null: nullpx

¿Presionaron Melania e Ivanka Trump al presidente para que dejara de separar familias en la frontera?

Algunas fuentes aseguran que la primera dama y la hija y asesora del presidente presionaron para que la Casa Blanca diera marcha atrás a la política de ‘tolerancia cero’. ¿Es eso cierto?
20 Jun 2018 – 5:57 PM EDT

En cuanto el presidente Donald Trump anunció este miércoles que firmaría una orden ejecutiva para terminar con las separaciones de las familias en la frontera, práctica que ha levantado críticas mundiales, funcionarios de la Casa Blanca le dejaron saber a los medios que Melania Trump había presionado desde el principio a su esposo para que detuviera las masivas separaciones de los niños inmigrantes de sus familiares.

Mientras el presidente firmaba la orden ejecutiva, un periodista presente en la Oficina Oval le preguntó si su hija Ivanka Trump le había mostrado fotos de niños separados de sus familias.

"Ivanka tiene sentimientos muy fuertes. Mi esposa se siente igual al respecto. Yo también lo siento fuertemente. Creo que cualquiera con un corazón lo sentiría con fuerza. No nos gusta ver familias separadas", afirmó el presidente.

Aunque desde abril, las mujeres del presidente habían mantenido completo silencio tras la implementación de la política de 'toletancia Cero' en la frontera, responsable las separaciones, el domingo pasado, en un particular comunicado enviado a CNN, la vocera de la primera dama, Stephanie Grisham, dejó ver el primer interés de ella por la crisis en la zona fronteriza. "La señora Trump odia ver a los niños separados de sus familias y espera que ambos partidos finalmente se unan para lograr una reforma migratoria exitosa. Ella cree que necesitamos ser un país que siga todas las leyes, pero también un país que gobierna con corazón".


Es difícil saber a ciencia cierta si ese tipo de mensajes de gente tan cercana como su esposa desencadenó la decisión del mandatario de firmar una orden ejecutiva. Pero lo que sí es cierto es que las intenciones de Melania parecen estar alineadas con las apreciaciones que tiene Ivanka Trump, hija del presidente y consejera del gobierno, ha hecho sobre esta crisis.

Según lo reportó en Twitter una periodista del portal web Politico.com, durante la reunión este miércoles con el Partido Republicano, el presidente dijo que Ivanka le había mostrado fotos de lo que estaba ocurriendo con los niños en la frontera y que le había dicho “que las imágenes no eran buenas”.


Por su parte, otra reportera de The New York Times especificó que, durante la reunión, lo que Trump había contado, en realidad, era que su hija le había preguntado que “¿qué estaban haciendo con respecto a lo que está ocurriendo en la frontera?”, a lo que él había contestado: “Es un asunto complicado”.

Pero como dice en un tuit la periodista de CNN Kaitlan Collins, hasta ahora todo lo que sabemos en cuanto a las posturas de Ivanka sobre este asunto en la frontera ha venido de su padre, de la secretaria de Prensa, Sarah Huckabee Sanders, y de unos políticos republicanos, pero nada que provenga de ella misma.


Las posiciones de ambas mujeres, la de Melania e Ivanka, han sido fuente de fuertes críticas en las últimas semanas.

En un tuit publicado justamente hoy, que después fue borrado, el actor Peter Fonda escribió unas duras palabras sugiriendo que “Deberían arrancarle a Barron de las manos a su madre y encerrarlo en una jaula con pedófilos a ver si su madre finalmente se para en frente de su marido”. Las declaraciones calaron en la Casa Blanca al punto que, según la vocera de la primera dama, se contactó al servicio secreto para que investigara el tuit que calificó de “enfermo e irresponsable”.

En cuanto a Ivanka Trump, a comienzos del mes de junio, la comediante Samantha Bee en su programa Full Frontal se fue lanza en ristre contra la hija del presidente después de que el domingo anterior publicara una fotografía con su hijo abrazándolo. "Ivanka esa fue una bellísima foto de tu hijo y de ti, pero déjame decirte una cosa de madre a madre, haz algo con las prácticas migratorias de tu padre ¡tú irresponsable perra!".


Las condenas frente a las consecuencias que ha traído la implementación de la política de “Tolerancia cero” que criminaliza a los inmigrantes que entran de manera ilegal a Estados Unidos no solo venían de sectores críticos con el gobierno, empezaron a verse incluso de parte de aliados de los Trump. El mismo abogado migratorio de Melania Trump, Michael Wildes, se refirió así frente a la crisis: “La política de separación evoca el infame internamiento de japoneses que vivían en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y la inhumanidad de la detención en la Alemania nazi”.

Después de tantas críticas, y de tantas presiones emergiendo desde diversos lugares ideológicos, parece apenas obvio que la primera dama hubiera presionado a su esposo para que tomara una decisión al respecto. Ahora, solo queda ver cómo esa orden ejecutiva va a sanear el dolor que ya se ha infringido a miles de madres y de niños en la frontera, quizás para eso Melania Trump también pueda ejercer alguna presión.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés