null: nullpx
Diabetes

Adiós pinchazos: una cápsula prácticamente futurista podría ponerles fin a las inyecciones de insulina

Investigadores desarrollaron un dispositivo que se traga del mismo modo que una pastilla y que puede suministrar el medicamento de forma eficaz. Aunque todavía falta probarlo en seres humanos, los resultados en animales de laboratorio han sido prometedores.
Fuertes Juntos sponsor logo
27 Feb 2019 – 3:43 PM EST

La posibilidad de que los diabéticos que necesitan insulina no tengan que inyectarse está más cerca.

Científicos desarrollaron un dispositivo llamado Soma que permitiría esta sustancia sea ingerida a modo de cápsula sin que los ácidos del estómago destruyan sus moléculas (y por tanto anulen su efecto).

Inspirándose en la anatomía del cascarón de las tortugas leopardo, que les permite recobrar su postura inmediatamente si se tropiezan, el equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Harvard, el Brigham and Women's Hospital y la farmacéutica Novo Nordisk, creó un sistema basado en una cápsula que contiene una pequeña aguja hecha de insulina comprimida y que se inyecta en las paredes del estómago a un ritmo predeterminado en su fabricación.

El estómago no tiene receptores del dolor, así que el pinchazo no es perceptible por el paciente.

Desde allí, la cápsula –que está hecha de material biodegradable y es del tamaño que un petit pois– viaja al colon para ser eliminada por las heces, sin que la persona se percate.

Los resultados en animales de laboratorio –ratas y cerdos– que fueron publicados en la revista Science, han sido satisfactorios y se espera que en tres años comiencen las pruebas en seres humanos.

El dispositivo tiene capacidad de suministrar tanta insulina como la inyección convencional, pero el estómago debe estar vacío al momento de tragarlo.


No sólo para diabéticos

Los investigadores esperan que si las pruebas en humanos son satisfactorias el mismo princpio de este dispositivo pueda usarse con otros medicamentos usados para tratar ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades y que por ahora tienen que inyectarse.

“Tenemos la esperanza de que este tipo de cápsula pueda algún día ayudar a los pacientes diabéticos y quizá cualquier persona que requiera terapias que ahora sólo pueden proporcionarse mediante inyecciones”, dijo en entrevista con MIT News, Robert Langer, uno de los principales autores del estudio, profesor del Instituto David H Koch y miembro del equipo del MIT.

8 apps que te ayudarán a controlar tu diabetes

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:DiabetesFuertes Juntos
Publicidad