null: nullpx
Salud y Mujer

Planned Parenthood abandona el programa de fondos federales para la planificación familiar, ¿qué significa?

A partir de este lunes la organización dejará de recibir los $286 millones anuales que le correspondían por ser parte del programa Title X. De modo que millones de pacientes deberán enfrentar todavía más dificultades y barreras a la hora de acceder a los servicios de salud reproductiva que necesitan: desde métodos anticonceptivos, hasta chequeos de cáncer y enfermedades de transmisión sexual.
20 Ago 2019 – 8:34 PM EDT

El mayor proveedor de servicios de salud reproductiva en Estados Unidos, Planned Parenthood, confirmó este lunes lo que ya había anunciado la semana pasada: que abandonará el programa conocido como Title X, sacrificando así millones de dólares de fondos federales. ¿La razón? No están dispuestos a cumplir con los cambios implementados por el gobierno de Donald Trump en su llamada 'gag rule' que han bautizado como ley mordaza pues prohíbe a los proveedores que reciban fondos del Title X referir a pacientes para que se realicen un aborto u ofrecerles información sobre dónde obtener uno.

La organización asegura que esta regla está siendo usada para forzar la salida de las entidades de Planned Parenthood subvencionadas al Title X, el programa nacional y bipartidista con décadas de funcionamiento que brinda métodos anticonceptivos y de atención de la salud reproductiva a bajo costo.

“Nos rehusamos a dejar que la administración Trump-Pence nos amenace para ocultarle información sobre el aborto a nuestros pacientes. La ley mordaza es antiética y peligrosa y no vamos a dejar que nuestros pacientes sean sometidos a ella”, reaccionó en un comunicado Alexis McGill Johnson, presidenta interina y directora Ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America.

Quienes trabajan en Planned Parenthood no son los únicos condenando a esta ley mordaza que condiciona el Title X. La opinión generalizada entre los médicos es que haber forzado a PP a salirse del programa –después de haber formado parte desde su creación hace 50 años hasta hoy– tendrá graves consecuencias para las millones de mujeres de bajos ingresos. Uno de ellos es el cirujano Eugene Gu, quien ha asegurado que "la regulación es una afrenta a la ética médica".


En fotos: ellos defienden el derecho a decidir y alertan sobre los peligros de criminalizar el aborto en Alabama

Loading
Cargando galería
Publicidad