null: nullpx

Macron llama a Trump para reclamarle los nuevos aranceles del aluminio y los resultados "son terribles"

Fuentes que hablaron con la CNN revelaron que a pesar de la cercanía que han mostrado los dos mandatarios, en materia arancelaria no pudieron llegar a ningún acuerdo en una reciente llamada telefónica. Además de las reacciones del presidente de México y el primer ministro canadiense ante la nueva medida, se espera que hoy el presidente reciba hoy otra dura llamada, la de la primer ministra británica.
4 Jun 2018 – 1:09 PM EDT

Mientras el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, le contestó amenazante en materia de minutos al presidente Trump tras su anuncio de imponer aranceles del 25% sobre la importación del acero y el aluminio, el presidente francés, Emmanuel Macron ante la medida que también afecta a la Unión Europea prefirió hacer uso de su cercanía con el mandatario y llamarlo.

Los resultados, sin embargo, según lo confirmaron dos fuentes de la Casa Blanca a CNN, no fueron malos, “fueron terribles”. “Macron pensó que podía hablar clara y abiertamente debido a su cercana relación, pero Trump es incapaz de soportar ser criticado de esa manera”, dijo la fuente anónima.

Después de meses de negociación fallida entre el gobierno de Estados Unidos y los países miembros de la Unión Europea y de vencerse el primer plazo para llegar a un acuerdo el 1 de mayo, el pasado jueves 31 de mayo el presidente Trump confirmó que la medida arancelaria entraría en vigor desde el 1 de junio de este año.

En un comunicado publicado por el palacio de gobierno francés después de la llamada entre los mandatarios, Macron hizo pública su posición: “Lamento la decisión de confirmar las tarifas del acero y el aluminio”, se leía en la misiva que añadía: “La decisión no es solo ilegal, es un error a muchos niveles. Es un error porque responde a un desbalance global que existe de la peor manera en la fragmentación y el nacionalismo económico.

Aunque Macron fue el primero en reaccionar, se espera que Theresa May, la primera ministra de Reino Unido intente conversar de nuevo con el presidente Trump este lunes.


Los expertos temen una verdadera guerra comercial entre países después de la entrada en vigor de estas medidas. Ante los primeros anuncios de las pretensiones del presidente Trump, en marzo, la Unión Europea ya había amenazado con responder a la represión del acero y el aluminio con aranceles sobre productos estadounidenses como motocicletas, blue jeans y bourbon. El arancel del 25% se impondría a los bienes con un valor total de $ 3,5 mil millones.

Por su parte, el gobierno mexicano que fue de los primeros en responder ante la medida dijo en un comunicado que impondrá "medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación".

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau respondió también enfáticamente a la medida asegurando que “era insultante” que el presidente Trump dijera que la industria del acero en Canadá represente un riesgo en materia de seguridad para EEUU.

“El hecho de que el presidente haya avanzado con estas tarifas no solo perjudicará los empleos canadienses, también perjudicará los empleos en Estados Unidos y ninguna de esas cosas es algo que Canadá quiera ver", dijo Trudeau a la cadena NBC.

Detrás de estas mediad que han generado tanta indignación global estaría la idea de Trump de querer un porcentaje más alto de cada automóvil vendido en Estados Unidos y que se haga localmente (un 85% comparado con el 62,5% que está en el actual pacto de NAFTA).

Ante las amenazas de Trump, esto han dicho las automotrices sobre sus planes en EEUU y México

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés