null: nullpx
Censos

La pregunta de la ciudadanía en el Censo pone al secretario de Comercio contra la pared y le piden la renuncia

Wilbur Ross testificó frente al Congreso que había sido el Departamento de Justicia quien le había pedido que añadiera una pregunta en el próximo Censo 2020. Pero una corte federal encontró evidencia que demuestra lo contrario: fue Ross quien pidió incluir la pregunta.
15 Mar 2019 – 5:40 PM EDT

La investigación alrededor de la nueva pregunta de ciudadanía propuesta para el Censo del 2020 llegó a su punto más álgido este jueves durante la audiencia frente al Congreso del secretario de Comercio Wilbur Ross.

Ross fue llamado a responder sobre su papel en tratar de incluir una pregunta en el censo para distinguir entre ciudadanos y no ciudadanos, de dónde surgió la orden de incluirla y posibles irregularidades en el proceso.

Dos jueces federales ya han fallado que la pregunta es ilegal y que el secretario violó leyes federales al tratar de incluirla. La Corte Suprema anunció en febrero que verá el caso de manera expedita, para finales de abril, para determinar si es constitucional.

La audiencia de este jueves era la primera vez que Ross se enfrentaba a una Cámara de Representantes controlada por los demócratas, quienes desde comités como el de Supervisión, han prometido regular lo que consideran excesos del gobierno del presidente Donald Trump.

El año pasado la administración federal propuso añadir la pregunta de la ciudadanía al censo, el primer cambio de este tipo en 70 años. La reacción negativa fue inmediata. Las demandas de fiscales generales de diferentes estados, de grupos de defensa de los inmigrantes y de varias ciudades no se hicieron esperar.

Los expertos dicen que la pregunta disuadiría a inmigrantes y a latinos de llenar el censo, lo que haría el conteo menos preciso. Eso es grave porque basado en esos conteos es que se decide cómo distribuir la representación en el Congreso y miles de millones de fondos federales en salud, educación e infraestructura, entre otros, a estas comunidades, las cuales de por sí ya son vulnerables.


Este jueves, las negativas de Ross a responder las preguntas de los congresistas, quienes le dieron la oportunidad de rectificar su anterior testimonio, dejaron más en evidencia que la administración no está siendo transparente con el proceso que siguió para añadir la pregunta.

La representante por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez le preguntó al secretario Ross por qué no llevó a cabo el debido proceso y no le presentó un informe requerido al Congreso cuando propuso la pregunta.

"¿Por qué estamos violando la ley para incluir cualquier tipo de pregunta en el Censo de 2020?", le preguntó Ocasio-Cortez.

Ross trató de evadir la pregunta alegando que se había acabado el tiempo, pero el presidente del Comité de Supervisión que llevaba la audiencia, el demócrata Elijah Cummings, retomó la pregunta y lo forzó a responder.


Las preguntas de la congresista evidencian que aparte del debate de si incluir una pregunta de ciudadanía es legal, constitucional o ético, el secretario violó un proceso legal que existe para agregar una pregunta al censo. Este proceso además lleva unos cinco años pero su departamento quiso apurarlo en unos pocos meses.

No informar del cambio propuesto al Congreso, como indica el código legal, y mentir sobre por qué lo hizo, podría meter en problemas al secretario.

Según un reporte detallado de The New York Times, aunque Ross dijo bajo juramento que el Departamento de Justicia (DOJ por sus siglas en inglés) fue el que le pidió que se añadiera la pregunta al censo (supuestamente para hacer cumplir la Ley de Derechos de Votación de 1965), la evidencia muestra que fue al contrario: fue Ross mismo quien presionó al DOJ para incluir la pregunta.

“Los documentos internos del gobierno presentados en la demanda principal en Nueva York", dice Michael Wines del Times, "muestran que el Sr. Ross presionó al Departamento de Justicia para que solicitara la pregunta de ciudadanía, y no al revés. También muestran la participación del estratega jefe del presidente Trump en ese momento, Stephen K. Bannon, en las discusiones. Después de que el Sr. Bannon solicitó que el Sr. Ross ‘hablara con alguien sobre el censo’, el Sr. Ross se reunió con Kris Kobach, un feroz opositor a la inmigración que el Presidente Trump había designado para un panel sobre fraude electoral”.

Ocasio-Cortez también le preguntó a Ross si había discutido la pregunta de la ciudadanía con Kobach, quien tiene un conocido historial de usar técnicas de supresión del voto en Kansas, donde era secretario de Estado. Ross lo negó. Pero Ocasio-Cortez entonces lo confrontó con un email entre él y Kobach que la Corte del Distrito Sur de Nueva York consiguió en su caso contra Ross que demostraba que sí se habían comunicado.

El secretario lo negó de nuevo.

¿Qué sigue para Ross?

El representante demócrata Ro Khanna le dijo a Chris Hayes de la cadena MSNBC que el Comité de Supervisión planea entregarle a la Corte Suprema lo que se conoce como un amicus brief, un reporte para ser considerado cuando la Corte decida el caso en un par de meses.

Khanna añadió que “podemos referirlo por mentirle al Congreso, pero es el Departamento de Justicia quien decidiría si lo imputan o no”.

Algunos demócratas incluso le han pedido a Ross que renuncie.

“Usted le mintió al Congreso, engañó al pueblo estadounidense y usted es cómplice de las intenciones de la administración Trump de suprimir el creciente poder político de la población no blanca”, le dijo el representante por Missouri Lacy Clay. “Ya le ha hecho suficiente daño al Censo 2020 y tiene cero credibilidad y debería, en mi opinión, renunciar”.

Conoce las diez ciudades con más inmigrantes indocumentados en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés