null: nullpx
Refugiados

Esta ciudad dice que ya no puede recibir a más refugiados y asilados que "huyen" de Trump

Desde que el presidente republicano llegó a la Casa Blanca con su agenda antiinmigrante, unas 30,000 personas han cruzado la frontera entre EEUU y Canadá solicitando asilo o refugio. Toronto se encuentra ahora a su máxima capacidad.
26 Jun 2018 – 6:00 PM EDT

La mayor ciudad de Canadá, Toronto, ya no puede recibir a más asilados y refugiados según advirtió su alcalde, ya que las instalaciones asignadas para recibir a los potenciales solicitantes están a su máxima capacidad.

El alcalde John Tory señaló este martes que se han agotado los lugares, los recursos y el personal, por lo que pidió ayuda a las provincias y al gobierno federal para que reciban a los nuevos reubicados.

"Necesitamos ayuda (...) sencillamenta ya no tenemos los recursos para hacerlo solos", dijo Tory. "Esta presión ya no tiene precedentes", agregó. El reporte elaborado por la administración interina de la ciudad dice textualmente: "El sistema de refugios de la ciudad de Toronto ya no puede manejar la presión por más tiempo" para luego añadir: "La situación es ahora urgente".

En una rueda de prensa, el alcalde indicó que la ciudad ha hecho "esfuerzos heroicos" para dar techo a los solicitantes de refugio, pero que desde ahora no pueden hacerlo solos.

El número de inmigrantes que está cruzando la frontera sur desde EEUU se eleva a más de 30,000 desde que llegó a la Casa Blanca el presidente Donald Trump con una agenda antiinmigrantes reflejada en la política del veto migratorio contra países de mayoría musulmana, la promesa de levantar un muro con México, acelerar las deportaciones de indocumentados sin antecedentes penales y más recientemente la aplicación de la política de 'tolerancia cero' que ha generado la seperación de padres e hijos que cruzan ilegalmente la frontera o llegan a un puerto de entrada a pedir asilo.


Toronto actualmente acoge a unos 3,000 refugiados y solicitantes de asilo en hoteles de la ciudad y dormitorios de universidades, según explicó el alcalde Tory.

Los solicitantes de asilo y refugio que en estos momentos se encuentran en los dormitorios de las universidades tendrán que salir de allí antes de que empiecen las clases el próximo 8 de agosto. Después de esa fecha, la ciudad no sabe qué hará con los afectados.

De las 600 personas que están allí 200 son menores de edad.

"A no ser que este alivio inmediato sea ofrecido por los gobiernos federales y provinciales, Toronto no tendrá la posibilidad de acomodar nuevos arribos a nuestra ciudad", insistió la máxima autoridad de la ciudad canadiense.

De acuerdo a un reporte de la administración de la ciudad, el número de solicitantes de refugio y asilo que usan el sistema de refugios aumentó de 459 en 2016 a 3,209 para junio de 2018.

Tory indicó que los gobiernos provinciales o el federal han suministrado fondos a la ciudad para asistirla con el costo de alojamiento.

En todo caso, en respuesta al alcalde, el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, reiteró el compromiso federal para proveer 50 millones de dólares canadienses a todas las ciudades del país para hacer frente a los costos de ofrecer vivienda provisional a los solicitantes de asilo y refugio. De ese monto, unos 11 millones van a la provincia de Ontario, donde está Toronto.

"Estos fondos representan una respuesta inicial a las presiones financieras que hay y fondos adicionales a solicitud de Toronto serán discutidos como parte de las conversaciones que actualmente se llevan a cabo", detalló el ministro en una carta a la que tuvo acceso la agencia The Canadian Press.

Toronto tiene una larga historia de ser destino de refugiados y asilados. En la década de 1970 muchos vietnamitas llegaron a la ciudad. En la década de 1980 fueron somalíes y más recientemente -en 2016- el flujo de personas que han huido de la guerra civil en Siria.

En los últimos meses se han unido los migrantes que están cruzando la frontera desde EEUU por la presión contra la población indocumentada que es blanco de la agenda antiinmigratoria del presidente Trump.

Inmigrantes desafían el frío y la nieve para “estar a salvo” en Canadá (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad