null: nullpx

¿Y la inminente "invasión"? Pasaron las elecciones y Trump dejó de hablar de la caravana de migrantes

En plena campaña para las elecciones de medio periodo el mandatario dijo que el tema de la migración masiva era una "emergencia nacional" para Estados Unidos. En los mitines dijo que se trataba de una "invasión" que debían parar. Pero no ha vuelto a mencionarlo.
15 Nov 2018 – 7:19 PM EST

Las semanas previas a las elecciones de mitad de periodo, el país vivía una "emergencia nacional" a juicio del presidente Donald Trump. La razón era la caravana de migrantes que salió de Centroamérica, cruzó fronteras y el grueso del grupo está ya a unas 1,000 millas de Tijuana, en la frontera con EEUU.

Trump hablaba de "invasión" y del peligro para la seguridad nacional que representaba la entrada sin control de "pandilleros", "malas personas" y "personas del Medio Oriente", acusaciones que hizo sin pruebas y en ocasiones con pruebas dudosas como el video en el que algunos hombres repartían dinero a los inmigrantes.

En el momento más elevado de su retórica incluso anunció el envío de miles de efectivos del Ejército para hacer frente a esa masiva oleada migratoria. En efecto ya están allí haciendo trabajo de cooperación e nstalando alambres de púas en largos segmentos de la línea fronteriza.

Pero esa sensación de peligro inminente se diluyó con las elecciones y una semana después del proceso el mandatario ya no muestra la misma preocupación, pese a que la caravana aún no llega, al menos el grueso de ella.

En su cuenta personal de Twitter, medio preferido por Trump para informar y opinar, se puede observar la inflexión. El 31 de octubre fue la última vez que el presidente Trump mencionó la palabra "caravan", para referirse a la movilización de migrantes centroamericanos que se acercan por vía terrestres a la frontera de Estados Unidos. Desde octubre, cuando la campaña por las elecciones de mitad de periodo se intensificaba, el mandatario escribió esa palabra nueve veces en su red social favorita. Pero desde entonces ha dejado de mencionarla y de advertir que se trata de una "emergencia nacional", como lo decretó.


En el buscador trumptwitterarchive.com también se puede constatar que desde octubre de este año utilizó 47 veces la palabra "border" en sus tuits, por lo general dirigidos al tema de la seguridad fronteriza y la entrada de cuidadanos de otros países.

Solo tres días después de las votaciones, en su línea de tiempo de Twitter colgó esto:


Se trata del anuncio de la nueva medida que cambia la expectativa para quienes están cruzando la frontera en grupos.


Trump envió 5,600 militares a la frontera para reforzarla ante la entrada de los grupos de familias que llegan para pedir asilo. Pero a juzgar por sus apariciones públicas, en las que manifiesta opinión sobre los incendios en California, algunos realmente "incendiarios" contra el gobierno local, y temas como la decisión final sobre las disputadas contiendas de Florida, en la que hay orden de reconteo de votos, la "emergencia" migratoria no lo ocupa.

En plena campaña, no faltó quienes advirtieran que el uso que hacía Donald Trump sobre la caravana de migrantes era electoral y buscaba azuzar los ánimos de sus seguidores a través del miedo a una supuesta potencial amenaza.

De hecho, el vicepresidente Mike Pence aseguró junto a Trump, desde la Oficina Oval, que la caravana de migrantes centroamericanos está siendo financiada por el gobierno de presidente Nicolás Maduro. Meter a Venezuela en la campaña electoral implicaba manejar el terror que muchos sienten porque algún movimiento de izquierda amenace con "terminar como Venezuela. De esa manera, Venezuela, la izquierda y la "invasión" de la caravana de migrantes se usó en algunos mitines de campañas locales, como la de Arizona, en la que el presidente flameó esa bandera.

David Axelrod, un excolaborador del expresidente Barack Obama, comentó en su cuenta de Twitter, que justamente el uso de la caravana con "calculado histrionismo" pudo haber hundido al Partido Republicano en Arizona y encendió luces sobre el silencio sobre el tema en los últimos días.

Otros políticos también han advertido la desaparición del tema en los días postelectorales. En este análisis de Chris Cillizza en CNN, comenta: "Si la caravana era una amenaza para el país a mediados de octubre, tanto que Trump envió tropas a la frontera para enfrentar la "amenaza", ¿cómo pueden ser hoy una amenaza menor? Están más cerca de la frontera hoy que hace tres semanas, ¿verdad?...".

Su conclusión apunta a que el tratamiento presidencial de la caravana fue un asunto de cáculo electora: "A Trump le preocupaba que la base del Partido Republicano no estuviera tan encendida como la demócrata, y, con razón, le preocupaba que tal disparidad de pasión pudiera llevar a grandes pérdidas en las elecciones de 2018. Entonces, cuando vio la noticia de que un grupo de migrantes se estaba moviendo hacia los Estados Unidos, se aprovechó de él y no lo soltó. Hasta que, es decir, la elección terminó".

Exhaustos pero esperanzados: la caravana migrante llega a la Ciudad de México (fotos)

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpInmigración

Más contenido de tu interés