null: nullpx

Jerome Powell, el elegido de Trump para presidir la Reserva Federal de EEUU

La nominación de Powell, un republicano que ya es parte del directorio de la institución, representa la intención de continuar con la actual política monetaria estadounidense.
2 Nov 2017 – 03:28 PM EDT
Comparte
El presidente Donald Trump nomina a Jerome Powell como su candidato para presidente de la Reserva Federal de EEUU, en la Casa Blanca este 2 de noviembre de 2017. Crédito: REUTERS / Carlos Barria

El presidente Donald Trump anunció este jueves la nominación de Jerome Powell para presidir la Reserva Federal (también conocida como la 'Fed'), el equivalente a un banco central en EEUU, para reemplazar a Janet Yellen, cuyo mandato finaliza en febrero próximo.

Desde la Casa Blanca, en un breve acto ante la prensa en el Jardín de las Rosas, el presidente presentó a Powell como "un constructor de consenso para una política monetaria correcta".

"Tiene la sabiduría y el liderazgo para guiar la economía de nuestro país y superar cualquier reto", dijo Trump.

Powell tiene 64 años y ya parte del directorio de la Reserva Federal desde 2012. Es republicano, abogado, exbanquero de inversiones y su nominación para conducir la institución es de algún modo una suerte de continuidad de la actual política monetaria estadounidense.

Bajo el presidente George H.W. Bush, Powell supervisó la política sobre instituciones financieras y mercados de deuda como subsecretario del Tesoro. De 1997 a 2005 fue socio del Grupo Carlyle, una firma de capital privado, y se centró en la dinámica de la deuda pública desde el centro de estudios del Centro de Políticas Bipartidistas.

"Dentro de la Reserva Federal, entendemos que las decisiones de política monetaria son importantes para las familias (...) me comprometo a tomar decisiones con objetividad, sobre la base de una larga tradición de independencia de la política monetaria", dijo Powell este jueves tras la nominación del presidente.

Para alcanzar el cargo, Powell aún debe ser confirmado por el Senado, algo que por sus vínculos con el Partido Republicano, de mayoría en la cámara alta, probablemente facilite una confirmación fácil.


De ser confirmado, reemplazará a su actual jefa Yellen, quien en 2014, tras ser nominada por Barack Obama, se convirtió en la primera mujer en dirigir la institución.

La búsqueda del sucesor para el líder de la Fed suele ser discreta, pero esta Casa Blanca la convirtió en una acción inusualmente pública.

El reemplazo de la actual mandataria le da a Trump por un lado autoridad, al nominar su elegido para ser el nuevo jefe mientras que a su vez proyecta continuidad con una 'Fed' que, bajo la dirección de Yellen, ha mantenido los mercados en equilibrio.

Al no ratificar a Yellen en su cargo, el presidente rompe con la tradición de la institución cuyos tres predecesores fueron siempre mantenidos en el cargo pese a que se trataba de mandatarios que pertenecían al partido político contrario, como ocurrió cuando Obama ratificó a Ben Bernanke, el jefe de la Fed nombrado por George W. Bush.

Durante la presentación de Powell la tarde del miércoles, Trump alabó el trabajo de Yellen, a quien la víspera calificó como una “excelente” jefa de la Fed.

Powell ha apoyado la dirección de Yellen sobre política monetaria, con un enfoque cauteloso sobre la elevación de las tasas de interés. Trump en varias ocasiones ha dicho que preferiría que las tasas de interés se mantuvieran bajas, una posición en desacuerdo con algunos de los que estaban en la posible lista de candidatos.

La Fed ha elevado las tasas dos veces este año y se espera que lo haga nuevamente el próximo mes. El nominado de Trump probablemente será visto en los mercados como una opción poco arriesgada con una economía que crece y con los mercados bursátiles cerca de niveles récord.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés