null: nullpx

Líderes de organizaciones de víctimas critican la oficina de crímenes de inmigración creada por Trump

Ha pasado un mes desde que fue anunciada la oficina VOICE y por ahora los principales grupos en la asistencia a víctimas no han sido consultados. Cunde el temor a que esto desvíe la atención y recursos de otros problemas de mayor alcance.
22 Mar 2017 – 2:00 PM EDT

Líderes de organizaciones de víctimas critican la oficina de crímenes de inmigración creada por el gobierno de Donald Trump, pues temen perder la atención y los recursos para la trata humana, violencia doméstica o abusos sexual, que aseguran son problemas de mayor alcance.

Por ahora se conocen pocos detalles sobre VOICE, siglas inglesas de la Oficina para el Contacto con el Crimen de Inmigración, que fue creada el mes pasado por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly. Un memorando del 20 de febrero ordena que VOICE ofrezca a las víctimas información sobre el criminal, incluyendo el estatus de inmigración y su situación en custodia o libertad.

VOICE ha sido criticado como un esfuerzo por demonizar a los indocumentados ya que no existe evidencia alguna de que los inmigrantes cometan más crímenes que los nacidos en EEUU.

Ha pasado un mes desde la creación formal de VOICE y por ahora varios de los grupos líderes en la asistencia a víctimas no han sido consultados en la fase de desarrollo de la agencia, según comprobó Univision Noticias. Incluso el think tank conservador que propuso la idea, el Center for Immigration Studies, afirma que no ha sabido nada de parte del gobierno de Trump.

La falta de contacto ha aumentado los cuestionamientos sobre la verdadera motivación de Trump a la hora de crear VOICE. El foco en el tipo de criminal en lugar de en el tipo de víctima es algo que no comprenden estos grupos que en muchos casos están especializados por la clase de delitos.


"No tenemos información sobre si de verdad existe una necesidad, ni sobre qué harán ni tampoco si se desviarán otros recursos para víctimas necesitadas", dice Mai Fernández, directora ejecutiva del National Center for Victims of Crime.

"Creemos que TODAS las víctimas merecen estar a salvo y deberían obtener acceso a servicios de apoyo respetuosos y a la justicia", escribe en un correo electrónico Grace Huang, miembro de National Task Force to End Sexual and Domestic Violence, una coalición de grupos de víctimas que tenía lazos estrechos con el gobierno de Barack Obama y que no ha sido consultada.

"Al subrayar de manera excesiva los crímenes cometidos por no ciudadanos, la administración está exagerando la proporción de crímenes que cometen los inmigrantes, que es divisivo y aviva el miedo en las víctimas inmigrantes", agrega Huang.

La agencia encargada de implementar VOICE es ICE, el Servicio de Inmigración y Aduanas que se encarga de las deportaciones. Un portavoz le aseguró a Univision Noticias que una variedad de grupos han sido incluidos en el proceso de consultas pero no dio nombres. También agregó que pronto lanzarán una web con más información.

"Conforme ponemos en marcha la oficina VOICE, ICE está haciendo un esfuerzo concertado para incluir las contribuciones de todas las partes afectadas, incluyendo a las organizaciones sin ánimo de lucro, las familias de las víctimas y otras agencias del gobierno (a nivel federal, estatal y local) que están involucradas en este trabajo".

Las víctimas de crimen suelen encontrar asistencia legal, psicológica o informativa de varias maneras dependiendo de cada jurisdicción. A veces esta ayuda la proporcionan los propios departamentos de policía o las oficinas de los fiscales; en otras ocasiones quienes asisten son grupos externos como Rape Crisis Center o World Young Women's Christian Association (YWCA).

VOICE empleará al menos a 21 oficiales comunitarios que hasta ahora trabajaban en las oficinas de ICE en las grandes ciudades del país además de otros empleados de la agencia en Washington, según un portavoz de ICE. Algunas víctimas de crímenes de inmigrantes ya han recibido asistencia, según ese portavoz, que no mencionó casos específicos.

VOICE es una respuesta a las demandas de grupos conservadores que caracterizan a los inmigrantes como una amenaza. Trump se rodeó en campaña de víctimas pertenecientes al grupo The Remembrance Project que alerta de una "epidemia" de crímenes de indocumentados, a pesar de que los datos oficiales indican lo contrario.

"(Trump) está cumpliendo su promesa de apoyar nuestro programa nacional al que prometió apoyar el año pasado, con el fin de asistir a los más impactados por la inmigración ilegal", le dijo a Univision Noticias la directora nacional de The Remembrance Project, María Espinoza.

