México y Canadá rechazan que Trump use aranceles al acero como amenaza para negociar NAFTA

Ambos países quedaron exentos de la medida anunciada hoy por el presidente estadounidense, quien aclaró que la aplicación futura dependerá de cómo marchen las renegociaciones del tratado de libre comercio.

Para México y Canadá el haber quedado fuera de la aplicación de los aranceles al acero y el aluminio que anunció este jueves Donald Trump no es suficiente y ambos países cuestionan que el presidente estadounidense quiera usarlas ahora como medida de presión para la renegociación del tratado de libre comercio en la que están embarcados los tres países.

“Vamos a mantener en suspenso los aranceles sobre esos dos países a ver si podemos llegar a un acuerdo sobre NAFTA”, dijo Trump al firmar la medida que entrará en vigencia dentro de 15 días y que impondrá una tasa de 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio.


Pero en vez de sentirse aliviados por haber quedado exentos de estas acciones comerciales punitivas de Washington, los ‘beneficiados’ expresaron su rechazo al plan, que algunos temen que pueda desatar una guerra comercial global si las naciones afectadas empiezan a tomar medidas de represalia contra productos estadounidenses.

“Bajo ninguna circunstancia seremos sometidos a algún tipo de presión”, aseguró a la agencia Reuters el ministro de Economía mexicano Ildefonso Guajardo desde Santiago de Chile, donde participaba en l a firma del Tratado Transpacífico, la tercera mayor área de libre comercio del mundo (tras NAFTA y la Unión Europea), integrada por 11 países y del que EEUU se retiró con la llegada de Trump al poder.

También desde la capital chilena, el ministro de Comercio de Canadá, Francois-Phillippe Champagne reiteró que no aceptará ni aranceles ni cuotas a la producción de su país, el principal exportador de acero para el mercado estadounidense.


Al llegar a la Casa Blanca Trump activó una cláusula del NAFTA para renegociar algunos de los términos del acuerdo, suscrito en 1994 por EEUU, Canadá y México. Durante la campaña había prometido sacar a Washington completamente del pacto comercial.

Aunque Trump dijo la tarde del jueves durante la firma de la medida sobre aranceles que estaba complacido por los progresos que se habían producido en las renegociaciones, también dijo que estaba dispuesto a denunciar el acuerdo.

El 23 de marzo debe empezar la octavo ronda de conversaciones entre las tres delegaciones de los socios del NAFTA.