null: nullpx

Kim Kardashian fue a la Casa Blanca a hablar con Donald Trump... ¿de qué?

Este miércoles, la 'socialité' llegó vestida toda de negro para reunirse con el asesor presidencial y yerno del presidente, Jared Kushner, y el propio mandatario. Fue a pedirle un 'perdón' presidencial para una mujer. Aquí la historia.
30 May 2018 – 07:41 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La mediática estrella de reality show, Kim Kardashian West, fue a la Casa Blanca este miércoles para solicitarle un posible perdón al presidente Donald Trump para una mujer de 63 años que está cumpliendo en prisión una cadena perpetua.

"Gran reunión con Kim Kardashian hoy, habló sobre la reforma de la prisión y sentencias", tuiteó el mandatario confirmando la reunión.


La visita de la socialité a la sede de la Presidencia había sido confirmada este miércoles por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Kardashian West llegó por la tarde a la Casa Blanca para presentar un caso impulsado por varias estrellas mediáticas para la reforma de las cárceles y, en su caso, abogar especialmente por Alice Marie Johnson, una mujer que ha estado tras las rejas por más de dos décadas por un delito de drogas y cumple prisión de por vida.

Kardashian West fue vista arribando a la residencia presidencial vestida de negro para reunirse primero con Jared Kushner, el yerno y consejero principal del presidente, quien supervisa la reforma del sistema penitenciario. La estrella y Kushner han estado en contacto hablando sobre los movimientos del gobierno para reformar el sistema carcelario.

La abogada de Johnson, Brittany Barnett, informó que Kardashian West esperaba reunirse con Trump para discutir el caso, como efectivamente sucedió.

El caso Johnson

La estrella de los reality shows comentó en una entrevista con la web Mic que se conmovió con la historia de la mujer encarcelada. "Creo que realmente se merece una segunda oportunidad en la vida", dijo Kardashian en esa entrevista.

En la campaña presidencial de 2016, Kardashian West apoyó a la demócrata Hillary Clinton, pero su esposo, el cantante de rap Kanye West, apoyó a Trump desde redes sociales y lo visitó en la Torre Trump de Nueva York en al menos dos oportunidades desde que Trump resultó electo presidente.

Johnson fue declarada culpable en 1996 de ocho cargos criminales relacionados con una operación de tráfico de cocaína en Memphis, Tennessee. En la acusación se señala a Johnson como parte activa en docenas de entregas y transacciones vinculadas a estupefacientes.

Fue condenada a cadena perpetua en 1997, y los jueces de apelación y el Tribunal Supremo de EEUU rechazaron sus apelaciones. Tampoco le han dado el beneficio de una reducción de su sentencia, algo que su defensa solicitó hasta el momento sin suerte.

La agencia AP publicó un artículo el año de su condena que indicaba que la mujer encabezaba una red multimillonaria de drogas, pero posteriores documentos judiciales presentados para reducción de la pena, indicaban que ella no era un líder 'narco'. The Washington Post cita a la agrupación (CAN-DO) y a uno de los abogados de Johnson que indican que el expresidente Barack Obama rechazó una solicitud de perdón, aunque no se saben los motivos.

Según reportes e información dada por familiares de la mujer, Johnson ha sido una reclusa con comportamiento modelo.

La historia de Johnson captó la atención de Kardashian West cuando un video con su historia fue publicado en redes sociales. A tal punto se involucró en el caso que le pidió a su abogado que revisara el historial de la mujer.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaCasa Blanca

Más contenido de tu interés