null: nullpx
Abuso Policíaco

Policías en EEUU fueron acusados más de 400 veces por violación sexual entre 2005 y 2013

Los autores de la investigación hecha por la Universidad Estatal Bowling Green aseguran que estas cifras no reflejan la realidad por completo, pues los datos sobre crímenes sexuales cometidos por policías son casi inexistentes.
19 Oct 2018 – 1:56 PM EDT

Un estudio de la Universidad Estatal Bowling Green, en Ohio, determinó que oficiales de policía en Estados Unidos fueron acusados de 405 violaciones entre 2005 y 2013. Al analizar los datos, en promedio se trata de unas 45 agresiones sexuales al año.

Otros delitos como manoseos fueron reportados más veces, unas 636. Sin embargo, los autores de la investigación aseguran que estas cifras no reflejan la realidad por completo, pues los datos sobre crímenes sexuales cometidos por policías son casi inexistentes.

"No están disponibles para nada", dijo al canal CNN Jonathan Blanks, investigador asociado del Projecto de Justicia Criminal del Instituto Cato em Washington DC.

De hecho, la estadística que presenta la Universidad Estatal Bowling Green está basada en una compilación de información propia realizada con alertas de Google y sobre la base de aquellos oficiales que han sido arrestados.

Algunos ejemplos

Entre los casos que reporta el estudio están los de policías que cometieron los abusos contra sus propias esposas o fuera de servicio. Pero también hay algunos que ocurrieron mientras patrullaban. Un ejemplo, es el de un oficial con 21 años de servicio en Seattle que violó a su esposa.

Pero en los registros también hay casos de policías que al estar en su tiempo libre abusaron de su autoridad. Uno de ellos es el de un policía con un año en el Departamento de Policía de Columbus, en Georgia, que bajo el efecto del alcohol violó en 2005 a una joven de 15 años. Solo fue suspendido, según el reporte, pero no ha sido acusado.

Otro caso es el de un agente con siete años en el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York que violó a una mujer de 35 años mientras estaba en servicio. Fue suspendido y acusado por la agresión.

El pasado 17 de octubre se conoció el caso de un oficial de Maryland que agredió sexualmente a una mujer durante una parada de tránsito a la una de la madrugada. Su nombre es Ryan Macklin, de 29 años. Tenía seis años en el Departamento de Policía del condado George. Fue imputado por violación, prácticas pervertidas, agresión y ofensa.

Una cifra negra

Un estudio financiado por el Departamento de Justicia y realizado en 2016 —llamado 'La integridad perdida de la policía: un reporte sobre los oficiales arrestados'— asegura que la falta de cifras sobre crímenes cometidos por agentes del orden es generalizada, no solo en los registros sobre agresiones sexuales.

"No hay estadísticas completas disponibles sobre los problemas con la integridad de los policías y no hay entidad del gobierno que esté recolectando los datos sobre los arrestos de policías en Estados Unidos", asegura el reporte en sus primeras páginas.

Más adelante refiere que las agresiones sexuales cometidas por policías, a menudo, son definidas como "ofensas ocultas" y que los estudios sobre este problema usualmente son realizados usando pequeñas muestras o con entrevistas a agentes que, aseguran, son amenazados para que no revelen la información que conocen.

A eso se suma la negativa de las víctimas a denunciar por temor a represalias. "¿A quién llamas en esa situación, cuando tu violador o agresor es un policía?", se preguntó Philip Stinson, profesor asociado de justicia criminal y quien participó como investigador principal en el estudio financiado por el Departamento de Justicia en una entrevista con CNN.

Y una razón más para la falta de cifras, es que los sindicatos policiales protegen la reputación de los oficiales. "No quieren que sus policías o miembros sean avergonzados si algo sale mal", aseguró Blanks. "El sistema está hecho para proteger a los policías de que rindan cuentas (...) Y los peores policías tienen la mayor protección", agregó al explicar que en algunas jurisdicciones se resguarda la identidad del gente y en otras incluso se llega a acuerdos de confidencialidad con las víctimas.

Recuento del caso Laquan McDonald, el crimen que desató la investigación sobre la policía de Chicago

Loading
Cargando galería
Publicidad