null: nullpx
Estados Unidos

Hallan el cuerpo de una niña que probablemente es el de la menor desaparecida en Utah

El cadáver fue encontrado cerca de la casa de la familia, en el lugar que indicó su tío, acusado de asesinato y otros cargos. La policía llevaba más de cuatro días peinando la ciudad y había declarado tener esperanzas de encontrar a la niña con vida.
30 May 2019 – 4:50 AM EDT

A unos 800 pies de su casa se encontró este miércoles un cadáver que probablemente sea el de Elizabeth Shelley, la niña de cinco años desaparecida en Utah y a quien horas antes la policía tenía esperanzas de encontrar con vida.

El cuerpo fue encontrado debajo de unos arbustos, siguiendo las pistas que dio el propio tío de la niña, Alex Whipple, quien es el principal sospechoso de la muerte de la menor, declaró el jefe de la policía de Logan, Gary Jensen.

El hallazgo se produjo poco después de que Whipple fuera acusado de asesinato y otros cargos. El hombre, de 21 años, dijo a su abogado dónde había escondido el cuerpo a cambio de que los fiscales no pidieran la pena de muerte para él, explicó Jensen, que ha estado al frente del caso y de todas las operaciones de búsqueda desde el pasado sábado.

Para Jensen, el hallazgo fue decepcionante, pero "al menos es un cierre y nos permite poder lidiar ahora con la investigación y ayudar a la familia a superar su dolor".

La policía llevaba más de cuatro días días peinando la ciudad, próxima a la frontera con Idaho, a unas 80 millas (129 kilómetros) al norte de Salt Lake City, y habían registrado el área donde estaba el cuerpo, sin encontrarlo.

Alcohol, drogas y un pasado difícil

Shannon Demler, el abogado de Alex Whipple, dijo que su cliente "sabe que hizo algo inexcusable". "Quería que al menos la familia supiera... que ella había fallecido para que pudieran tener algún tipo de cierre", dijo Demler.

Previamente, Whipple no había reconocido su participación en la desaparición de su sobrina, pero mencionó a la policía que el alcohol lo pierde y que a veces hace "cosas criminales", dijeron los fiscales. El hombre también hizo alusión a "cuan malo es el mundo en que vivimos", mientras hablaba de su traumática infancia.


Según declaró el jefe de la policía, Whipple fue acusado de asesinato con agravantes, secuestro de niños, obstrucción de la justicia y profanación de un cuerpo humano, un cargo que se relaciona con las medidas tomadas para ocultar el cadáver.

La madre de la niña, Jessica Whipple, y su hermano menor, Alex Whipple, no se veían a menudo, pero decidió ayudarlo cuando le pidió que lo recogiera, explicó Bill Whipple, el abuelo, quien contó que el joven tuvo una infancia difícil, pero nunca había mostrado tendencias violentas.

"Nunca, jamás, en un millón de años hubiera pensado que él era capaz de dañar a una niña tan linda", " Sabía que era un ladrón, pero nunca lo etiqueté como un asesino", declaró Bill Whipple.

La madre de Alex abandonó a la familia cuando era joven, dejando solo a su padre en la crianza de tres hijos, mientras trabajaba como camionero. El joven pasó varios períodos en casas de acogida y nunca se graduó de la escuela secundaria.

La búsqueda de Lizzy comenzó el sábado por la mañana, cuando su madre informó que la cama de la niña estaba vacía y que la puerta principal estaba abierta. También había desaparecido su hermano, Alex Whipple, que había dormido en el sofá después de una noche de copas con su hermana y su novio.

La policía encontró a Alex el sábado por la tarde, a unas 10 millas (16 kilómetros) de la casa de la familia de la niña. Tenía manchas de sangre en sus pantalones y las manos sucias, que intentó 'lamer', según dijo la policía. Se identificó sangre de la pequeña en su reloj y sudadera y sus huellas se encontraron en una tubería de PVC con sangre de la niña. Cerca del lugar del crimen se encontró también un cuchillo roto, que había extraído de la casa de la familia y que también contenía sangre de Elizabeth.

Además, las autoridades encontraron una falda de encajes verde azul, con la cual se vio a la pequeña por última vez, "apresuradamente enterrada", cerca de la tubería y el cuchillo, según la fiscalía.

Whipple tiene antecedentes penales que incluyen un asalto en 2016, posesión de un vehículo robado y cargos relacionados con drogas. Había estado en libertad condicional y parecía progesar pero a principios de año comenzó a faltar a las citas y dejó de estar en contacto desde abril, argumentó un agente de libertad condicional en los documentos judiciales. Su comparecencia en la corte está programada para el próximo lunes.

El martes, la policía de Logan había declarado tener esperanzas de encontrar a la niña con vida, aunque creían que estaba lastimada.


Dan el último adiós a la niña Maleah Davis: este es el recuento de su desaparición y muerte

Loading
Cargando galería
Publicidad