null: nullpx

Un restaurante saca a la portavoz de la Casa Blanca y a 200 millas de distancia otro sufre las consecuencias

El fin de semana, el dueño de un local se negó a atender a la portavoz de la Casa Blanca. La polémica termina afectando a un negocio de igual nombre pero sin relación alguna con el local del incidente.
25 Jun 2018 – 7:02 PM EDT

Desde que el fin de semana se supo que la portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders había sido sacada de un restaurante en Virginia, se ha generado un intenso debate entre quienes apoyan la decisión de los dueños del establecimiento y quienes la critican por ser una demostración de intolerancia política y hasta irrespeto hacia el gobierno.

En medio de los miles de mensajes en redes sociales y espacio en los medios dedicado a debatir el asunto, ha quedado un restaurante que se llama igual pero que queda muy lejos de allí y no tiene nada que ver en la polémica.

El Red Hen donde se produjo el altercado está en Lexington, Virginia, a 200 millas al suroeste de la Casa Blanca. Hay otro Red Hen en Washington DC, que está cien veces más cerca, a 2 millas. Parece natural que quienes se dejan llevar por la pasión del momento y no se detienen a leer bien las noticias, arremetan contra el local que tienen más cerca.

Contra el Red Hen de Lexington se han proferido insultos, llamados a boicot y hasta amenazas de muerte por parte de quienes consideran un exceso haber sacado del local a Huckabee (una decisión que la dueña justificó por haber sido solicitada por su personal, muchos de los cuales son de la comunidad LGBT, un grupo que se siente irrespetado por el actual gobierno)

El Red Hen de Washington DC, homónimo, pero no relacionado con el primero, tuvo que salir a pedir que por favor no se confundan de establecimientos. Su sorpresa queda resumida en el meme que tuitearon la tarde del domingo, cuando la polémica estaba en su apogeo.

"Red Hen DC chequeando Twitter luego de que Red Hen Lex (el local del incidente) se negara a atender a Sarah Huckabee Sanders".


Hasta el presidente escribió un mensaje en su cuenta Twitter que puede o hundir o promover a Red Hen, en el que cuestionó las condiciones sanitarias del establecimiento (sin que sepamos que él tenga conocimiento directo del asunto).

"El Restaurant Red Hen debería enfocarse más en limpiar sus sucios toldos, puertas y ventanas (necesita desesperadamente una mano de pintura) en vez de rehusarse a atender a una buena persona como Sarah Huckabee Sanders. Tengo una regla siempre, si un restaurant está sucio por fuera, está sucio por dentro", escribió el mandatario.


El domingo alguien pasó por el restaurante capitalino y roció la fachada con huevos, por lo que los responsables del establecimiento dijeron estar preocupados por la seguridad de clientes y empleados.

Para el Red Hen DC ha sido difícil sustraerse de la polémica, porque incluso después de conocer que no está vinculado con el lugar del evento, muchos usuarios de Twitter les han pedido que hagan una declaración condenando el gesto de sus colegas de Virginia.

Lo único que parecen tener en común los dos locales es el clima político predominante en las ciudades donde están.

Washington es una ciudad predominantemente liberal que votó 90% por el Partido Demócrata en 2016. Lexington, un pueblo localizado en el valle de Shenandoah a unas tres horas de manejo desde la capital estadounidense, es un reducto demócrata en una zona republicana de Virginia rural. Allí ganó Hillary Clinton con 61% en 2016.

Melania Trump y su chaqueta generan una catarata de memes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaCasa BlancaNegocios

Más contenido de tu interés