PAC, autobiografía y ¿campaña presidencial? Julián Castro sigue el manual de los que aspiran a la Casa Blanca

El demócrata hispano con mayor proyección política en la actualidad parece estar cumpliendo los requisitos que la tradición impone a todo aspirante a la presidencia de EEUU.

Nadie llega a la Casa Blanca solo. Detrás de cada candidatura hay un mapa que de alguna u otra manera siguen todos los políticos de carrera. Dos de los pasos esenciales son escribir un libro autobiográfico y poner su capital político detrás de un PAC, para cimentar su influencia a nivel nacional.

Una de las llamadas 'estrellas ascendentes' del Partido Demócrata, el ex secretario de vivienda Julián Castro Castro está haciendo ambos e inició esta semana la primera gran prueba del que podría ser su camino hacia la presidencia.

Castro lanzó oficialmente este martes su propio Comité de Acción Política (PAC) Oportunidad Primero, para apoyar a candidatos en elecciones legislativas. El éxito o fracaso en esta etapa será decisivo para sus ambiciones políticas.

En entrevista con Univisión Noticias el ex alcalde de San Antonio admitió el momento decisivo en que está su carrera.

"Ahora apoyaré a los candidatos que van a postularse en el ciclo 2018 y después de eso tomaré una decisión respecto a mi propio futuro. Es algo en lo que estoy pensando, pero no he tomado una decisión final", comentó respecto a una posible candidatura presidencial.


Una prueba necesaria

El desempeño de los PAC fundados por políticos es un sensor ineludible de su capacidad para recuadar fondos y de esa manera extender su red de apoyo. Especialmenre en el caso de los demócratas, este último punto es clave, ya que el sistema de superdelgados inclina fuertamente la balanza en favor de un candidato.

"Esta es la primera vez que Castro está recaudando dinero directamente para otros usando su nombre. Será una buena prueba. Si logra juntar grandes cantidades de dinero entonces sus bonos políticos subirán, pero si no lo logra, puede ser un indicador de que su momento pasó", explicó Mark Jones, analista político y académico de la Universidad de Rice en Houston.

"Él era considerado una estrella en ascenso, pero ahora está en un punto donde claramente debe probar si está listo para prime time", agregó.

Consultado respecto a sus metas en cuanto a recaudación de fondos, Castro aseguró a Univisión Noticias, que dará más detalles sobre esta área, una vez que realice su primera declaración oficial para la Comisión Federal de Elecciones (FEC) prevista para enero.

Después de 2016

El ex secretario de Vivienda fue uno de los potenciales candidatos para vicepresidente una vez que Hillary Clinton ganó la nominación, para luego ser superado por Tim Kaine.

Eso no le impidió participar activamente en la campaña. En el caso de una victoria de la ex secretaria de Estado, Castro probablemente habría ocupado un rol en su gabinete.

Pero la derrota de 2016 lo dejó flotando, como a la mayoría de quienes apoyaron fuertemente a Clinton. Ahora a un año de ese gran fracaso, tiene organizada su vida e incorporadas las cicatrices de la última elección.

Este año dará seminarios sobre vivienda y movilidad económica en la Universidad de Texas en Austin, donde se desempeña como profesor invitado. También espera lanzar su autobiografía a finales de 2018 o inicios de 2019, un proyecto que ya está en marcha con la editorial 'Little Brown'.

"Después de 2016 me quedó claro que necesitamos energizar a la gente joven, especialmente las comunidades de color y no podemos tomar por ganado el voto de nadie. Necesitamos salir y conectar con la gente en sus casas y lugares donde se congregan. Tenemos que volver a ganar el terreno perdido", dijo.

Objetivos

Entre los objetivos del nuevo PAC Castro mencionó "apoyar a candidatos progresistas desde lo local a lo federal que quieren expandir oportunidades a todos". Específicamente respaldar a candidatos en los 24 distritos congresionales que necesitan los demócratas para recuperar la Cámara de Representantes.

También quiere impulsar a candidatos progresistas jóvenes que se están postulando a nivel estatal en estados que son claves para la delimitación de distritos electorales después del censo de 2020. La tercera prioridad es respaldar candidatos desde los consejos escolares hasta el Congreso. "Gente que sabemos que puede convertirse en el siguiente alcalde o senador estatal", dijo.

Hasta ahora Castro ha apoyado a algunos demócratas en sus campañas. Viajó a Georgia por Jon Ossoff en la elección especial y dio su respaldo al alcalde de Tallahassee Andrew Gillum, en su campaña para gobernador de Florida.

Su esperanza es que 2018 le devuelva el control de la Cámara de Representantes a los demócratas y que su liderazgo sea una parte importante en el proceso. Sólo entonces hablará de 2020.

RELACIONADOS:Congreso de EE.UUElecciones