Sobornos

Testigo asegura que “Los Zetas” pagaban sobornos al gobierno de Humberto Moreira en Coahuila; el político asegura que las acusaciones son “fantasías”

Rodrigo Humberto Uribe Tapia declaró ante la corte que bajo el cobijo estatal se cometieron asesinatos, se lavó dinero y se traficaron drogas, a lo que Moreira respondió que dejen de vincularlo con quienes mataron a su hijo.
7 Jul 2016 – 5:38 PM EDT


Rodrigo Humberto Uribe Tapia, presunto operador financiero del cártel narcotraficante de Los Zetas recluido en Estados, aseguró ante la corte en San Antonio que esa banda criminal pagó por lo menos dos millones de dólares en sobornos al gobierno de Humberto Moreira cuando éste administraba Coahuila (2005-2011), a condición de que los dejara realizar sus actividades criminales.

Sin embargo, Moreira envió una misiva a la web Animal Político, en donde calificó de “fantasías” las declaraciones de Uribe Tapia. “Basta ya de pretender vincularme con quienes mataron a mi hijo”, concluye.

José Eduardo Moreira Rodríguez, su hijo, fue asesinado en octubre de 2012, en un crimen que ha sido vinculado con una venganza perpetrada por “Los Zetas”.

Tapia Uribe, de 41 años, indicó que se reunió por lo menos en dos ocasiones con funcionarios del gobierno de Moreira en Coahuila. Sin embargo, el exfuncionario aseguró en su comunicación que mientras fue gobernador “ningún colaborador me propuso algo impropio”.

En el juicio, el hombre aseguró que gracias a esos sobornos “Los Zetas” fueron capaces de cometer asesinatos, lavar dinero y traficar drogas, según reportó la web del San Antonio Express-News.

El inculpado aseguró que el dinero le fue entregado al gobierno de Moreira por medio de su entonces colaborador Vicente Chaires, quien fue denunciado en 2011 por enriquecimiento ilícito, así como de Jesús Torres Charles, exfiscal general del estado.

Humberto Moreira también fue líder nacional de su órgano político, el Partido Revolucionario Institucional (PRI, oficialista) de marzo a diciembre de 2011. Fue detenido en España en enero de este año bajo la sospecha de lavado de dinero, pero no fue procesado.

Publicidad