null: nullpx
Relaciones Internacionales

Corea del Norte anuncia la suspensión de pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales

Kim Jong Un informó este sábado del cese de los ensayos nucleares, así como el cierre de instalaciones de pruebas atómicas, una decisión celebrada por Washington y Seúl. La noticia se produce a una semana de la cumbre prevista entre los líderes de las dos Coreas en la que se debatirá el futuro de la paz en la península.
20 Abr 2018 – 06:24 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, informó que no realizará nuevos ensayos nucleares y de misiles intercontinentales y que cerrará instalaciones en las que se realizan pruebas atómicas.

"Desde el 21 de abril Corea del Norte detendrá pruebas nucleares y lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales", indicó la Agencia Central de Noticias norcoreanas la mañana del sábado.

De acuerdo con la información oficial, la decisión se tomó en la reunión del viernes del comité central del Partido de los Trabajadores que fue convocado para discutir políticas relacionadas con "la nueva etapa" que los medios norcoreanos califican como un "período histórico".

"El Norte cerrará su sitio de pruebas nucleares en la zona norteña del país para demostrar nuestra promesa de suspender las pruebas nucleares", indica la información oficial.

"Como se ha comprobado la efectividad de las armas nucleares, no necesitamos llevar a cabo más ensayos nucleares o lanzamientos de prueba de los misiles de medio o largo alcance o de los misiles balísticos intercontinentales", declaró Kim en el mitin del partido. "Las instalaciones nucleares del norte han completado su misión", añadió.

El anuncio parece ser una concesión ante la venidera cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae In de la próxima semana, en la que se espera que discutan el futuro de la paz en la península y un eventual acuerdo definitivo de paz que ponga fin a la guerra que técnicamente sigue vigente entre amos países desde el armisticio de 1953.

Reacciones

Apenas unos minutos después de que se difundiera esa información, el presidente Donald Trump celebró el anuncio calificándolo de "muy buena noticia".

"¡Gran avance! Tengo prisa por participar en nuestra cumbre", añadió en un tuit.


Corea del Sur también celebró la decisión de Kim, calificándola de "avance significativo" hacia "la desnuclearización de la península coreana".

"Esto creará un entorno muy positivo para el éxito de las inminentes cumbres intercoreana y entre el Norte y Estados Unidos", dijo la oficina presidencial en un comunicado.

A través de su ministro de Defensa, Japón mostró su insatisfacción con las declaraciones de Kim Jong Un y exigió el mantenimiento de la presión sobre Pyongyang.

Los temas de la cumbre

En la primera cumbre entre líderes coreanos en más de una década, Moon y Kim discutirán la desnuclearización de la península, el tema más álgido para ambos gobiernos, luego de que Pyongyang desistiera de su antigua exigencia de ver salir a las tropas estadounidenses estacionadas en el sur desde el fin de los combates.


La promesa de suspender el desarrollo de su programa nuclear refuerza la tesis de algunos expertos que consideran que Corea del Norte ha logrado en los últimos dos años un gran avance en su tecnología, que le permite sentirse seguro de sus capacidades defensivas y refuerza su poder de negociación ante Seúl y Washington.

Despúes de la reunión Kim-Moon está previsto que se produzca un encuentro entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano en una fecha y sitio que aún no se ha determinado, aunque se ha establecido que sería entre mayo y junio. La agenda de esa cumbre no está tampoco definida.

Esta semana se supo que el director de la CIA y nominado para secretario de Estado, Mike Pompeo, se reunió a principios de abril con Kim en una viaje secreto que hizo a Pyongyang para negociar la posibilidad del encuentro, que se produce luego de que el gobierno norcoreano presentara una invitación al presidente estadounidense.

Ambos países pretenden aligerar las tensiones que se han mantenido desde la elección presidencial de 2016 por las pruebas de misiles realizadas por el líder norcoreano y las estimaciones de que con su poder nuclear podría llegar a casi cualquier parte del mundo, en especial a Estados Unidos.

El viaje de Pompeo lo convirtió en el funcionario estadounidense de mayor rango que ha visitado Corea del Norte desde el 2014, cuando el entonces jefe de inteligencia James Clapper fue al país asiático.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés