Protestas

El gobierno mexicano y el sindicato opositor CNTE aún están lejos de una solución al conflicto magisterial

A pesar de que no hay una tregua, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) consiguió que la Secretaría de Gobernación acepte discutir algunos puntos de la reforma constitucional. Sin embargo, los maestros de la CNTE temen ser reprimidos,
25 Jun 2016 – 1:45 PM EDT

Tras los hechos violentos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca, que dejaron al menos ocho víctimas mortales y cientos de heridos, el gobierno mexicano abrió el diálogo a maestros que se oponen a la reforma educativa. Sin embargo, todavía no se ve cercana una solución al conflicto que lleva más de tres años.

A pesar de que no se llegó una tregua, en la reunión del miércoles los miembros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) consiguieron que la Secretaría de Gobernación (departamento interior) acepte discutir algunos puntos de la reforma constitucional, sin que se "dañe".

Sin embargo, los maestros de la CNTE temen ser reprimidos, pues no dejarán de manifestarse, ni expresar sus inconformidades. Incluso tienen una programada una megamarcha para este domingo, que se unirá a la jornada de protestas que exigen la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


"No llegamos a un acuerdo, sólo se estableció una agenda de trabajo que iniciará de lleno el próximo lunes. Es lamentable que hayamos tenido que vivir una represión como la del domingo para que se presten al diálogo", dijo a Univision Noticias Pedro Hernández, integrante de la dirección política del magisterio disidente.

El miembro de la CNTE comentó que el proceso para el fin del conflicto será largo. No obstante, los maestros esperan que el Estado mexicano brinde las condiciones de seguridad y dé tranquilidad para que el diálogo funcione.

"El origen de todo es la imposición de la reforma, pero no han querido debatir porque le han dado prioridad a sus aspiraciones políticas para las elecciones de 2018", agregó Hernández, al referir que el Secretario de Educación, Aurelio Nuño Nemer, no ha atendido sus peticiones para no ser descalificado de la candidatura para la contienda presidencial.

Tras la primera reunión, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que el Estado tiene la intención de dar soluciones al conflicto, pero agregó que "pudimos dejarles en claro el hecho de encontrar soluciones a algunos de sus planteamientos que no lastiman, que no dañan la reforma educativa y escucharlos con toda apertura y con todo respeto. Y al ver los distintos aspectos de la problemática, se acordó una nueva reunión para el próximo lunes a las seis de la tarde, aquí en la Secretaría de Gobernación, ya con una agenda clara, definida, para entrar a cada uno de los temas, en la que se pueda tocarlo todo y hablarlo todo”.

Sobre lo ocurrido en Nochixtlán, el funcionario federal dijo que no podía adelantar detalles y explicó que se está realizando una investigación exhaustiva para deslindar responsabilidades y hallar a los culpables tras el operativo donde policías dispararon armas de fuego, supuestamente para repeler una agresión por parte de desconocidos armados.

La CNTE vs la reforma

Las protestas de la CNTE llevan al menos tres años -surgieron previo a la aprobación de la reforma educativa- y desde entonces no han logrado un acuerdo con el gobierno. Inclusive el Secretario Osorio Chong comentó en mayo pasado que el tema debía ser atendido por la Secretaría de Educación y no por Gobernación.

No obstante, desde su llegada -en agosto de 2015- el Secretario de Educación, Aurelio Nuño, dijo que la reforma no daría marcha atrás y que los maestros que no asistieran a clase serían despedidos. Y cumplió: en marzo despidió a más de 3 mil docentes por no presentar examen de evaluación, y en mayo los maestros dados de baja fueron 4 mil 400, por haber faltado a clases más de cuatro días sin justificación.

Tuvieron que pasar dos días de lo ocurrido en Oaxaca para que Nuño saliera a ofrecer condolencias a los deudos de las víctimas. El jueves, horas después de la reunión entre la CNTE y Gobernación, expresó que las reformas a los artículos tercero y 73 constitucionales, que hablan de la educación, no sólo van a continuar sino que se van a profundizar.

"La reforma es proyecto central y esencial que requiere nuestro país para ser exitoso en el siglo XXI", dijo Nuño, durante una reunión con integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que es el gremio que fue liderado por Elba Esther Gordillo y que está a favor de la modificación constitucional.

Además de los despidos, diversos líderes del magisterio disidente fueron detenidos por ser presuntos responsables de operar dinero ilícito o por robo, lo que encrudeció las relaciones y las protestas de la CNTE con el gobierno mexicano.


Tal fue el caso del líder de la Sección XXII, Rubén Núñez, arrestado el 12 de junio aunque podría enfrentar su proceso en libertad gracias al nuevo sistema de justicia penal mexicano. Para Pedro Sánchez, el gobierno que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto está encarcelando a miembros de la CNTE para que en algún punto de las mesas de diálogo "se negocie su libertad".

"El gobierno los tiene prisioneros porque piensa canjearlos para que aceptemos la reforma", opinó el integrante de la dirección política del magisterio opositor.

Los profesores que se oponen a la leyes constitucionales, y con ello a una evaluación y competir por su plaza de trabajo, sostienen que no se trata de una reforma para mejorar el sistema educativo como lo han dicho las autoridades, sino de una medida laboral que coarta sus derechos.

Nadie sabe qué pasó en Oaxaca

El conflicto magisterial lleva años. Durante este tiempo ha habido cientos de marchas, protestas, agresiones entre agremiados y diversos enfrentamientos con diferentes corporaciones policiales.

El pasado sábado, durante un operativo en Nochixtlan, Oaxaca, elementos de la Policía Federal realizaron un operativo para liberar una carretera que los maestros tomaron.

Hasta el momento no se sabe qué fue lo que ocurrió. Además se desconoce si los policías incurrieron en el uso desmedido de la fuerza. Sin embargo, agencias de información publicaron fotografías de uniformados disparando armas de fuego.

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, detalló que “un grupo de personas distintas al movimiento magisterial” disparó contra civiles, maestros y agentes. El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, por su parte, señaló como responsables a organizaciones sociales.

En tanto, diversas organizaciones civiles y organismo de derechos humanos han condenado los hechos y pidieron que se investigue a los mandos que dirigieron el operativo. Mientras tanto, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha vuelto a la opinión pública internacional por lo ocurrido en Oaxaca.

Lea también:

Publicidad