Elecciones 2016

¿Quiénes son las 'madres ángeles' que acompañan a Trump en sus discursos contra 'indocumentados criminales'?

El candidato republicano se ha rodeado recientemente de familiares de personas muertas a manos de extranjeros indocumentados, parte de su mensaje que busca vincular criminalidad e inmigración ilegal.
2 Sep 2016 – 10:22 AM EDT

PHOENIX, ARIZONA -- Laura Wilkerson sufrió la peor pesadilla que puede tener una madre. Cuando su hijo de 18 años Joshua se retrasó en volver a casa a la vuelta de su colegio en Pearland, un suburbio de Houston, llamó preocupada a la policía.

Una búsqueda masiva concluyó un día más tarde, el 18 de noviembre de 2010, con el descubrimiento del cuerpo de Joshua, atado y quemado en un descampado. Joshua había sido estrangulado y golpeado hasta morir por su amigo Hermilio Moralez, un indocumentado que vino con sus padres desde Belize cuando tenía 10 años. Moralez fue condenado por asesinato a cadena perpetua.

Laura es una de las "madres ángeles", los padres de víctimas de criminales indocumentados que recientemente han sido invitados por Donald Trump a hablar en sus eventos de campaña. Sus testimonios conmueven a la audiencia y aportan un elemento de drama que pretende reforzar el agresivo plan contra la inmigración de Trump. De paso ayudan al candidato a mejorar su pésimo nivel de aprobación entre las mujeres, un fin para el que designó a su nueva jefa de campaña, Kellyane Conway.



La audiencia conservadora de medios como la web nacionalista Breitbart o la cadena de televisión Fox News conoce bien algunas de estas historias. Estos medios reportan de forma destacada los crímenes cometidos por indocumentados creando la falsa sensación de que son responsables de una cantidad desproporcionada del crimen perpetrado en Estados Unidos.

La web Breitbart (con más de 31 millones de usuarios únicos en julio) ha publicado 19 artículos con la etiqueta "extranjero ilegal previamente deportado" desde el 14 de abril.
Todas esta atención a los crímenes cometidos por indocumentados obvia que durante décadas, numerosos estudios han mostrado de forma consistente que los inmigrantes son menos propensos al crimen que los nacidos en Estados Unidos. De igual modo estudios en otros países han llegado a la misma conclusión.

Pero en una campaña donde los hechos parecen importar poco para Trump y sus seguidores, este importante dato ha quedado opacado por la desdicha de estas familias y el miedo que infunde el candidato.

"Estarían vivos" con Trump como presidente

Este miércoles, Laura Wilkerson era uno de los 10 padres que el candidato presidencial republicano presentó ante las cámaras de televisión nacional que cubrieron la nueva versión endurecida de su plan de inmigración en Phoenix, Arizona.

Con camisetas blancas en las que aparecían estampadas las fotografías de sus hijos, los padres fueron recibidos al grito de "USA, USA". Hablaron uno por uno sobre su pérdida y dieron su apoyo personal al candidato en el podio del Phoenix Convention Center.


"Si Donald Trump hubiera sido presidente en 2011 nuestro hijo Mathew Denice y otros estadounidenses estarían vivos hoy", dijo Michael Maloney. La motocicleta en la que viajaba su hijastro fue golpeada por la camioneta que manejaba ebrio el indocumentado ecuatoriano Nicolás Guaman, que se había saltado una señal de stop.

Los padres que hablaron en Phoenix son miembros del grupo The Remembrance Project, creado en 2009 por la texana María Espinoza y que en su website se define como defensor de "las familias cuyos seres queridos fueron matados por extranjeros ilegales". El nombre de "madres ángeles" es usado internamente para referirse a estos miembros y Trump lo adoptó en su evento del miércoles para presentar al grupo.

Espinoza le dice a Univision que son la mayor organización que agrupa a este tipo de víctimas con el fin de hacer "que se cumplan las leyes vigentes que permitirían impedir los asesinatos de estadounidenses".

La texana dice que fundó The Remembrance Project tras la indignación que le produjo el caso del agente de Houston Rodney Johnson, que murió en 2006 prestando servicio durante un arresto de un indocumentado: "Eso fue lo que hizo que empezáramos y cuanto más investigábamos, más familias encontrábamos".

Espinoza resalta que ella es hija de un mexicano que emigró legalmente. El año pasado creó dentro de su organización la iniciativa Latinos First para dar voz a los hispanos que están a favor de un control de la frontera estricto.


Las madres de Clinton

Recurrir a las historias trágicas para ganar apoyo a una causa no es algo infrecuente en las campañas presidenciales. La rival de Trump, la demócrata Hillary Clinton, ha contado con las "madres del movimiento" que han hecho campaña con ella para denunciar los casos de abuso policial y perfil racial contra afroamericanos y demandar mayor control de las armas de fuego.

El caso de víctima a manos de indocumentados más famoso es el de la joven Kate Steinle. asesinada el 1 de julio de 2015 en un muelle de San Francisco supuestamente por disparos de un indocumentado que había sido deportado cinco veces. Trump dijo este miércoles en Phoenix que en su primer día en el Despacho Oval enviaría al Congreso la "ley Kate" que buscaría criminalizar a los indocumentados que entren repetidas veces al país con penas mínimas obligatorias.

Para disgusto del candidato, la familia de Steinle le ha acusado de sensacionalizar la muerte de la joven.

Después de escuchar a Trump usar el nombre de su hermana para ganar votos durante las primeras dos semanas tras la tragedia, Brad Steinle estalló en una entrevista con CNN: "Si vas a usar el nombre de alguien y vas a sensacionalizar la muerte de una bella joven, quizás deberías primero llamar y hablar con la familia para ver qué opiniones tienen".

Lea también:

Más contenido de tu interés