null: nullpx

Facebook reconoce que fueron 87 millones (y no 50 millones) los usuarios afectados por la filtración de datos a Cambridge Analytica

En respuesta, la consultora política que trabajó con la campaña de Trump asegura que fueron 30 millones los perfiles que obtuvo y que realiza una auditoría independiente para certificar que fueron eliminados cuando se les reportó el problema.
4 Abr 2018 – 03:04 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La red social Facebook reconoció este miércoles que la cifra de usuarios cuyos datos fueron empleados por la firma Cambridge Analytica (CA) para ayudar a la campaña electoral de Donald Trump es mucho mayor que la estimada inicialmente: no fueron 50 millones de afectados sino 87 millones.

"En total, creemos que la información de Facebook de 87 millones de personas –la mayoría en estados Unidos– ha podido ser compartida de manera indebida con Cambridge Analytica", dijo en un comunicado el jefe de tecnología de la empresa, Mike Schroepfer, al anunciar una serie de medidas con las que proteger la información de los usuarios.


Cambridge Analytica (CA) es una empresa de comunicaciones estratégicas que recolecta y analiza datos para el diseño de campañas promocionales, tanto políticas como comerciales. Fue creada en 2013 como filial de la empresa británica Strategic Communications Laboratories (SCL) para trabajar en elecciones estadounidenses.

Facebook permitió en 2014 que los datos de sus usuarios fueran recabados por un profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, quien estaba al frente de la firma Global Science Research. No tuvo problemas por considerar que serían utilizados para fines "académicos". Kogan desarrolló entonces una aplicación en la que pedía a los usuarios responder una encuesta sobre sus hábitos a cambio de un pago simbólico y unas 270,000 personas accedieron.

Pero por la forma en que funcionaba Facebook en ese momento, la aplicación terminó tomando también la información de los amigos de quienes respondieron el sondeo. Así que cuando SCL compró la empresa quedó en dominio de la herramienta y también de los datos que habían sido obtenidos por el profesor.

Fue en 2015 que Facebook supo que los datos estaban siendo utilizados con otros fines y envió una carta a Cambridge Analytica pidiéndole que se abstuviera de usar la información y que la borrara. Pero fue hace solo dos semanas que el escándalo de la filtración de datos se conoció.

En su respuesta a la nueva información, CA dijo en un comunicado que los datos que obtuvo con la adquisición de la empresa de investigación GSR no superaba los correspondientes a 30 millones de personas.

“Nosotros no recibimos más datos que esos”, afirma la compañía, que vuelve a destacar que los “no usamos ninguno de los datos de GSR en el trabajo que hicimos en las elecciones presidenciales de 2016”.

“Nuestro contrato con GSR establecía que todos los datos debían ser obtenidos legalmente y ese contrato está ahora en el registro público. Tomamos acciones legales contra GSR cuando descubrimos que habían incumplido este contrato”.

En su comunicado CA insiste en que eliminó de sus registros toda la información recabada inapropiadamente una vez que Facebook les alertó del problema y que realizó una auditoria interna para certificar que se cumpliera con esa orden. Además, informan que se está realizando otra auditoría independiente.

Marck Zuckerberg, CEO de Facebook, fue llamado a declarar ante el Congreso el próximo 11 de abril. Lo hará ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

Cambios en la red

Este miércoles, Schroepfer presentó en su comunicado una serie de medidas de seguridad que entrarán en funcionamiento.

Entre ellas, solo las aplicaciones API permisadas "bajo estrictos requerimientos" por Facebook podrán acceder a los datos de los usuarios que quieran participar en eventos; ninguna tendrá acceso a la información que se comparta en listas de grupos, ni a nombres, ni a fotos, ni a comentarios.

Facebook además no permitirá que las aplicaciones puedan acceder a la información personal de sus usuarios. Además, aseguran que están evaluando la función de la red social que le permite identificar cuáles son las personas con las que alguien se comunica con frecuencia y que quedan registradas en la historia del teléfono."Estamos revisando esta característica para confirmar que Facebook no recoge el contenido de los mensajes".

Finalmente, este lunes 9 de abril la red social tendrá un link en la parte superior de su News Feed donde el usuario podrá ver las aplicaciones que usa y remover las que no quiera. "Como parte de este proceso podremos decirle también a la gente si su informaciónpodría haber sido compartida inapropiadamente con Cambridge Analytica".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés