null: nullpx
Protestas

Maestros disidentes y gobierno mexicano logran un acuerdo para negociar una solución al conflicto

La secretaría de Gobernación y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordaron una "hoja de ruta" que incluye la formación de tres mesas temáticas de diálogo este mes de julio.
12 Jul 2016 – 6:35 AM EDT

Después de cuatro horas de reunión, el gobierno mexicano alcanzó un "acuerdo general" para negociar con los maestros que se oponen a una reforma educativa y que han protagonizado numerosas protestas que días atrás culminaron en un enfrentamiento con la policía que causó ocho muertos en Oaxaca (sureste).

El acuerdo se alcanzó en la madrugada del martes tras un encuentro entre autoridades de la secretaría de Gobernación y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la disidente del sindicato magisterial.

"Hemos logrado establecer una ruta que nos permita no solamente distender la problemática, sino alcanzar un acuerdo duradero", dijo en un comunicado el secretario de gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, tras concluir la reunión.


El gobierno y la CNTE acordaron continuar el diálogo en tres grupos temáticos para resolver el conflicto magisterial con motivo de la aplicación de la reforma educativa de 2013.

Según explicó se realizará en tres mesas de trabajo este mismo mes, una dedicada a política, que comenzará el próximo miércoles 13; otra educativa, que tendrá lugar el martes 19 y una social, que sostendrán el jueves 21.

En cuanto a las agendas de trabajo, los temas específicos a tratar y los participantes se definirán en el seno de las mesas, que en principio se celebrarán en la Secretaría de Gobernación.

Está previso que la Comisión Nacional de Mediación, que encabeza Miguel Álvarez, continúe participando como garante del proceso de diálogo y de acuerdos.

Antes de la reunión, unos 2.000 miembros de la CNTE marcharon desde la residencia presidencial de Los Pinos en Ciudad de México hasta la sede de la Secretaría de Gobernación (Interior), donde se celebró la reunión, con demandas de soluciones concretas.

En junio pasado, delegados de la agrupación gremial tuvieron dos reuniones con el ministro Osorio, pero las partes no lograron cerrar la brecha entre sus respectivas posiciones.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, pide la derogación de la reforma educativa, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a antiguos privilegios sindicales.

Lea también:


Publicidad