Siguen los despidos en el gabinete de Trump: estos pueden ser los próximos

Las versiones de prensa conocidas este jueves que indican que Trump podría anunciar pronto la salida de su consejero de Seguriad Nacional, H.R. McMaster, agrega más leña al fuego en un contexto de evidente inestabilidad en el equipo de gobierno. A continuación presentamos quiénes podrían tener la misma suerte.
14 Mar 2018 – 8:43 PM EDT

La salida de Rex Tillerson de su cargo como secretario de Estado se suma a la larga lista de figuras clave del gabinete de gobierno de Donald Trump que han renunciado o fueron despedidos por el presidente por razones que van desde la poca sintonía ideológica con el jefe de Estado, problemas con su pasado que complicaron su permanencia en la Casa Blanca, uso de dinero público para viajes privados, o por estar salpicados por la ya extensa investigación del Rusiagate, entre otras cosas.

El caso de Tillerson tiene la particularidad de que estuvo precedido de una polémica entre ambos. El pasado mes de julio, medios estadounidenses publicaron la filtración de un desacuerdo entre Tillerson y el presidente, donde el saliente secretario de Estado había señalado a su equipo que el mandatario era un "estúpido".


En los días posteriores a la revelación, periodistas preguntaron a Tillerson sobre sus comentarios, pero nunca los desmintió. Esto llevó a Trump a humillarlo públicamente cuando comentó: "Creo que es información falsa; pero si lo dijo, entonces supongo que tendremos que comparar nuestros coeficientes de inteligencia. Y te puedo asegurar quién va a ganar".

Sin embargo, más allá de esto, las diferencias fueron fundamentalmente ideológicas en temas de política exterior, especialmente el manejo de la crisis con Corea del Norte. Mientras Trump favoreció durante meses la retórica bélica y de sanciones al régimen de Kim Jong Un por sus pruebas con misiles balísticos y bombas nucleares, Tillerson favorecía más la búsqueda del diálogo bilateral mientras se trabajaba multilateralmente con nuevas sanciones.

Este nuevo despido, según los observadores, podría no ser el último. A continuación presentamos las salidas más probables y las razones que las podrían desencadenar.


H.R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional

Varios medios registraron este jueves que el presidente Donald Trump ya decidió sacar de su gabinete al consejero de Seguridad Nacional, H.R. McMaster. Cinco personas conocedoras de la decisión le dijeron al diario The Washington Post que el mandatario incluso ya está buscando su reemplazo.


Según esas fuentes, Trump está buscando el momento correcto para hacer el anuncio para que no afecte la imagen del general de tres estrellas.

Entre las razones está el hecho de que el presidente sigue haciendo cambios para rodearse de figuras mucho más leales que las actuales, especialmente en momentos en que vienen negociaciones importantes con el régimen de Corea del Norte y ante un escenario de guerra comercial por la reciente imposición de aranceles al acero y al aluminio.

Un ejemplo claro fue la salida del secretario de Estado, Rex Tillerson, con quien Trump tuvo importantes diferencias en asuntos de política exterior.

"Estoy realmente en un punto donde estamos cerca de tener un gabinete y otras cosas que quiero", dijo esta semana el presidente.

David Shulkin, secretario para Asuntos de Veteranos


Ya son varios medios los que citan fuentes de la Casa Blanca indicando que hay planes para sacar a Shulkin del cargo. Incluso CNN y The New York Times señalan que Trump está pensando en reemplazarlo con el actual secretario de Energía, Rick Perry.


Las razones que han trasendido a los medios es que Shulkin ha tenido problemas para trabajar con funcionarios dentro de ese departamento designados por el presidente. El secretario Shulkin es el único que viene de la era Obama.

Las diferencias de opinión entre esos funcionarios y Shulkin en torno a la expansión de los servicios de salud para los veteranos ha sido el principal punto de discordia que podría terminar con su salida, pese a que en una oportunidad Trump llegó a decir que jamás usaría con él la famosa frase de su reality show "You are fired", "Estás despedido", especialmente después de que el secretario lograr un acuerdo bipartidista en el Congreso que llevó a los únicos éxitos legislativos de principios de gobierno.

Jeff Sessions, fiscal general

Los problemas entre Trump y Sessions comenzaron cuando este último decidió inhibirse en la investigación sobre el Rusiagate, que trata de determinar si hubo colaboración entre la campaña presidencial republicana y Rusia para afectar los resultados de los comicios que llevaron a Trump a la Casa Blanca.


Sessions sostuvo un encuentro con el entonces embajador de Rusia en Washington DC, que elevó dudas sobre su imparcialidad en el caso.

Trump además le ha pedido a Sessions que abriera una investigación paralela a la excandidata demócrata Hillary Clinton. Trump asegura que cuando ella era secretaria de Estado de Obama firmó acuerdos con países para favorecer negocios de la Fundación Clinton, conexión que nunca se pudo comprobar. En todo caso, Sessions nunca dio inicio a esa investigación.

Betsy DeVos, secretaria de Educación

Los rumores de su salida se desataron tras la molestia que generó en la Casa Blanca su intervención en el programa 60 Minutes de la cadena CBS, donde la alta funcionaria tuvo problemas para responder preguntas básicas sobre el sistema de escuelas públicas y su fracaso a la hora de defender las medidas que Trump intenta concretar para mejorar la seguridad en las escuelas tras el tiroteo en Parkland, entre ellas armar a los maestros.

Sobre esto último y pese a que Trump ya retiró su idea de elevar a 21 años la edad mínima para comprar armas de fuego, DeVos indicó que todo estaba sobre la mesa.


Sobre el tema del sistema escolar, la entrevistadora le preguntó a DeVos si había visitado escuelas con bajo rendimiento a lo que respondió que no.

Lesley Stahl de '60 Minutes': ¿Ha visto las escuelas que están muy mal? ¿De pronto tratar de descifrar qué están haciendo ellos?

DeVos: No lo he hecho, no he visitado intencionalmente una escuela de bajo rendimiento.

Stahl: De pronto debería hacerlo.

DeVos: De pronto debería, sí.

Al parecer al presidente Trump le molestó mucho esta respuesta.

Ryan Zinke, secretario del Interior

Este martes al ser interrogado ante el comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, Zinke se defendió de los reportes de que usó vuelos charter para asuntos privados con dinero público, específicamente uno entre Las Vegas y su casa en Montana, donde se pagaron 12,000 dólares.

También ha mandano la factura al gobierno en otros dos vuelos privados.


Del mismo modo trascendió en los últimos días que pagó casi 139,000 dólares por nuevas puertas para su oficina, algo de lo que según dice, no estaba al tanto.

El tema no ha pasado desapercibido, especialmente después de que el secretario de Servicios Humanso y de Salud, Tom Price, se vio forzado a renunciar tras conocerse reportes de medios de que gastó al menos 400,000 dólares en viajes privados para él y su staff.

Las mismas críticas han surgido contra Ben Carson, secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, tras informes de que gastó 31,000 dólares en un set de cubiertos.

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Casa BlancaDonald Trump