null: nullpx
Agresión sexual

Denuncia un abuso y le responden con otro: una adolescente asegura haber sido abusada por su profesor, un policía y su ginecólogo

Este miércoles se emitió una acusación formal contra seis personas en este caso: el profesor de la joven, el policía a quien le reportó el caso, un ginecólogo al que tuvo que visitar y hasta el abogado que le fue asignado para su defensa, además de otras dos personas. Se les acusa de abuso sexual, abuso de situación dominante y por el embarazo de la víctima como consecuencia de la agresión sexual.
31 Oct 2019 – 4:27 PM EDT

La fiscalía de Kosovo emitió una acusación este miércoles contra seis personas por la presunta violación en diferentes ocasiones a una adolescente durante dos años. Entre los acusados se encuentra el profesor de secundaria de la joven, el policía al que le reportó el caso, el abogado que habría tenido que defenderla y un ginecólogo que la atendió.

Otros dos hombres han sido acusados pero, hasta el momento, se desconoce su identidad y qué relación tenían con la chica.

A los sospechosos se les acusa por cargos de abuso sexual, abuso de situación dominante y por el embarazo de su víctima como consecuencia de la agresión sexual, según un comunicado de la fiscalía citado por la agencia AFP.

Los sucesos fueron sacados a la luz por la reconocida web de investigación de ese país 'Insajderi' , que reveló que la menor había sido abusada regularmente entre 2017 y 2018, primero por su profesor, con quien llegó a tener una relación consentida, a pesar de ser ella menor de edad, luego por un policía y posteriormente por su abogado y un ginecólogo.

Según la web, la joven comenzó a tener relaciones con su profesor en 2017, cuando tenía 16 años. El hombre prometió que se casaría con ella pero en realidad tenía una familia y eso nunca ocurrió. Cuando fue consciente de ello, la chica fue a denunciarlo a la comisaría de policía.

Pero en lugar de ayudarla, el agente que la atendió la amenazó con contarle toda la historia a sus padres si no aceptaba irse con él a un motel varias veces a la semana.

De estos encuentros forzados, que se repitieron durante un buen tiempo, la joven quedó embarazada y en enero de 2019 el policía la llevó a Pristina, la capital de Kosovo, para obligarla a abortar.

A estas dos historias de abuso y agresión se añaden luego la del abogado que había sido asignado para defenderla y la del ginecólogo que la atendió, ambos acusados de agresión sexual contra la adolescente, según su testimonio.


La historia de esta joven, que actualmente tiene 18 años, ha conmocionado a Kosovo, un territorio escindido de su vecino Serbia y que cinco naciones europeas todavía no reconocen como país.

Su presidente, Hashim Thaçi, calificó este caso como "trágico y monstruoso" y, entre la conservadora sociedad kosovar, la presunta historia de vulnerabilidad y continuas agresiones de esta joven ha desatado un gran debate público que ha llegado hasta el Parlamento.

Cuando 'Insajderi' denunció el caso en febrero, cientos de mujeres salieron a las calles de Kosovo y exigieron justicia para las víctimas de violencia sexual.

Agitando carteles y cantando consignas contra la policía y el poder judicial, las manifestantes acusaron a las autoridades de no salvaguardar los derechos y la seguridad de las mujeres.


Estas fotos muestran con crudeza la indignación por el abuso sexual en universidades

Loading
Cargando galería
Publicidad