El presidente invitó a varios familiares de víctimas de indocumentados a su primer discurso ante el Congreso el 28 de febrero. "Estamos ofreciendo una voz a quienes han sido ignorados por nuestros medios de comunicación y silenciados por los intereses especiales", afirmó.

La creación de VOICE había sido propuesta durante la campaña por el grupo conservador Center for Immigration Studies (CIS), que se inspiró en el personal que asiste a las víctimas de crímenes en muchos departamentos de policía municipales. "VOICE permitirá que los familiares de víctimas de extranjeros ilegales conozcan si el perpetrador sigue en custodia, o ha sido deportado, o si le han dado una fianza y se ha escapado", dice Mark Krikorian, director ejecutivo de CIS.

Krikorian le dijo a Univision Noticias que tampoco ha sido consultado por ahora. "Nos gustaría tener más contacto con el gobierno de Trump pero a pesar de lo que se cree no tenemos tanto acceso", agregó Krikorian.

Los grupos conservadores también están satisfechos por la publicación semanal de las órdenes de las órdenes de custodia sobre indocumentados no atendidas por los departamentos de policía del país.


Víctimas indocumentadas

Defensores de Trump señalan que el presidente ha prometido destinar más recursos a la lucha contra el tráfico de personas, pero algunos tienen dudas sobre su compromiso.

Mientras el gobierno promueve los derechos de las víctimas de inmigrantes, otras víctimas como los indocumentados temen haber caído en el desamparo.

Algunos grupos de víctimas se quejan de que las víctimas más perjudicadas por ahora son los indocumentados que no están reportando los delitos que sufren por miedo a ser deportados.

Michelle Brané, de la Comisión de Mujeres Refugiadas, dice que su grupo no sabe qué recomendación darle a las víctimas indocumentadas en busca de consejo sobre si denunciar o guardar silencio. "Hemos tratado de comunicarnos con el gobierno pero no nos responden", dice Brané.

El miedo de muchos indocumentados parte del pánico generado por casos como el de una indocumentada víctima de violencia doméstica en El Paso, Texas, que fue detenida el mes pasado por agentes de inmigración conforme salía de la corte donde acababa de recibir una orden de protección.

En una carta enviada a Kelly el 8 de marzo, 563 organizaciones denunciaron la desprotección que sufren bajo el nuevo gobierno de Trump los inmigrantes sobrevivientes de tráfico de personas y violencia doméstica.

El Departamento de Policía de Los Ángeles informó este lunes que las denuncias de asalto sexual y violencia doméstica de los residentes latinos en la ciudad se han desplomado desde que empezó este año. El jefe de policía, Charlie Beck, indicó que había una "alta correlación" entre las políticas de inmigración de Trump y esa caída.

De acuerdo con ICE, esa declaración de la policía de Los Ángeles es "completamente especulativa e irresponsable". También añadió que el caso de El Paso es aislado y que los indocumentados podrán seguir beneficiándose de visados como el U y el T, que desde hace años protegen respectivamente a los que sufren abuso mental o físico por un crimen y a los que fueron objeto de trata humana.

"ICE reconoce el imperativo de que las víctimas y los testigos den un paso al frente", dijo el portavoz. "La agencia trabaja estrechamente con los cuerpos de policía estatales y locales para que los extranjeros que son víctimas de violencia doméstica, asalto sexual y tráfico humano sean informados de la existencia de visados especiales para permitirles permanecer en EEUU", añadió.

Defensores de Trump señalan que el presidente ha prometido destinar más recursos a la lucha contra el tráfico de personas, pero algunos tienen dudas sobre su compromiso.

"Teníamos una relación robusta con el gobierno de Obama y esperamos lo mismo de este gobierno", dice Archi Pyati, de Tahirih, uno de los grupos que se sienten marginados.

Los grupos de víctimas también están preocupados por un posible desvío de fondos y personal hacia VOICE de las oficinas ya existentes para protección de víctimas: la Oficina para las Víctimas del Crimen y la Oficina sobre la Violencia contra las Mujeres (ambas bajo el paraguas del Departamento de Justicia) y el Programa de Asistencia a las Víctimas (bajo el Departamento de Seguridad Nacional).

Por ahora no se sabe si será así. El borrador de solicitud de presupuesto publicado la semana pasada por la Casa Blanca no entra en detalle sobre la financiación de estas oficinas.


Vea también: Así transcurren los primeros 100 días del gobierno Trump

En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpInmigración

Más contenido de tu interés