publicidad
En enero el presidente Trump favorecía "cualquier acuerdo bipartidista" en inmigración, hoy exige condiciones mínimas

La Casa Blanca amenaza con vetar una reforma migratoria que no incluya sus “4 pilares”

La Casa Blanca amenaza con vetar una reforma migratoria que no incluya sus “4 pilares”

El Senado se prepara a discutir y votar esta semana diferentes propuestas de ley, el presidente ha dado su apoyo al senador Chuck Grassley, consideradas una de las más radicales.

La Casa Blanca pide al Senado que apruebe plan migratorio que contiene duras exigencias migratorias de Trump Univision

Mientras en el Senado se trata de alcanzar un acuerdo que permita la aprobación de una reforma migratoria que, entre otros puntos, solucione el problema de los dreamers, la Casa Blanca ratifica que cualquier proyecto de ley debe incluir los “cuatro pilares” que el presidente Donald Trump presentó como condición para garantizar su firma.

La mañana del miércoles, la presidencia dio su apoyo al proyecto presentado por el senador republicano por Iowa Chuck Grassley y pidió a los senadores sumar los 60 votos necesarios para aprobarlo, con lo que parece haber dejado atrás la promesa que hizo de que firmaría una ley que fuera producto del consenso bipartidista.

publicidad

"El proyecto de Grassley contiene los cuatro pilares determinados por la Casa Blanca: una solución duradera para DACA, el fin de la inmigración en cadena, el fin de la lotería de visas y fortalecer la seguridad en la frontera con la construcción de un muro y acabando con los vacíos legales", explica el comunicado destacando precisamente las condiciones del mandatario.

Aunque la de Grassley no es la única iniciativa en discusión en la cámara alta, la Casa Blanca parece indicar que ningún plan que no incluya los cuatro pilares recibirá la firma del presidente, aun cuando logre ser aprobado en el Congreso.

“Como ustedes bien saben la legislación que se introdujo hoy sigue el marco que la Casa Blanca presentó recientemente y nos entusiasma ver que su equipo (del senador Grassley) trabajó diligente e intensamente para producir legislación que toma puntos específicos de la propuesta amplia que diseñamos”, dijo la mañana del miércoles un funcionario de la Casa Blanca durante una llamada informativa.

Pero eso va en contra de lo que dijo el presidente durante una reunión el 9 de enero en la Casa Blanca con un grupo de senadores de ambos partidos.

“Cuando este grupo regrese, ojala con un acuerdo, este grupo y otros del Senado, de la Cámara (de Representantes), vengan con un acuerdo, lo firmaré. Quiero decir, lo voy a firmar. No voy a decir ‘Oh,no, yo quiero esto o quiero aquello’. Lo firmaré porque tengo mucha confianza en la gente en esta sala y ellos van a venir con algo realmente bueno”, dijo el presidente, tres días después haría sus comentarios sobre los “países de mierda” que descarrilaron aquella iniciativa bipartita.

Senado en sesión

La iniciativa de Grassley es un de las varias que se están presentando al pleno, que entró en este inusual debate abierto luego de que el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell pactara con su colega demócrata Chuck Schumer iniciar la discusión migratoria a cambio de asegurar al gobierno los fondos necesarios para su funcionamiento.

Se espera que los senadores empiecen a votar el jueves sobre las diferentes enmiendas que se presenten, aunque hasta la tarde del jueves fuentes parlamentarias aseguraron a Univision Noticias que ninguna contaba con el respaldo necesario para ser aprobada.

Relacionado
El partido demócrata tiene problemas para reunir los votos y apro...
Las dudas sobre el apoyo a los dreamers de estos 9 senadores demócratas dan ventaja a los republicanos en las negociaciones migratorias


“El marco del presidente no es una propuesta para abrir negociaciones. A lo sumo es su mejor y final oferta”, dijo el senador republicano Tom Cotton, quien junto a su colega David Perdue presentó en agosto de 2016 un plan que ya recogía los fundamentos que Trump quiere ver en cualquier ley.

Entre los demócratas esa aproximación a las negociaciones causa disgusto, por lo que le recuerdan al Ejecutivo que se trata de poderes en igualdad de condiciones y por tanto esos “deseos no son órdenes”, como dijo una fuente a Univision Noticias que prefirió mantenerse anónima, según dijo, para no perturbar el delicado ambiente de las negociaciones que están en marcha.

Las "consesiones" de la Casa Blanca

La Casa Blanca considera que ya ha hecho muchas concesiones al ampliar la población de dreamers que se beneficiaría de una solución hasta los 1,8 millones de personas que podrían regularizar su situación (una cifra que resulta del número de quienes se inscribieron en el programa y quienes quedaron por no inscribirse, por la razón que fuera)

publicidad

Los asesores del presidente afirman que algunas medidas de reforzamiento de la seguridad no fueron incluidas, pese a que “salvarían vidas”, según afirmó uno de ellos, o el uso de sistemas de verificación de empleados (e-verify) “para satisfacer a los demócratas”.

“El presidente es la persona que en todo este debate que ha sido seria en lograr una solución que tenga el apoyo de los operadores (fuerzas de seguridad) el apoyo del Senado, el apoyo de los Representantes y se convierta en una verdadera ley”, indicó uno de los funcionarios durante la audiencia telefónica.

Hasta ahora nada garantiza que del Senado salga una ley este viernes, ni que la Cámara de Representantes siga el ejemplo y empiece a discutir el tema, pese a que el liderazgo republicano empezó a sondear el terreno en torno al proyecto presentado por el representante por Virginia, Bob Goodlatte.

El proyecto de Goodlatte es aún más restrictivo de los que consideran los senadores e incluso el de Grassley que recibió el apoyo de la Casa Blanca, pues, aunque regulariza a un número menor de dreamers no contempla una vía a la ciudadanía. Además, incluye la obligatoriedad del uso del sistema de verificación de ciudadanía para empleos (e-verify) y medidas contra las llamadas ciudades santuario.

Pese a ello, en su comunicado de la mañana del miércoles, Trump también expresó su apoyo al plan de Goodlatte, lo que genera la pregunta sobre cuál idea es la que cuenta con el apoyo del presidente.

publicidad

“El presidente apoya las dos leyes porque ambas incluyen los cuatro pilares”, indico el funcionario de la Casa Blanca.

Cinco dreamers, cinco historias de superación (fotos)

Mantente informado sobre las últimas noticias y los contenidos exclusivos de Univision Noticias

ACTIVAR ALERTAS OFF ON

¿Qué voy a recibir exactamente?

Recibirás alertas con noticias y videos de última hora sobre política, inmigración y otros temas de actualidad, así como reportajes y contenido exclusivo de Univision Noticias. Intentaremos no molestarte muy a menudo, y si lo deseas, puedes desactivar las notificaciones fácilmente.

Hemos detectado que actualmente las notificaciones de Univision están bloquedas. Por favor, desbloquéalas en las opciones de tu navegador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad