suicidios se dispara en Estados Unidos y duplica la de homicidios

Entre 1999 y 2016 la tasa aumentó casi 30%. Solo en 2016 se suicidaron casi 45,000 personas, lo que la consolidó como una de las principales causas de muertes en el país.

La tasa de suicidios aumentó casi 30% en todo el país entre 1999 y 2016, según indicó un informe publicado este jueves por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Solo en 2016 se suicidaron casi 45,000 personas, lo que la consolidó como una de las principales causas de muertes en el país. Ese número es más del doble que la tasa de homicidios durante el mismo año.

"Las condiciones de salud mental son muchas veces vistas como la principal causa de suicidio, pero raramente se trata de un solo factor", dice el informe, que agrega que las relaciones sociales, el abuso de sustancias, la salud física, el trabajo, el dinero, problemas legales o falta de vivienda se juntan para generar un coctel mortal.

En efecto, 54% de las personas que se suicidaron nunca tuvieron un problema de salud mental previo. "Estas personas estaban sufriendo por otras causas, tales como problemas en sus relaciones (...) o crisis que aparecieron en sus vidas y que no anticiparon", dijo Deborah Stone, una de las investigadoras de los CDC entrevistada por la Radio Pública, NPR.

Por ejemplo, en Dakota del Norte, la tasa se disparó más de 57% entre esos años. Nevada fue el único que no experimentó un aumento y Delaware fue el que vio el menor incremento con 5.9%.


Pero el aspecto más relevante de estas cifras y a su vez más preocupante, es que en personas entre los 15 y los 34 años, el suicidio es la segunda causa de muerte en EEUU. El método más común para quitarse la vida es con el uso de armas de fuego, es decir casi la mitad de los casos.

El reporte también habla de la necesidad de reducir el "acceso a métodos letales" sin decir de forma explícita armas de fuego o asuntos controversiales como leyes que restrinjan el acceso a ellas. Consultada sobre no entrar en ese terreno escabroso en el actual ambiente político del país, Stone señaló: "No es solo armas de fuego, también se trata de otros métodos de suicidio como ahorcarse, sofocarse, envenenarse".

"Estamos preocupados con todos los aspectos para la prevención del suicidio, incluido el acceso a métodos mortales, por lo que lo incluimos en una aproximación integral a la prevención del suicidio".

Para acceder a información para prevenir el suicidio o ayudar a otras personas con este problema de salud pública está la línea telefónica del National Suicide Prevention Lifeline 1-800-273-TALK (8255).