Sarampión

Un nuevo repunte de sarampión eleva a 555 el número de afectados en 20 estados

Un repunte de sarampión, con 90 nuevos casos en solo una semana, eleva a 555 las personas afectadas, de acuerdo con las autoridades sanitarias. Esto quiere decir que el sarampión se encuentra en el segundo nivel más alto en los últimos 25 años en EEUU.
15 Abr 2019 – 1:07 PM EDT

La mayoría de las personas que contrajeron el sarampión no había recibido vacunas, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), que señalaron que el incremento se debe en gran medida al avance del movimiento antivacunas, propulsado por teorías de la conspiración y falsas creencias ampliamente rebatidas por numerosos estudios.

Por otro lado, la mayor parte de los casos que se han producido este año se agrupan en 17 brotes (definidos como tres o más casos confirmados) en Nueva York, Nueva Jersey, Washington, California y Michigan, según los CDC. Los brotes están vinculados con viajeros que portaban el sarampión desde países como Israel, Ucrania y Filipinas.

La enfermedad no solo está aumentando en EEUU. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el lunes que en los primeros tres meses del año se produjeron 110,000 nuevos casos de sarampión en todo el mundo, lo que supone un aumento de casi el 300% con respecto al mismo periodo del año anterior. La OMS advirtió que incluso en países de altos ingresos, las complicaciones por causa de esta enfermedad pueden conducir a hospitalizaciones en hasta una cuarta parte de los casos y pueden resultar en daños en el cerebro, ceguera o pérdida auditiva, entre otros problemas.

"En los meses recientes, los brotes se han producido también en países con tasas de vacunación elevadas, incluyendo EEUU, Israel, Tailandia y Túnez, ya que la enfermedad se ha propagado rápidamente entre grupos de personas sin vacunar", dijo la OMS en un comunicado. Esta organización recientemente nombró la reticencia ante las vacunas como una de las 10 principales amenazas para la salud en el mundo en 2019.



El sarampión es una de las infecciones más contagiosas de las que se tenga registro —incluso más que el ébola— y, aunque fue oficialmente erradicada en EEUU en 2000 gracias a la incorporación de la vacuna en 1963, una nueva epidemia derivada de casos provenientes del extranjero y potenciada por la gran cantidad de personas que se adhieren a exenciones antivacunas tiene en alerta a las autoridades sanitarias.

El virus se transmite a través del aire cuando alguien tose o estornuda y puede permanecer suspendido en el aire por largos períodos de tiempo, y hasta dos horas en superficies. El periodo de incubación es de 10 a 12 días. Las probabilidades de contagiarte si no has sido vacunado y entras en contacto con alguien enfermo rondan el 90% .

El problema es que el paciente es contagioso cuatro días antes de que aparezca al sarpullido, por lo que puede estar poniendo en peligro a los demás sin saberlo durante todo ese tiempo. Después de que aparece el sarpullido se es contagioso durante 4 días más.

La mayoría de las personas que se vacunan contra el sarampión nunca se contagiarán, incluso si son expuestas al virus, ya que la vacuna es efectiva en un 97% si se aplican las dos dosis recomendadas.


En EEUU, el sarampión se previene mediante la aplicación de una vacuna llamada MMR (sarampión, paperas y rubeola, por sus siglas en inglés). Los CDC recomiendan que todos los niños reciban dos dosis: una entre los 12 y 15 meses de vida, y otra entre los 4 y 6 años de edad. Es una vacuna muy segura y el único efecto secundario que puede producir (en uno de cada seis pacientes) es una fiebre baja o un pequeño sarpullido (en una de cada 20 personas).

Los programas rutinarios de vacunación previenen cerca de 42,000 muertes y 20 millones de casos de enfermedades al año, y esta es la razón por la que prácticamente todas las organizaciones médicas (como la American Medical Association, la American Academy of Pediatrics, o la Infectious Diseases Society of America) apuestan por acabar con las exenciones no médicas que en EEUU han provocado el resurgir de esta enfermedad.


Ser adulto no es excusa para dejar de estar al día con tus vacunas

Loading
Cargando galería
Publicidad