null: nullpx
Muertes

Acusan a un hombre de matar a su hijo tras obligarlo a beber agua hirviendo "para exorcizarlo"

Pablo Martínez enfrenta un cargo de asesinato en primer grado tras la muerte de su hijo de 6 años. El hombre dijo a la policía que su hijo estaba poseído por un demonio.
2 Oct 2019 – 3:38 PM EDT

Un hombre de Tucson en Arizona enfrenta cargos por asesinato en primer grado al obligar a su hijo a beber agua caliente para "exorcizarlo".

Pablo Martínez de 31 años, está acusado de homicidio intencional después de mantener a su hijo bajo el grifo de la llave de agua caliente durante varios minutos tratando de "expulsar un demonio" de su cuerpo.

Los agentes del Departamento de Policía de Pascua Yaqui, a unas 100 millas de Tucson, recibieron una llamada a las 4:30 p.m. el jueves 26 de septiembre. La llamada provenía de una casa de una reserva indígena. Al llegar, los agentes encontraron a un niño desnudo sobre la cama sin respirar, de acuerdo a documentos judiciales que fueron dados a conocer el lunes.

El menor fue trasladado al Centro Médico de la Universidad de Banner en Tucson donde fue declarado muerto a las 5:30 de la tarde.

Los documentos presentados en la corte mencionan que el niño tenía quemaduras en el 15% de su cuerpo, distribuidas entre su cabeza, codos y antebrazos.

Durante el interrogatorio, el hombre contó que hace una semana mientras lo bañaba, había notado que su hijo estaba poseído por un demonio. Martínez dijo a los investigadores que vio algo malo en su hijo después de que el menor se enojó, por lo que debía deshacerse de ese "demonio".

Para lograr su objetivo, Martínez declaró que sostuvo a su hijo manteniéndolo debajo del grifo durante cinco o diez minutos mientras el agua caliente corría hacia su boca.

Poco después el hombre se entregó a la policía, según informó el portal Tucson.com.

Romelia Martínez, la madrastra del menor, escucho gritos en el baño de la casa pero al intentar entrar la puerta estaba cerrada. Cuando logró abrirla, Romelia vio a Martínez sostener la cabeza del niño debajo de la llave y le gritó que se detuviera pero el hombre insistió en que "tenía que hacerlo".


La denuncia menciona que la madrastra trató de llamar a un pastor pero no contestó el teléfono por lo que decidió marcar al 911 después de ver a Pablo al tratar de reanimar a su hijo.

Pablo Martínez fue detenido después de comparecer ante el tribunal el pasado viernes y es mantenido bajo custodia del Servicio de Alguaciles de EEUU (USMS) según informó The Washington Post.

Un sondeo de YouGov publicado en 2013, menciona que el 57 por ciento de los estadounidenses que fueron encuestados creen en la existencia de un demonio y poco más de la mitad tienen la creencia que una persona puede ser poseída por un espíritu. En el sondeo, el 46 por ciento cree que un exorcismo puede expulsar a los demonios o espíritus del cuerpo de una persona.

Durante el último año en los EEUU, los sacerdotes católicos han estado recibiendo un mayor número de peticiones para practicar exorcismos a los creyentes que afirman tener una posesión demoníaca, según un reporte de la revista The Atlantic.


Mira también:


Estas madres fueron condenadas por asesinar a sus hijos

Loading
Cargando galería
Publicidad