null: nullpx
Donald Trump

Trump asegura que los latinos apoyan su plan de deportaciones

En una entrevista con el periodista José Díaz-Balart, el presidente respondió sobre los temas más controversiales de su administración con relación a los hispanos en el país. "Yo reuní a las familias", dijo evitando posicionarse con relación a la política de 'cero tolerancia' implantada por su gobierno.
20 Jun 2019 – 7:48 PM EDT

El presidente Donald Trump aseguró que los hispanos apoyan su plan de deportar a millones de indocumentados del país tan pronto como pueda. Esta polémica afirmación la hizo durante una entrevista con Telemundo en la que de inmediato fue refutado por el presentador José Díaz-Balart y ambos se enfrascaron en un debate al respecto.

La conversación iba enfocada a hablar del voto latino en las elecciones del 2020 y en especial del miedo que tienen muchos hispanos por la retórica antiinmigrante que el mandatario ha impulsado incluso antes de llegar a la Casa Blanca.

"Un porcentaje de latinos de hecho lo apoyan a usted, pero hay algunos que temen, que temen por su retórica, que temen por lo que está sucediendo en la frontera, que temen porque usted ha dicho que deportará a millones de personas", le dijo Díaz-Balart.

"Ellos quieren que lo haga. Ellos están aquí ilegalmente", respondió Trump. "Señor presidente, ellos no quieren", le refutó de inmediato el presentador antes de que terminara la idea. Y ahí se abrió el debate entre ambos:

"- Sí quieren. Ellos no quieren perder sus trabajos. Quieren mantener sus salarios, que suban sus sueldos y no quieren crimen. Cuando la gente cruza, tienes a la MS-13 cruzando.
- No es la mayoría señor presidente.
- Pero es mucha gente.
- Tal vez algunos...
- Incluso si fueran uno de cada 100 son muchos.
- Las madres que están viniendo con sus niños no son la MS-13. Las personas que son violadas en sus pueblos y tienen que huir no son la MS-13.
- Estoy de acuerdo, estoy de acuerdo. Pero si son uno en cada 100 son muchos".


"Yo uní a las familias"

Díaz-Balart le preguntó sobre su anuncio de que comenzará a deportar a millones de inmigrantes ilegales, algo que la propia ICE dijo que no estaba en capacidad de hacer, a lo que Trump reiteró su amenaza.

"El Congreso no ha hecho nada para arreglar nuestra situación con la inmigración. Nuestras leyes son malísimas", señaló.

El entrevistador le recordó el drama de las familias separadas en la frontera bajo la política de 'cero tolerancia' implantada por su gobierno a principios del año pasado. Trump admitió que fue "dura" aunque rehusó calificarla como un error. Añadió que se trataba de una ley que impuso el anterior presidente Barack Obama.

"Esa política no es mía. Yo uní a las familias; las reuní", respondió, aunque el entrevistador le recordó que aunque han logrado reunificar a 2,800 familias el gobierno aún ignora cuántos niños todavía sigue separados de sus padres.

Cientos de voces dentro y fuera de Estados Unidos criticaron duramente esa política el año pasado y varias organizaciones en representación de familias separadas introdujeron demandas en tribunales contra el gobierno.

Trump insistió en que fue su administración la que reunificó a las familias separadas en la frontera y cambió la ley. "Cuando lo hice dije: ahora vendrán más porque no estamos separando a las familias' y fue lo que pasó".

Díaz-Balart también le preguntó cuál ha sido su política hacia los dreamers, porque lo primero que hizo su gobierno fue eliminar DACA a través de una orden ejecutiva. Trump respondió: "Los demócratas no quieren llegar a un acuerdo. No es una orden ejecutiva. Pronto llevaremos esto a la Corte Suprema y los jueces tomarán una decisión. Yo hubiese tomado una decisión pero no lo he podido hacer porque Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes) y Chuck Schumer (líder de los demócratas en la Cámara) no quieren hacer nada por los dreamers; no les importan".

El entrevistador le recordó que también su gobierno revocó el TSP a 200,000 nacionales de Haití, El Salvador, Nicaragua y Sudán. "Se les venció el tiempo y alguien tiene que tomar una decisión sobre su permanencia en este país", aseveró.

México es "un amigo" esta semana

El presidente también señaló que "esta semana" considera a México "un amigo" porque "han estado haciendo un gran trabajo y firmaron un acuerdo" para contener la inmigración centroamericana que cruza el país vecino con el propósito de alcanzar la frontera con Estados Unidos.

"México ha sido maravilloso en la última semana y media. Firmamos un acuerdo y lo ha cumplido hasta ahora, si no hubiera sido así hubiéramos impuesto los aranceles", agregó.

"Tienen a 6,000 personas camino de la frontera. Tropas. Y están haciendo un gran trabajo. Quiero decir, hasta la fecha han hecho un gran trabajo", afirmó Trump.

Sanders harto y Biden cansado

El presidente también fue preguntado sobre el inicio de su campaña por la reelección, a lo que afirmó: "Estamos ganando en todos los frentes. Y vemos por ahí encuestas falsas que publica la misma gente que las hizo hace cuatro años".

"Pienso que nos va bien en Florida, en Ohio y en Pensylvania, un estado donde por muchos años no había ganado un republicano", agregó.

Trump expresó su opinión sobre los candidados demócratas y aseguró que Bernie Sanders se ve como "si ya se hubiera hartado" y como "un loco, aunque siempre se vio así". Al respecto de Joe Biden, afirmó que se ve "como si simplemente estuviera exhausto".

"No sé qué le pasó, pero está exhausto y no trabaja, no está trabajando. Lo que yo me di cuenta acerca de este trabajo es que para hacerlo bien – y yo lo he hecho bien– tienes que trabajar duro", advirtió sobre sus potenciales rivales en la contienda electoral del próximo año.

Dice que no ha sido "lo suficientemente duro" con Venezuela

En otra parte de la entrevista le preguntan sobre la situación en Venezuela, a lo que Trump responde: "Hemos sido muy, muy duros. Alguna gente dirá que hemos sido demasiado duros. Yo digo que no hemos sido lo suficientemente duros".

Dijo que su reconocimiento desde febrero al diputado opositor Juan Guaidó como presidente interino (al igual que lo han hecho otros 50 países), es parte de "un proceso" y repitió el mantra de siempre con relación al régimen de Maduro: "Todas las opciones están sobre la mesa".

"El pueblo de Venezuela es genial, pero ha sido diezmado por estos dos personajes tan horribles", señaló al referirse a Chávez y Maduro.


Igualmente dijo que "nadie ha sido como yo en Cuba. Y vamos a conseguir que Cuba funcione correctamente. No de la forma en que lo hizo Barack Obama, que fue un desastre que yo revoqué".

Trump dijo que "ama" a los cubanos en Miami y se mostró confiado en que su "dureza" con Cuba y Venezuela le produzca réditos electorales en Florida -con mucha inmigración de estos dos países- para ganar de nuevo este estado clave en las elecciones de 2020.

Mira también:


En fotos: Estos demócratas confían que pueden sacar a Trump de la Casa Blanca en 2020

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés