null: nullpx
Relaciones Internacionales

"Estamos completamente preparados": la respuesta de Trump ante el ataque a instalaciones petroleras de Arabia Saudita

El presidente estadounidense apeló a una expresión militar para indicar que las armas están listas para responder mientras se espera la respuesta de Riad para determinar "bajo qué términos procederíamos". Irán, por su parte, dijo que acusarlos del ataque es una "mentira máxima".
16 Sep 2019 – 4:59 AM EDT

El presidente Donald Trump aseguró este domingo en su cuenta de Twitter que en Estados Unidos están "completamente preparados" para responder al ataque contra instalaciones petroleras de Arabia Saudita ocurrido este sábado, y que está esperando la respuesta de Riad para saber cómo proceder.

"El suministro de petróleo de Arabia Saudí fue atacado. Hay razones para pensar que sabemos el culpable, estamos completamente preparados, pendientes de verificación, pero estamos esperando a oír del reino sobre quién creen que fue la causa de este ataque, ¡y bajo qué términos procederíamos!", manifestó Trump en la red social.


La expresión usó la expresión " locked and loaded" que suele usarse en el ámbito militar para indicar que un arma está cargada.

Esta es la respuesta más dura de Trump a lo ocurrido el sábado en Arabia Saudí, donde dos refinerías de la petrolera estatal Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con 10 drones, causando una reducción de cerca del 50 % de su producción.

Los ataques fueron reivindicados por los rebeldes hutíes de Yemen, que cuentan con apoyo de Teherán.

Los tuits de Trump se publicaron después de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca en la que participaron el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo y el secretario de Defensa Mark Esper.


Horas antes, altos funcionarios estadounidenses dijeron que imágenes satelitales y otro tipo de inteligencia muestran que el ataque no tiene las características de haber sido lanzado desde Yemen.

Algunos dispositivos aparentemente no llegaron hasta sus objetivos, fueron recuperados en el noroeste de las instalaciones y están siendo analizados en conjunto por agentes de inteligencia saudíes y estadounidenses, indicó la AP citando a funcionarios de Washington.

El gobierno de Estados Unidos divulgó fotografías satelitales que mostraban lo que las autoridades dijeron son por lo menos 19 puntos de impacto en dos instalaciones industriales saudíes, incluidos daños en el corazón de la crucial planta de procesamiento de crudo en Abqaiq. Los funcionarios dijeron que las imágenes mostraban impactos que tenían concordancia con un ataque proveniente de Irán o Irak, no desde Yemen hacia el sur.

El sábado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica y aseguró que no hay "evidencias" que sugieran que los ataques procedían del Yemen.

"Mentiras máximas", responde Irán

Irán, en tanto, señaló que los comentarios estadounidenses eran “mentiras máximas”, mientras que un comandante de la Guardia Revolucionaria del país reiteró que sus fuerzas podrían atacar bases militares estadounidenses ubicadas a lo largo y ancho de Medio Oriente con su arsenal de misiles balísticos.

Las autoridades saudíes están investigando el ataque y todavía no han señalado a un culpable. De momento, no estaba claro cómo el rey Salmán y su hijo, el príncipe heredero Mohammed bin Salmán, responderán al ataque.

Trump siguió el sin descartar la posibilidad de una reunión con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, una cita que podría darse a finales de mes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Al respecto, el mandatario se limitó a cargar contra la cobertura mediática que ha recibido esa posibilidad: "Los medios de comunicación falsos están diciendo que estoy dispuesto a reunirme con Irán, sin condiciones. Esa declaración es falsa (¡cómo de costumbre!)"

Pero este lunes, el portavoz iraní del Ministerio de Relaciones Exteriores, Abbas Mousavi, dijo en una transmisión de televisión oficial citada por Reuters que "tampoco está ese evento (reunión Trump-Rouhani en Nueva York) en nuestra agenda, ni va a suceder. Esa reunión no tendrá lugar".

Precio del petróleo disparado

El precio del petróleo se disparó el lunes en Londres tras los ataques del fin de semana contra infraestructuras petroleras sauditas.

El barril de Brent del mar del Norte, crudo de referencia en Europa, para entrega en noviembre subía un 9.52% respecto al viernes, a 65.97 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres.

Por su parte, el barril de "light sweet crude" (WTI) para el contrato de octubre ganaba 8.71% a 59.63 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

A la apertura del mercado, el barril se había disparado un 20% en Londres, la mayor alza en una sesión desde la guerra del Golfo en 1991.

En un intento por tranquilizar los mercados, Trump anunció el sábado que había autorizado la liberación de reservas estratégicas de Estados Unidos para que, si es necesario, garanticen el suministro mundial.

Actualmente, Estados Unidos tiene guardados 630 millones de barriles de petróleo para casos de emergencia en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México.

El objetivo de esa reserva, creada tras la crisis del petróleo de 1973, es evitar que una hipotética falta de crudo desemboque en una dramática escalada de precios y consecuencias nefastas para la economía estadounidense.

Irán culpa a EEUU y sus aliados de un sangriento atentado y promete una "venganza mortal" (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés