null: nullpx
Obamacare

Más seguros ofrecerán planes de Obamacare más baratos en 2020, a pesar de los esfuerzos de Trump por debilitar la ley

Contra todo pronóstico, los precios de los planes se han reducido y más aseguradoras participarán en el periodo de inscripción abierta que comienza el 1ro de noviembre. Mientras expertos destacan el éxito de la legislación de protección al paciente y cuidado de salud asequible (ACA), el gobierno de Donald Trump –que no ha parado de atacarla– intenta atribuirse el mérito de la caída en los precios.
22 Oct 2019 – 1:53 PM EDT

“La dejaremos fracasar”, dijo Trump sobre Obamacare cuando falló en sus intentos por derogarla, pero en el último año la ley de salud se ha fortalecido. Contra todo pronóstico y pese a los múltiples ataques, las primas de los planes bajaron por segundo año consecutivo y también hay más opciones disponibles.

En promedio el precio de las primas se reducirá en 4% para 2020 en la mayoría de los estados, anunciaron voceros federales. En algunos la reducción ha llegado hasta el 15% o 20%; mientras que apenas tres verán un incremento en los precios.

Además, más aseguradoras participarán en los mercados federales de salud en el próximo año, para un total de 175, en contraste con los 132 que hubo en 2018. Todo esto cuando hace un par de años se temía que hubiera condados sin planes de Obamacare disponibles por falta de presencia de las aseguradoras.

En promedio la prima para una persona de 27 años será de 388 dólares en 2020 (en 2019 costaba 406). Para una familia de cuatro, la prima costaría 1520 dólares (de 1591 que costaba en 2019), con un subsidio máximo de 445 dólares (si se cumplen los criterios de elegibilidad).

Para quienes no califiquen para subsidios (que ganen por encima del 400% del nivel de pobreza), las primas seguirán siendo elevadas. Se cree que por eso los inscritos en los mercados de salud serán en su mayoría quienes soliciten estos subsidios.


En 2017, el gobierno de Trump intentó derogar la ley de salud, pero no pudo. Entonces, el presidente aseguró que simplemente la “dejarían fracasar”, y se dictaron medidas que parecían encaminadas a ello como el reducir en 90% el presupuesto publicitario para promover la participación en los mercados de salud, acortar el tiempo del período de inscripción abierta, promover planes de salud alternativos y, sobre todo, abolir el mandato individual que obligaba a todas las personas a tener seguro médico so pena de pagar una multa.

Ahora, las autoridades federales de salud quieren llevarse el crédito de lo que pareciera ser la estabilización de Obamacare contra todo pronóstico. Dicen que el mérito es de ellos ya que, entre otras medidas, aprobaron la solicitud de 12 estados de crear planes que protegen a las aseguradoras de pacientes muy costosos y que a la vez ayudan a reducir las primas.

“Un segundo año de primas más bajas y más opciones es prueba de que nuestras acciones para promover la estabilidad están funcionando. Sin ellas Obamacare hubiera continuado en una espiral fuera de control”, dijo Seema Verma, de los Centros para Medicare y Medicaid en una llamada con varios medios de comunicación.


“El ACA simplemente no funciona y sigue siendo impagable para muchos, pero hasta que el Congreso se reúna y lo remplace, el presidente Trump hará lo que pueda para solucionar los problemas creados por este sistema”, dijo Alex Azar, jefe del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Hay expertos que consideran que la Ley de Cuidados de Salud Asequibles está fortalecida no por las medidas del gobierno, sino simplemente porque las aseguradoras habían subido bastante las primas en los últimos años para poder ser rentables y por temor a verse afectadas en aquel momento dadas las medidas emprendidas por el gobierno. Bajo esta óptica, ahora simplemente lo que se observa es una "correción".

“Las aseguradoras sienten que ya superaron lo peor de la tormenta”, explica a The Hill Sabrina Corlette, investigadora del Centro de Reformas de Salud de la Universidad de Georgetown.


No hay que olvidar que la administración de Trump dijo que la ley debía ser invalidada en las cortes y apoyó una demanda de varios estados que exigen justamente eso. Aun así, de prosperar alguna de ellas las autoridades de salud descartan que haya un impacto inmediato en Obamacare ya que probablemente habría apelaciones y otros procesos pendientes.

“Nuestro mensaje es que no habrá una disrupción del período de inscripción”, aclaró Alex Azar, jefe del Departamento de Salud y Servicios Humanos en rueda de prensa.

El próximo período de inscripción abierta comenzará el 1ro de noviembre y se extenderá hasta el 15 de diciembre.

En fotos: el Affordable Care Act (ACA), la ley de salud conocida como Obamacare, desde su aprobación hasta hoy

Loading
Cargando galería
Publicidad