null: nullpx
Represa de agua

Detienen en Tailandia al padre del bebé que hallaron flotando en un río de Nueva York

El hombre de 37 años y residente de El Bronx, será traído de regreso el lunes a Nueva York, donde enfrenta cargo de ocultamiento de cadáver humano. Una llamada de la madre permitió a la policía atar todos los cabos y establecer las identidades de los implicados en el hecho.
9 Ago 2018 – 1:38 AM EDT

El padre del bebé de 7 meses de edad que fue encontrado el domingo flotando en el East River de Nueva York fue localizado y detenido en Tailandia, y será traído de regreso a Estados Unidos la próxima semana, anunció la policía de Nueva York.

A James Currie, de 37 años y residente de El Bronx, enfrenta el cargo de ocultamiento de un cadáver humano por el abandono de su bebé, identificado como Mason Saldana, explicaron las autoridades. Se podrían presentar cargos adicionales en función del resultado de la autopsia.

Dermont Shea, jefe del Departamento de Policía de Nueva York, dijo este miércoles en conferencia de prensa que hubo actualizaciones significativas en el caso durante las últimas 24 horas y proporcionó una cronología de los eventos que condujeron al descubrimiento del cuerpo del bebé.

El niño, que nació en enero, fue entregado a su padre en la residencia de la madre alrededor de las 12:30 de la tarde del sábado. Una hora más tarde el hombre fue visto saliendo de su casa con una mochila cubierta con una manta, dijeron las autoridades, que sospechan que el bebé ya había fallecido a esta hora.

Alrededor de las 3:10 pm, Currie fue visto caminando en el Bajo Manhattan, entre el Puerto Marítimo de South Street y el Helipuerto de Wall Street. Llevaba la mochila.


El bebé fue descubierto el domingo cerca de las 4:00 pm por una pareja de turistas que lo vieron en el río, cerca del puente de Brooklyn.

De acuerdo con la narración de la policía, Monte Campbell, de Stillwater, Oklahoma, dijo que su esposa Diana fue quien vio el cuerpo del bebé por primera vez.

"Me llamó y me dijo que había un bebé en el agua. Telefoneé al 911. En ese momento pensé que era una muñeca", dijo Campbell, quien saltó al agua y trajo al bebé a tierra, que solo llevaba puesto un pañal. Realizó reanimación cardiopulmonar hasta que llegó la ayuda, pero no sobrevivió. No tenía pulso.

La policía dijo que trasladaron al niño del terraplén al paseo peatonal y continuaron con la reanimación cardiopulmonar hasta que llegó una ambulancia. El menor fue trasladado a un hospital, donde fue declarado muerto.

La mochila que estaba flotando cerca del bebé también se recuperó.


De acuerdo con la policía, la madre del bebé supuestamente intentó ponerse en contacto con el padre del niño antes de sentir que algo andaba mal y el lunes por la noche llamó a las autoridades para reportar una disputa por la custodia.

Durante la llamada al 911, la madre dijo que el niño no fue dejado en la guardería, dijo el comisario Shea, añadiendo que en algún momento la mujer dijo que había oído hablar del niño en el agua, temía lo peor y empezó a llorar.

Fue gracias a esta llamada que las autoridades pudieron identificar al bebé.

El lunes, el padre abordó un avión a Bangkok, Tailandia, y fue aprehendido en ese país.

La causa de la muerte del niño aún no ha sido determinada ya que se necesitan pruebas adicionales, sin embargo, en espera de los resultados, los cargos de Currie podrían ser mayores, dicen las autoridades.

Según los funcionarios, había un acuerdo de la corte para las visitas que involucraba a los padres, que no estaban legalmente casados, y al niño, pero no había banderas rojas.

Protestan en Harlem contra la violencia y muertes por armas de fuego

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Represa de aguaNueva YorkMuertesLocal
Publicidad