National Enquirer, tabloide amigo de Trump, ocultó en una caja fuerte historias perjudiciales para el presidente

El tabloide neoyorquino ahora está en el ojo de una tormenta política. Al CEO de la casa matriz de ese diario, David Pecker, le fue concedida inmunidad, según reportes, lo que quiere decir que podría dejar expuestos secretos de su viejo amigo Donald Trump.
24 Ago 2018 – 10:46 PM EDT

El tabloide National Enquirer conservaba en una caja fuerte documentos sobre pagos de dinero para guardar silencio y otras historias perjudiciales que no publicaba como parte de su estrecha relación con Donald Trump antes de los comicios presidenciales de 2016, declararon a la agencia de noticias The Associated Press personas al tanto del acuerdo.

Esa información surgió mientras varios medios de comunicación reportaron el jueves que fiscales federales le habían concedido inmunidad a David Pecker, jefe ejecutivo del National Enquirer.

La inmunidad dada a Pecker por fiscales federales es para que proporcione información sobre Michael Cohen y el presidente en la investigación criminal sobre los pagos durante la campaña presidencial de 2016 a dos mujeres que alegan haber tenido aventuras con Trump cuando él estaba ya casado con Melania Trump.

A cambio de inmunidad, Pecker se ha reunido con los fiscales para compartir detalles de esas transacciones que podrían ser una violación grave a las leyes de financiación de campaña.

Esta inmunidad podría resultar en la exposición de historias secretas compradas por el diario para proteger a Trump, un viejo amigo de Pecker.

Michael Cohen, exabogado del mandatario, se declaró culpable esta semana de violaciones al financiamiento de la campaña alegando que él, Trump y el tabloide estuvieron involucrados en comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels y de una modelo de Playboy que aseguran haber sostenido amoríos con Trump.


Cinco personas cercanas a American Media Inc., la compañía matriz del tabloide que hablaron con la AP a condición de resguardar su identidad porque firmaron acuerdos de confidencialidad, dijeron que la caja fuerte era una gran fuente de poder para Pecker.

Los registros de Trump estaban almacenados junto a documentos similares relacionados con otras celebridades para que el diario guardara silencio, en los que se adquirían los derechos exclusivos de las historias de ciertas personas sin intención de publicarlas a fin de mantenerlas fuera de las noticias.

Esta práctica denominada "catch and kill" consiste en comprar los derechos exclusivos de la historia para finalmente sepultarla para que no se publique y así proteger al afectado, o pedirle favores a cambio.


Pero después de que The Wall Street Journal publicó los primeros detalles del acuerdo con la modelo de Playboy Karen McDougal para ocultar historias poco antes de las elecciones de 2016, esos activos se convirtieron en un pasivo.

Temerosos de que los documentos pudieran ser utilizados en contra de American Media Inc., Pecker y el director de contenidos de la compañía, Dylan Howard, los sacaron de la caja fuerte en las semanas previas a que Trump tomara posesión como presidente, según una persona con conocimiento directo de la situación.

Se desconoce si los documentos fueron destruidos o simplemente trasladados a otra ubicación conocida por menos personas.

Historias atractivas, pero ocultas

Jerry George, reportero del Enquirer durante varios años y que salió de la publicación en 2013, dijo que la práctica de establecer acuerdos para ocultar noticias se afianzó en el tabloide bajo el mando de Pecker. Aunque George no conocía específicamente qué historias que se ocultaron sobre Trump.

Los reporteros del National Enquirer detestaban estos acuerdos, señaló George, porque despojaba a la publicación de historias atractivas.

El acuerdo de inmunidad de Pecker fue reportado primero el jueves por la revista Vanity Fair y The Wall Street Journal, que citaron fuentes anónimas. Vanity Fair reportó que a Howard también se le concedió inmunidad.


Exempleados del Enquirer que hablaron con la AP dijeron que las historias negativas sobre Trump no se iban a publicar, y eso se sabía desde el momento en que llegaban al periódico, práctica que se remontaba más de una década cuando el ahora mandatario protagonizaba el reality show 'The Apprentice' de la cadena NBC.

En 2010, a petición de Cohen, el National Enquirer comenzó a promover una posible candidatura presidencial de Trump, y refería a los lectores a un sitio web partidario del magnate que Cohen ayudó a crear.

Con la participación de Cohen, la publicación comenzó a poner en duda el lugar de nacimiento del presidente Barack Obama y que fuese ciudadano estadounidense, un esfuerzo que Trump promovió durante varios años, dijeron exintegrantes del periódico.


Algunos de esos "mejores" que Trump trajo al gobierno que al final no resultaron ser tan buenos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés