null: nullpx
Coronavirus

El inesperado beneficio de la vacunación: reduce o elimina las secuelas que el virus dejó a largo plazo

Una gran cantidad de pacientes que experimentan síntomas persistentes tras el contagio inicial están reportando una mejoría drástica luego de vacunarse. Los médicos aún no comprenden exactamente las razones.
7 Abr 2021 – 09:44 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Personas con secuelas a largo plazo del covid-19 están reportando un beneficio inesperado de la vacunación: una desaparición o reducción de los síntomas residuales de la enfermedad.

Es el caso de Arianna Eisenberg, quien batalló con los estragos del covid-19 por ocho largos meses en los que sufrió de pesadillas constantes, fatiga, insomnio y dolor muscular. 36 horas después de recibir la segunda dosis de su vacuna no ha vuelto a sentir ninguno de esos síntomas. “Siento que volví a ser yo misma a un punto que no creí era posible cuando estaba tan enferma”, cuenta a The Washington Post.

Algo similar a lo que relata a CNN Judy Dodd quien, tras sufrir de síntomas durante casi un año, vio una mejoría casi total con la vacunación: “Después de la segunda dosis tuve fiebre, seguida de un par de días de fatiga y dolor de cabeza. Y, de repente, al cuarto día desperté y fue como uno ve en esos comerciales en los que te despiertas y sale el Sol. Me sentí sensacional (…) con energía. La dificultad respiratoria se había ido y también los dolores de cabeza y la fatiga”.

Historias como estas cada vez son más abundantes e intrigan a los médicos que aún intentan descifrar este nuevo misterio del coronavirus. “Nunca imaginé que la vacuna ayudaría a las personas a sentirse mejor”, dice a National Public Radio (NPR) Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

“Se está convirtiendo en una gran cantidad de reportes, cientos de reportes de pacientes que hemos atendido por casi un año. Dicen que con la vacunación han tenido una mejoría significativa o total de los síntomas”, cuenta a CNN Daniel Griffin, jefe de enfermedades infecciosas de ProHealth quien estima que entre 30% y 40% de los pacientes que trata han mejorado con la vacunación.

Si bien faltan estudios formales al respecto, médicos como él ya han comenzado a acumular evidencia de reportes anecdóticos de pacientes que atienden en sus consultorios. En una encuesta realizada por Survivor Corps, 40% de los 577 individuos con covid-19 crónico que fueron entrevistados, dijeron sentirse mejor tras la vacuna.

“Si es realmente cierto que al menos 40% de las personas tienen una recuperación significativa con la vacuna, entonces es la intervención más efectiva hasta la fecha para tratar el covid-19 a largo plazo”, insiste a NPR, Steve Deeks, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, quien se ha dedicado a ayudar a estos pacientes.

Los Institutos Nacionales de la Salud estiman que entre un 10% y 30% de las personas contagiadas con el coronavirus sufre de secuelas a largo plazo.

Posibles explicaciones

Todavía se desconoce el porqué algunas personas desarrollan este covid-19 crónico que abarca un amplio rango de síntomas y varía según cada persona. Tampoco se entiende de qué modo los ayuda la vacuna, pero se barajan algunas hipótesis.

La primera es que estos llamados long haulers, nunca eliminan por completo el virus de su organismo y que queda un remanente en distintas partes del cuerpo que causa inflamación y problemas a largo plazo. De ser así, la vacuna induciría una respuesta inmune que ayudaría al cuerpo a eliminar ese contagio residual.

Algo similar a lo que ocurre con el virus de la varicela zoster que causa lechina y la culebrilla, que puede permanecer inactivo en el organismo durante años, por lo que se recomienda que las personas mayores de 50 años se vacunen “no para prevenir un nuevo contagio, sino para eliminar la infección que está allí”, explica el infectólogo Steve Deeks a The Washington Post.

Otra teoría de las que propone la inmunóloga Akiko Iwasaki es que el covid-19 a largo plazo actúa como un desorden autoinmune en el que el cuerpo ataca sus propios tejidos. Bajo esta óptica, la vacuna pondría en marcha el sistema inmune innato y “amortiguaría” los síntomas, pero temporalmente.

La tercera hipótesis es que el contagio altera de algún modo el sistema inmune y causa inflamación crónica, caso en el cual la vacuna podría ayudar a “reiniciarlo”.

Otra posibilidad es que la mejoría que perciben los pacientes sea simplemente producto del llamado efecto placebo.

“Mucha gente mejorará de todas formas y si te vacunas y no estás seguro de si fue por la vacuna o por una recuperación espontánea, por lo que hay que diseñar un ensayo clínico randomizado para determinar eso”, indicó a CNN Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

La única manera de dar con respuestas definitivas será a través de estudios formales. Hasta que los haya, quienes sufren del llamado covid-19 a largo plazo se debaten entre si vacunarse o no, pues algunos temen que su condición pueda empeorar, algo que también ha experimentado un grupo más reducido de personas.

Pero la mayor parte de la evidencia anecdótica relacionada con las tres vacunas autorizadas en EEUU apunta a lo contrario y ofrece esperanza ante la inexistencia de tratamientos efectivos para combatir el llamado long covid o covid-19 a largo plazo.

“Creo que hay creciente evidencia de que estas vacunas no causan daño dramático a estos long haulers, explica a The Atlantic, Fergus Hamilton, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Bristol quien lideró un estudio que, al comparar a 44 pacientes vacunados versus 22 pacientes sin vacunar, concluyó que las personas con covid-19 crónico que se vacunan son más propensas a ver una mejoría (o al menos no empeorar) que aquellas que no se vacunan.

“Es un poco atemorizante cuando ya te sientes mal del covid-19 persistente. Sin embargo, más gente parece beneficiarse de la vacuna, que gente que empeora por ella”, comenta Iwasaki a NPR recalcando que los beneficios de la vacuna superan los daños y que estas “reducirán en gran medida el riesgo de reinfección”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés