null: nullpx

“Indefinidamente separados”: Trump redobla la criminalización de los indocumentados para anular la crisis de los niños de la frontera

La Casa Blanca organizó en tiempo récord un evento con familiares de personas que fueron víctimas de indocumentados, para contrarrestar el daño que ha sufrido la imagen del gobierno a causa de la crisis generada por el mismo presidente en la frontera con la orden de separar familias de inmigrantes.
22 Jun 2018 – 07:58 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las imágenes de niños llorando al ser separados de sus padres por funcionarios de inmigración forzaron al Donald Trump a replegarse y firmar una orden ejecutiva para detener la política de separación de familias de inmigrantes indocumentados capturados en la frontera, pero este viernes el presidente volvió a la ofensiva con un evento en la Casa Blanca con familiares de personas que han sido víctimas de inmigrantes indocumentados.

Trump invitó a un grupo que quedó “permanentemente separado” de sus seres queridos por culpa de indocumentados, a quienes acusa, sin ningún tipo de respaldo científico o estadístico, de cometer más crímenes contra “nuestros ciudadanos”, como dijo el mandatario recurriendo a la retórica nacionalista que esgrime desde la campaña electoral.

“Estamos reunidos aquí para escuchar directamente de los estadounidenses víctima de la inmigración ilegal”, dijo el presidente en un evento improvisado por la Casa Blanca en un intento por contrarrestar el daño que ha sufrido la imagen del gobierno a causa de la crisis generada en la frontera con la separación de familias.

“Ustedes saben, siempre escuchas al otro lado, nunca escuchas este lado. No saben lo que pasa. Estos son ciudadanos estadounidenses permanentemente separados de sus seres amados”, dijo el presidente parado frente a un grupo de personas que han perdido familiares por acción de indocumentados.

El presidente enfatizó que “la palabra permanente” es la clave, porque “ellos no están separados por un día o dos, están permanentemente separados porque fueron asesinados por un inmigrante ilegal criminal”.

Cargando Video...
Las veces en que el gobierno de Trump mintió al decir que no podía evitar la separación de niños


Trump volvió a usar estadísticas sin fundamento y totalmente desacreditadas para refutar los estudios que indican que los indocumentados tienden a cometer menos crímenes que la población legalmente registrada en el país.

“Ustedes han escuchado eso amigos, ¿correcto? Ustedes lo han escuchado. Lo he escuchado tanto y me digo: ‘¿Es eso posible?’ La respuesta es que no es cierto. Ustedes escuchan como que ellos son mejores personas que las que tenemos nosotros, que nuestros ciudadanos. Eso no es cierto”.

Independientemente del parecer del presidente, los estudios hechos usando cifras oficiales indican que los inmigrantes indocumentados tienen tasas de criminalidad menor a las de ciudadanos nacidos en EEUU.

El paralelo entre criminalidad e inmigración (no solo inmigración ilegal) que hace Trump ha sido uno de sus caballos de batalla desde que lanzó su candidatura en julio de 2015 acusando a los mexicanos de violadores y narcotraficantes.

Durante la campaña, Trump empezó a rodearse de las llamadas "madres ángeles", familiares de víctimas de indocumentados y las invitaba a compartir sus emotivos testimonios que conmovían a las audiencias, al tiempo que aportaban un elemento de drama para justificar el agresivo plan contra la inmigración que ofrecía poner en práctica el candidato una vez llegado a la Casa Blanca.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés