Trump asistió a una reunión con el 'National Enquirer' donde hablaron de pagos para silenciar escándalos, según reportes

Varios medios de comunicación de EEUU aseguran que el candidato republicano participó en una reunión en agosto de 2015 junto con su entonces abogado Michael Cohen y el director del tabloide, David Pecker, donde se acordó un plan para no afectar la campaña con información negativa.
14 Dic 2018 – 2:35 AM EST

El director del tabloide sensacionalista National Enquirer admitió el miércoles a fiscales de Nueva York que durante la pasada campaña electoral compró información sobre un supuesto romance del entonces candidato republicano Donald Trump y una exmodelo de Playboy con el fin de que no saliera a la luz pública y afectara su candidatura.

La trama se fraguó, aparentemente, en una reunión en agosto de 2015, apenas dos meses después de que Trump anunciara su aspiración presidencial, en la que supuestamente estuvo presente el propio candidato, su ex abogado Michael Cohen y el editor del tabloide, David Pecker, y "al menos otro miembro de la campaña", de acuerdo con The Wall Street Journal, NBC News y CNN.

A Trump y Pecker los unía una larga amistad a pesar de tener orígenes muy distintos. A diferencia del presidente, hijo de un magnate inmobiliario, Pecker, de 67 años, es un hombre hecho a sí mismo, hijo de un albañil.

En aquella reunión, celebrada en una oficina del piso 26 de la Torre Trump de Nueva York, el candidato le habría preguntado específicamente a Pecker qué podía hacer para ayudar en su campaña presidencial.

El Journal fue el primero en notar que Trump asistió a la reunión, en un artículo publicado el mes pasado. NBC News y CNN confirmaron el jueves con fuentes enteradas del tema que Trump estuvo presente, destacando que el presidente estaba al tanto de la política de la compañía tabloide para silenciar las historias negativas que pudiesen abrir paso a cualquier investigación criminal en su contra.

En el documento, los fiscales federales señalaron que American Media Inc., la empresa editora, "concertó" un pago de 150,000 dólares con la campaña de Trump. El dinero fue a la exmodelo Karen McDougal para que el Enquirer pudiera ser dueño de los derechos de su historia de una supuesta aventura con Trump y nunca publicara ninguno de los detalles.


Los fiscales federales que documentan la investigación anunciaron públicamente el miércoles un acuerdo de no enjuiciamiento a la compañía e incluye a Pecker, quien está colaborando con las autoridades.

Esta semana Cohen fue sentenciado a tres años de prisión por, entre otros delitos, su papel en los pagos, que según los fiscales federales violaban las leyes federales de financiamiento de campañas.

Cohen admitió que los pagos, que violaron las leyes de financiamiento de campañas, se hicieron para evitar un posible escándalo en el momento culminante de la campaña presidencial de 2016, en la que Trump derrotó a su oponente demócrata, Hillary Clinton.

El abogado, que se declaró culpable de todos los cargos en su contra, dijo a la corte que había sentido que era su deber "encubrir los actos sucios" del presidente.

Este jueves Trump negó en un tuit haber ordenado a Cohen quebrantar la ley.


El acuerdo de la campaña de Trump con Pecker ha sido investigado por las autoridades federales en Nueva York, pero la asistencia del presidente marca una nueva dimensión del escándalo que ha empañado a la Casa Blanca durante el último año y ha llevado a una serie de demandas.

Trump ha ofrecido una variedad de explicaciones para los pagos a McDougal y a la estrella porno Stormy Daniels, a quien le dieron $130,000 días antes de las elecciones por su silencio sobre una supuesta aventura. Al principio, el presidente negó los pagos, pero recientemente ha afirmado que se trataba de transacciones privadas y dentro de la ley.

En fotos: 15 mujeres que acusan a Donald Trump y que el presidente responde que son "fake news"

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés