Un tiroteo afecta a un grupo de congresistas y en el Capitolio nadie habla de control de armas

Tras el ataque contra legisladores republicanos en el que resultó gravemente herido el representante Steve Scalisa, no han surgido las voces que tras este tipo de episodios violentos siempre piden un mayor control de armas. El silencio sobre el tema es bipartidista.
16 Jun 2017 – 10:28 AM EDT

Fue una reacción generalizada en Washington. Todos los legisladores, de ambos partidos, lamentaron profundamente el tiroteo contra un grupo de congresista republicanos en el que resultó herido el representante Steve Scalise, pero nadie dio un paso más allá para pedir un gesto decisivo sobre control de armas.

Las preguntas están en el aire respecto al rifle de James T. Hodgkinson, sus motivaciones, su estado mental y hasta cómo su filiación política le llevó a disparle al grupo que se entrenaba en un campo de beísbol de la apacible Alexandría, un ciudad muy cercana a Washington DC.

Tras ataques anteriores en otras partes del país han causado un revuelo entre los legisladores que promueven mayores controles al acceso a las armas, Pero aunque esta vez la violencia armada pegó en casa, la reacción del Congreso ha sido la cautela e incluso el silencio. Es un tema del que pocos quieren hablar hoy.


Por ejemplo, la masacre en la escuela de Sandy Hook, Connecticut, en 2012, en la que murieron 28 personas (20 de ellas niños), motivó una cruzada entre los demócratas y revivió los ánimos para impulsar varios proyectos de ley a favor del control de armas. El ataque a la congresista demócrata Gabrielle Giffords en un evento político en Arizona en 2011 movilizó al presidente Barack Obama y varios legisladores para agilizar el debate.

Un escenario muy diferente al actual. Univision Noticias contactó a varios legisladores y todos declinaron comentar sus posiciones sobre el debate en torno al control de armas de fuego, incluso varios que en el pasado han abogado por leyes más estrictas como única manera para evitar las masacres que con frecuencia sacuden al país.

Divididos o unidos

En general, los representantes del Partido Republicano se identifican más con la defensa de la Segunda Enmienda de la Constitución que consagra el derecho de los ciudadanos aportar armas, mientras los demócratas favorecen el control. Pero despúes del ataque en Alexandría no ha habido llamados, no hay proyectos de ley, simplemente condolencias y mensajes de unión, incluso entre los demócratas.

“Sería bueno reflexionar sobre la importancia de la civilidad en la política de nuestra nación. Estamos en desacuerdo con vehemencia, en algunas ocasiones acá en el Congreso y las personas en el resto del país también. Pero en nivel de maldad y odio que ha penetrado nuestra política debe ser eliminado”, dijo este jueves el líder de la minoría demócrata en el Senado Charles Schumer.


Lo mismo ocurrió en la Cámara de Representantes. La líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, se centró en agradecimiento a la policía del Capitolio y en una reflexión de unidad en el Congreso. Pero de control de armas, nada.

“Es triste que en un tiempo en que la gente quiere que nos unamos y estábamos preparados para hacerlo mañana en la noche, este asalto suceda. No podemos dejar que esto sea una victoria para el atacante”, dijo Pelosi en su discurso en respuesta a la tragedia.

Los legisladores siguieron el mismo libreto que sus líderes. La congresista Carolyn Maloney, demócrata de Nueva York, reconocida por su postura en favor del control de armas, se limitó a agradecer a la policía del Capitolio y recalcar que “espera que se pueda sacar una cosa de esta tragedia y es el reconocimiento de que a pesar de las diferencias entre republicanos y demócratas en el Congreso, todos están ahí por el amor a su país”.

Según el estratega republicano Danny Vargas la razón por la que los legisladores en general han tomado esta actitud se debe a que "la prioridad ahora es la unificación, en medio de un ambiente político nocivo. Le están dando prioridad a eso y el debate sobre control de armas es algo que simplemente divide a ambos partidos", comentó a Univision Noticias.

¿Resignación?

El senador demócrata Richard Durbin, miembro de la minoría demócrata en la Cámara Alta, reconoció que existe un sentimiento de resignación dentro del Congreso respecto al futuro del debate sobre armas, a menos que haya cambios significativos en el país.

En el ala republicana, varios legisladores mencionaron en entrevistas en diferentes medios de comunicación que ahora no era el momento de hablar de control de armas, con un suceso tan próximo y con el riesgo de politizar el tema.

Pero organizaciones de derechos civiles se preguntan, si ahora no es el momento, entonces ¿cuándo?


Taylor Houston vocero de Pride Fund, una entidad enfocada en movilizar este debate a nivel político, aseguró a Univision Noticias que no le sorprendía la reacción del Congreso debido a la enorme influencia que tiene la Asociación Nacional del Rifle entre los legisladores.

"La razón por la que no estamos teniendo este debate en el Capitolio es porque muchos congresistas están de la mano con el cabildeo pro armas. Aunque este incidente es otro ejemplo más de la necesidad de aumentar el control, no se está hablando al respecto. Hay un debate real sobre este tema en el país y la mayoría de las personas apoyan fortalecer la seguridad", dijo Houston.

Dan Gross presidente de Brady Campaign, una de las organizaciones más activas en la lucha por la prevención de la violencia armada, dijo que “todos los estadounidenses deberían vivir en un ambiente en que pudieran realizar sus actividades diarias sin miedo a recibir un disparo”.

Pero en entrevistas posteriores Gross reconoció que si la tragedia despúes de la tragedia de Sandy Hook no había sido capaz de movilizar a los legisladores sobre control de armas, probablemente este suceso tampoco tendrá ese resultado.

Si hay una consecuencia directa sobre la tragedia de ayer, es el debate sobre la seguridad que deben tener los miembros del Congreso. La pregunta sobre cómo aumentarla y a qué costo ha recorrido los pasillos del Capitolio en las últimas horas.

Mientras tanto, legisladores como el republicano de Nueva York Chris Collins aseguraron que desde ahora en adelante realizará un cambio definitivo luego de la tragedia: llevar su arma todo el tiempo. “Estará en mi bolsillo desde este día en adelante”, reconoció.

FOTOS: Tiroteo en parque de béisbol cerca de Washington DC

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaCongreso de EE.UU
Publicidad