null: nullpx
Diabetes

Este popular aditivo, presente en cientos de alimentos procesados, podría aumentar tu riesgo de diabetes y obesidad

El propionato es un ingrediente muy usado en las comidas empaquetadas para evitar que se deterioren. Aunque la FDA lo cataloga como seguro, un estudio realizado por científicos de Harvard indica que podría desencadenar un desbalance hormonal que genere resistencia a la insulina y aumento de peso.
Fuertes Juntos sponsor logo
25 Abr 2019 – 11:43 AM EDT

El propionato, un ingrediente ampliamente usado en saborizantes y alimentos procesados, podría aumentar el riesgo de sufrir de diabetes y obesidad, advierte un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, T.H. Chan en colaboración con investigadores de Brigham y el Hospital de Mujeres del Centro Médico de Sheba, en Israel.

Si bien ya se sospechaba que algunos saborizantes o ingredientes usados para preservar los alimentos podrían estar contribuyendo con el alarmante aumento de casos de obesidad y diabetes en los últimos 50 años, poco se había estudiado sobre el asunto.

Eso motivó a este grupo de científicos a enfocarse en el propionato, un ácido graso que previene que se forme moho en los alimentos. Si lees las etiquetas de los empaques, verás que el propionato de sodio está por todas partes: helados, productos lácteos congelados, panes, quesos, yogures, leches saborizadas, pastas…

Tras analizar los experimentos realizados en ratones y humanos, concluyeron que este químico puede desatar una serie de eventos metabólicos que generan resistencia a la insulina e hiperinsulinemia. La data también demostró que los ratones que fueron expuestos al propionato de manera crónica, tuvieron aumento de peso y resistencia a la insulina.


“Entender cómo los ingredientes presentes en la comida afectan el metabolismo a un nivel molecular y celular podría ayudarnos a desarrollar medidas simples pero efectivas para atacar la doble epidemia de obesidad y diabetes”, dijo a The Harvard Gazette, Gökhan S. Hotamışlıgil, profesor de genética y director del Centro de Investigación de Nutrientes, Genética y Metabolismo de la Escuela de Salud Pública de Harvard, T.H. Chan.

Más de 400 millones de personas en el mundo sufren de diabetes y se espera que la incidencia aumente en 40% para finales de 2040. 1 de cada 3 estadounidense tiene prediabetes.

El experimento


Para determinar si el propionato podía ocasionar un desbalance hormonal que hiciera a las personas más susceptibles a la diabetes u obesidad, los científicos lo administraron a ratones y encontraron que la sustancia activaba el sistema nervioso central lo que generaba un aumento en el nivel de hormonas como el glucagón, la norepinefrina y una proteína llamada FABP4. Esto hizo que produjeran más glucosa en sangre.

También notaron que los ratones que recibieron una dosis de propionato equivalente al consumo típico de este químico en humanos tuvieron un aumento significativo de peso y resistencia a la insulina.

Pero ¿ocurriría lo mismo en seres humanos? Para responder a esta pregunta, se hizo un estudio controlado con placebo en el que se analizó a 14 individuos en buen estado de salud. A un grupo se le dio una comida que contuviera un gramo de propionato y al otro placebo.


Las muestras de sangre recolectadas antes y después de comer revelaron un aumento significativo de la norepinefrina, así como niveles más altos de glucagón y FABP4, en quienes consumieron el propionato.

Seguro entre comillas


Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) cataloga al propionato como un aditivo “Generalmente Reconocido como Seguro”, los hallazgos apuntan a que deberían explorarse otras opciones.

“Estamos expuestos a cientos de químicos diariamente y la mayoría no han sido examinados en detalle para analizar su potencial efecto metabólico a largo plazo”, declaró Amir Tirosh, director de la División de Endocrinología del Centro Médico Sheba, en Israel.

Sin embargo, los investigadores advierten que los resultados son preliminares y que este pequeño estudio no basta para demostrar que el propionato ocasione diabetes. Hay que investigar más.

Obesidad, cáncer y desnutrición: el peligro de consumir alimentos ultraprocesados

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DiabetesFuertes Juntos
Publicidad