Sean Spicer hace una aparición sorpresa en los Emmy y parodia su estancia como vocero de la Casa Blanca

"Estos Emmys tendrán la mayor audiencia que se haya visto, punto. Tanto en persona como alrededor del mundo", afirmó el es ex secretario de prensa desde un ficticio estrado presidencial. Algunos advierten que esta desenfadada aparación no borre su historial de polémicos comentarios.
18 Sep 2017 – 9:45 PM EDT

Sean Spicer, exportavoz de la Casa Blanca, se parodió a sí mismo este domingo durante la 69 edición de los premios Emmy, apareciendo por sorpresa durante el discurso inaugural del maestro de ceremonias, Stephen Colbert, y burlándose de una de sus intervenciones políticas más recordadas.

"Estos Emmys tendrán la mayor audiencia que se haya visto, punto. Tanto en persona como alrededor del mundo", afirmó Spicer desde un ficticio estrado presidencial, en clara referencia a sus afirmaciones del pasado mes de enero sobre las cifras de asistencia a la investidura de Donald Trump como presidente de EEUU.


Se trataba del verdadero Spicer y no la parodia con la que Melissa McCarthy se ganó un Emmy creativo, por personificarlo en el programa nocturno de NBC Saturday Night Live. Ella estaba presente y no pudo esconder su sorpresa cuando lo vio aparecer en el escenario.


Durante la inauguración de la gala, el anfitrión Stephen Colbert dedicó varios de sus afilados chistes al presidente Donald Trump y dijo que si el mandatario hubiera ganado un Emmy, al que fue varias veces nominado por El Aprendiz, no se hubiera lanzado a presidente. "Pero el Emmy se gana con el voto popular".

Al inicio de su administración, Trump acusó a los medios de mentir sobre las cifras de asistencia a su investidura presidencial y explicó que la multitud presente "parecía" englobar entre un millón y millón y medio de personas.

Spicer lo respaldó y llegó a afirmar que nunca antes hubo tanta cantidad de público para una investidura, "tanto en persona como alrededor del mundo". Aunque luego él mismo admitió que "nadie tiene cifras" oficiales porque el Servicio de Parques Nacionales no facilita esos datos.

En ese momento, Kellyanne Conway, consejera del presidente, defendió las declaraciones de Spicer, dciciendo que el portavoz simplemente ofreció "hechos alternativos", algo que causó asombro e indignación de inmediato en medios y redes sociales.


Pese a la sorpresa y la risa que causó la aparición humorística de Spicer algunos piden evitar "normalizar" su figura por este breve momento distendido y piden no olvidar las polémicas que protagonizó estando en la Casa Blanca.

"No jaleemos a Sean Spicer. Es así como normalizamos y excusamos el comportamiento poco ético, racista, sexista, etc. #emmys", tuiteó Kelly Dittmar, profesora auxiliar en la universidad de Rutgers.


El periodista Keith Olbermann reprocha a los Emmys la aparición de Spicer, que considera una "validación" de sus acciones.

"Él se dedica a menoscabar nuestro arte y restringir nuestra libertad de prensa #Imperdonable", escribió en un mensaje de Twitter.


Otros recuerdan algunos de sus comentarios más oscuros, como cuando dijo que Hitler no usó armas químicas contra el pueblo, un comentario que ofendió a la comunidad judía, y otros reprochan que su falta de precisión siendo la cara visible de la Casa Blanca no le ha pasado factura.

"El grado en el que Sean Spicer no ha tenido consecuencias es un vistazo al futuro post-Trump", opina el analista político Jamelle Bouie.

Durante la gala, fueron premiados al actor Alec Baldwin, por su satírica interpretación del presidente Trump en el programa Saturday Night Live, a quien irónicamente le dedicó el Emmy, y también fue reconocida la actriz del mismo programa Kate McKinnon, quien encarnó durante el periodo de la campaña electoral a Hillary Clinton.

En fotos: Adiós a Spicer, el rey de los momentos insólitos de la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaEEUUSean Michael SpicerEmmysHumor

Más contenido de tu interés