null: nullpx

Pastora del fiscal Sessions predica sobre "la tormenta" de rechazo a la política de 'tolerancia cero'

La reverenda Tracy McNeil Wines, de la Iglesia Metodista Unida de Clarendon, Virginia, dijo que el buzón de entrada de su correo electrónico ha colapsado desde el martes por las quejas contra la política migratoria que lleva a la práctica el secretario de Justicia.
25 Jun 2018 – 3:57 AM EDT

Una de los pastoras del fiscal general Jeff Sessions dijo en su prédica dominical que en el seno de la congregación se ha desatado una "tormenta" de rechazo a las políticas de inmigración de 'tolerancia cero' impulsada por el alto funcionario del gobierno de Donald Trump que llevaron a la separación de más de 2,300 niños inmigrantes de sus padres en la frontera, y que debió ser revertida el pasado miércoles en virtud de las múltiples quejas dentro y fuera de EEUU.

“Esta semana, en la congregación nos hemos sorprendido de encontrarnos en el centro de una tormenta sobre la política migratoria de nuestra nación, más específicamente la política de separar a los niños inmigrantes indocumentados de sus padres cuando son aprehendidos después de cruzar la frontera México-Estados Unidos", dijo la reverenda Tracy McNeil Wines, pastor de la Iglesia Metodista Unida de Clarendon, en el norte de Virginia, quien intenta calmar los ánimos para que la comunidad religiosa que lidera no sea destrozada por diferencias políticas.

"Algunos en nuestra denominación nos piden distanciarnos de Sessions o que hagamos lo que podamos para hacer que cambie", dijo a su congregación durante dos sermones dominicales. "Ha habido una protesta sobre esto", añadió.


Wines dijo que su buzón de correo electrónico está colapsado de mensajes desde el martes, cuando más de 640 metodistas de todo el país expresaron una queja formal contra Sessions, miembro de esa congregación religiosa.

En esa carta condenan al fiscal general por la política del gobierno contra las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera sur de Estados Unidos, al considerar que viola el código disciplinario de su fe y puede constituir abuso infantil. La queja fue dirigida a la pastora Wines y al propio Sessions en Mobile, Alabama.

"He escuchado de muchos ciudadanos preocupados esta semana. ... Algunos hablan con elocuencia y otros gritan. Es posible gritar en un correo electrónico”, dijo Wines en su prédica del domingo. "Y he visto el discurso público y estoy preocupado", añadió.


Justo este domingo el propio presidente Trump ratificó la dureza de su discurso antiinmigrante al señalar por su cuenta personal de Twitter que "cuando alguien entra, de inmediato debemos enviarlos de regreso al sitio de donde vinieron, sin jueces ni casos en las cortes".

Wines dijo a CNN que tuvo una "larga y excelente" conversación privada con Sessions a principios de la pasada semana. El procurador general es técnicamente miembro de la congregación Metodista Unida en Mobile, Alabama, pero ha asistido a servicios en la iglesia en Clarendon desde sus días como senador. Wines afirma que se trata de un "invitado muy regular".


La esposa de Sessions, Mary, asistió a las 11 am del servicio el domingo y se sentó en la quinta fila. Dijo que su marido no asistió porque tuvo que "tomar un vuelo temprano.

En su sermón del domingo, Wines expresó a los presentes que está en "profundo desacuerdeo", tanto "como persona y como pastor". con la "política (de 'tolerancia cero'') que nuestro gobierno ha promulgado".

Además, dijo que esa política ha tenido "graves consecuencias indeseadas: la traumatización de algunas de las personas más vulnerables de nuestro hemisferio. Los niños pequeños de familias pobres, inmigrantes, separarlos de sus padres lo que ha causado un gran trauma".

La pastora y la esposa de Sessions se saludaron con cordialidad al finalizar el servicio religioso.

Así es por dentro el centro de detención de niños indocumentados en Homestead, Florida (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés