Presos

Ambientalistas detenidos en Nicaragua por un accidente con explosivos

Participaban en un proyecto ambientalista con campesinos que se oponen a la construcción de un canal interoceánico; se investiga su responsabilidad en un accidente con explosivos que dejó un lesionado.
27 Jun 2016 – 12:39 PM EDT


Tres mexicanos, un español, una argentina y un costarricense que participaban en un proyecto ambientalista con campesinos que se oponen a la construcción de un canal interoceánico, fueron detenidos el fin de semana por la policía de Nicaragua, para investigar su responsabilidad en un accidente con explosivos que dejó un lesionado.

Las detenciones ocurrieron en el poblado La Fonseca, 200 kilómetros al sureste de Managua, una zona que será afectada por la proyectada construcción de un canal que unirá los océanos Pacífico y Caribe por el sur de Nicaragua.

Según la policía, los extranjeros "realizaban manipulación de sustancias explosivas" sin autorización, lo que "constituye delito de exposición de personas al peligro".

"Rechazamos categóricamente estas falsas acusaciones" y "llamamos a las autoridades a dejar libres de inmediato a los internacionalistas presos (y) a entregarles sus bienes, entre ellos la buseta en que se movilizaban", exigió por su parte el Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, que se opone al canal, en un comunicado.

Los detenidos fueron identificados como el español Daniel Espinoza Giménez, de 25 años; el costarricense Byron Reyes Ortiz, 28 años; la argentina Ana Laura Rodríguez, de 27 años; y los mexicanos Salvador Tenorio Pérez, Emmanuel de la Luz Ruiz y Eugenio Paccelli Chávez, los tres de 25 años.

También fueron arrestados los integrantes del Movimiento Campesino Abel Marenco, Pedro Mena, Migdonio López y una mujer no identificada.

La versión policial fue respaldada por el presidente Daniel Ortega, quien confirmó que los extranjeros están siendo investigados por la policía y Migración y Extranjería.

Acusan de mentir a Ortega

Eso es "completamente falso. O la policía engaña al presidente, o ambos han decidido escalar sus agresiones y acciones represivas en contra de las acciones pacíficas del movimiento campesino", protestaron los campesinos en la nota.

"Advertimos a la comunidad internacional que inventar estas mentiras es otra forma de amenazarnos, es un intento de acusarnos judicialmente y criminalizar la lucha de nuestro movimiento social", agregaron.

La dirigente de los campesinos Francisca Ramírez explicó el sábado que los extranjeros llegaron al país a enseñarles a construir hornos que consumen menos leñas y que un joven se lesionó al prender accidentalmente fuego a un barril.

El joven lesionado, Alexander Marceno, dijo en un video distribuido a la prensa que estaba bien y negó la manipulación de explosivos.

"Ellos (la Policía) están afuera de la casa donde estoy, también me quieren capturar a mí, a pesar de que ya les dije que fue un accidente y que estoy bien, lo de la explosión es una excusa, porque desde ayer nos estaban acechando", insistió Marenco.

Un representante legal de los detenidos intentó entrar en la estación de Policía de Nueva Guinea para tener contacto con sus clientes, pero los agentes se lo impidieron, informó un integrante del Movimiento Campesino.

Se estima que unos 27,000 campesinos serían desalojados de sus propiedades por el proyecto del canal, que dirige la china HK Nicaragua Development Investment (HKND), que obtuvo la concesión en 2013.

Los roces entre los campesinos del sur de Nicaragua y las autoridades llevan tres años, desde que el Gobierno anunció la construcción el canal y expropiaciones sin consultar a los dueños de las tierras.

El proyecto del futuro canal está pensado para ser tres veces más grande que el de Panamá y estaría listo en un período de cinco años a partir del inicio de su construcción, programado para fines de 2016, según HKND.

El Gobierno de Nicaragua espera que el canal, cuyo costo está calculado en unos 50,000 millones de dólares, brinde empleo a 50,000 personas y duplique su PIB.

La búsqueda de sus ciudadanos

La embajada de México en Nicaragua ya presentó una nota diplomática solicitando información sobre la detención de tres de sus ciudadanos y poderles brindar la asistencia consular que necesiten, reveló el embajador Miguel Díaz Reynoso a la agencia DPA.

Díaz pidió al gobierno de Daniel Ortega “saber dónde están y poder verlos”.

Fuentes diplomáticas españolas dijeron a Efe que están confirmando la información proporcionada por el Movimiento Campesino contra el Canal.

En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica informó que ya solicitó información a la Cancillería de Nicaragua sobre un costarricense opuesto al proyecto del canal interoceánico en ese país que fue detenido.

La Embajada de Costa Rica en Managua realizó desde el sábado gestiones ante la Cancillería nicaragüense para obtener información sobre el costarricense Reyes Ortiz.

La legación diplomática remitió un oficio solicitando que se cumpla con los instrumentos internacionales de protección consular con el fin de saber dónde se encuentra y tener una visita para verificar su estado de salud en tanto se conoce su situación procesal.

Lea también:


Publicidad