null: nullpx

Le apareció un bulto debajo del ojo: era un gusano viviendo en su rostro

La joven que padeció esta desagradable afección registró el movimiento de este gusano por debajo de su piel con selfies. ¿Qué es y cómo llegó ese parásito a reptar por debajo de su piel?
23 Jun 2018 – 8:29 PM EDT

Una joven documentó mediante selfies un bulto debajo de su piel en su rostro que durante semanas fue cambiando de forma y de lugar antes de que los doctores finalmente intervinieran, según un informe de la publicación de medicina New England Journal of Medicine (NEJM). Se trataba de un gusano parásito llamado Dirofilaria Repens, que reptaba debajo de la piel.

La mujer, rusa de 32 años que no fue identificada por su nombre, primero notó un pequeño bulto debajo del ojo izquierdo.

Cinco días más tarde, el bulto cambió de forma y apareció por encima del mismo ojo.

10 días después, la joven notó su labio superior hinchado.

Cuando fue atendida por médicos, los profesionales usaron anestesia local y pinzas para extraer el gusano Dirofilaria Repens.

¿Cómo llegó ese gusano debajo de su piel?

Tras ser extraído, el parásito se identificó mediante pruebas de laboratorio como Dirofilaria Repens, un "nematodo filarial zoonótico", indica el informe.

El doctor Fernando Simon, de la Universidad de Salamanca, y Vladimir Kartashev, profesor de medicina de la Universidad Médica Estatal de Rostov, firman el informe titulado "Migración de Dirofilaria Repens" en NEJM.

En el resumen explican cómo llegó el parásito debajo de la piel de la joven.


" La paciente recientemente había viajado a un área rural en las afueras de Moscú y recordaba haber sido picada muy frecuentemente por mosquitos (...) los mosquitos sirven como vectores", indica el informe.

Más allá de lo desagradable, los expertos explican que la joven no sintió dolor. " Los nódulos ocasionalmente le causaban una sensación localizada de picor y ardor, pero por lo demás no tenía síntomas".

"La extirpación quirúrgica del gusano fue curativa. Después de la eliminación del gusano, la paciente tuvo una recuperación completa".

¿Qué es Dirofilaria Repens?

El género de parásitos Dirofilaria tiene varias especies, aunque las más comúnmente vistas en pacientes humanos son D. Tenuis, D. Immitis (conocido como el gusano del corazón de perro) y D. Repens, este último el que se alojó en la cara de la joven rusa.

El gusano parásito ingresa al cuerpo como una larva a través de una picadura de mosquito, explica en la página de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU ( CDC, por sus siglas en inglés)

Los expertos explican que "los perros y otros carnívoros son los anfitriones" más comunes de este tipo de parásito mientras que "los humanos pueden convertirse en anfitriones de modo irregular".

Kartashev dijo a CNN que él había visto "al menos 10 pacientes con la misma presentación".

También indicó que tales parásitos son una "enfermedad emergente" en áreas de Europa y que desde 1997 se resgistraron más de 4,000 casos humanos en países europeros. La especie D. Repens, la del caso de la joven rusa, señala CDC, no se ha reportado en Estados Unidos.

Una vez instalado en su huésped, estos gusanos pueden crecer hasta los 170 mm de largo las hembras y hasta 70 mm de largo los machos. "Los adultos pueden vivir de 5 a 10 años", explica en su web CDC.

En los humanos, Dirofilaria Repens generalmente aparece como bultos debajo de la piel y, ocasionalmente, aparecen en los ojos.

En casos más extraños, se han hallado en órganos internos como el pulmón, extremidades superiores e inferiores, cuello y otras regiones del cuerpo como los genitales masculinos, indica la Sociedad Europea de Dirofilariosis y angiostrongilosis ( ESDA, por sus siglas en inglés).

En general el gusano no causa ningún daño serio a los humanos, aunque sí a los perros. "Es importante no asustar a la gente", indican los expertos. Los gusanos tienden a ser infértiles dentro del cuerpo humano por lo que la cura es sencillamente eliminar el parásito a través de una pequeña incisión.

No ignores la mordedura de una garrapata: podrías contraer estas enfermedades

Loading
Cargando galería
Publicidad