Relaciones Internacionales

China protesta por el refuerzo del escudo antisimiles en Corea del Sur y pide desmantelarlo

El gobierno chino ve este escudo antimisiles una amenaza contra su propia seguridad en su zona de influencia y pide a la ONU "adoptar las medidas necesarias" contra Corea del Norte. En Seúl docenas de personas también se enfrentaron a la policía en medio de protestas por el emplazamiento del dispositivo defensivo.
7 Sep 2017 – 5:28 AM EDT

China anunció el jueves que "protestó enérgicamente" ante Seúl por el rápido despliegue en Corea del Sur del escudo antimisiles estadounidense Thaad, efectuado después de la nueva prueba nuclear de Pyongyang del pasado domingo con una bomba de hidrógeno.

"Una vez más, pedimos a Corea del Sur y a Estados Unidos que tomen en serio los riesgos en la seguridad y los intereses de China (...), cesen el despliegue actual y retiren todas las instalaciones en cuestión", declaró Geng Shuang, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, en rueda de prensa. Pekín ve este escudo antimisiles como una amenaza contra su propia seguridad en su zona de influencia.

Pekín también pidió al Consejo de Seguridad de la ONU "reaccionar" y "adoptar las medidas necesarias" contra Corea del Norte, recordando que "las sanciones y presiones" solo son "la mitad" de la solución.

"China está de acuerdo en que el Consejo de Seguridad de la ONU debe reaccionar adoptando las medidas necesarias", declaró el ministro chino de Relaciones Exteriores Wang Yi a los periodistas.

Según él, "las sanciones y presiones" sobre el régimen de Kim Jong Un representan "la mitad de la solución", siendo la otra "el diálogo y la negociación".

Entretanto, este jueves en Seúl docenas de personas resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes surcoreanos y la policía en protesta porque el ejército de Estados Unidos colocó nuevos lanzadores en el sistema antimisiles de alta tecnología en una localidad del sur del país para afrontar las amenazas de Corea del Norte.

Los enfrentamientos coincidieron con una reunión entre el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en el extremo este de Rusia. Los dirigentes repitieron sus llamados para sanciones más duras contra Pyongyang por sus ambiciones nucleares, incluyendo la paralización del suministro de petróleo a la hermética nación.

Esta demanda va en contra de la posición de su anfitrión, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que descartó que las sanciones sean la solución a la crisis.

Putin dijo el jueves que cree que el gobierno de su homólogo estadounidense, Donald Trump, está dispuesto a aliviar las tensiones en la Península de Corea. Su sexto análisis nuclear, efectuado el pasado domingo, inquietó a sus vecinos y llevó a Estados Unidos a hablar de “respuesta militar” y a Seúl a realizar importantes maniobras militares.

En fotos: El desfile que rechaza la amenaza de EEUU de “fuego y furia” en la capital de Corea del Norte

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés