null: nullpx

En secreto, oficiales aéreos de TSA han estado monitoreando pasajeros en todo Estados Unidos

¿Te has afeitado en un aeropuerto? ¿Tienes una mirada 'fría y penetrante'? Estas son algunas de las acciones que la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) ha estado vigilando con agentes secretos en aeropuertos y vuelos de todo el país.
30 Jul 2018 – 6:17 PM EDT

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) ha estado monitoreando a pasajeros aéreos estadounidenses por años, confirmó la agencia luego de que el periódico The Boston Globe revelara la existencia de un programa secreto llamado 'Quiet Skies' (Cielos Tranquilos).

Este seguimiento sobre personas con comportamientos considerados 'sospechosos' en vuelos y aeropuertos se realiza sobre individuos que no necesariamente tienen vínculos conocidos con algún tipo de terrorismo.

Así, miles de estadounidenses sin saberlo han sido objeto de vigilancia selectiva en aeropuertos y vuelos, según documentos a los que accedió el diario.

The Washington Post informó que desde 2010, TSA ha dispuesto a agentes para que identifiquen a pasajeros y los vigilen, ya sea por su historial de viajes o algún gesto considerado sospechoso.

¿Y qué se considera comportamiento sospechoso? Sudar mucho, usar el baño repetidamente, hablar con otros o... tener una 'mirada fría y penetrante', entre algunos ejemplos.

Monitorean si los pasajeros gesticulan nerviosamente, si usan computadoras, si la manzana de Adán en la garganta de un hombre se mueve.

Afeitarse, intentar cambiar la apariencia u observar el área de la puerta de embarque desde lejos, también son actitudes sospechosas.

Si bien TSA confirmó la existencia del programa, no proporcionó más información sobre cómo opera. El periódico detalla que 'Quiet Skies' cruza registros de viaje con otros datos para determinar quiénes serán controlados en aeropuertos y en el vuelo por los oficiales.

Se basan en reglas bastante "amplias" para detectar pasajeros que pueden apuntar a los patrones de viaje o al comportamiento que coincida con los de un terrorista conocido o sospechoso.

Entre los aeropuertos que controlan hay ciudades pequeñas y grandes. Nueva York, Boston, Chicago, Seattle, San Francisco, Miami, Los Ángeles, Houston, Washington DC, Atlanta, Las Vegas y Filadelfia, son algunas de ellas.


En una declaración al Boston Globe, TSA defendió los esfuerzos de la agencia para disuadir posibles actos de terrorismo.

"No somos diferentes al policía de la esquina que se coloca allí porque hay una mayor posibilidad de que algo suceda (...) Y cuando estás a 30,000 pies (...)tiene sentido poner a alguien allí", indicó el portavoz de la agencia, James Gregory.

Aún así, la agencia se negó a discutir si el programa ha interceptado alguna amenaza, e incluso se negó a confirmar si el programa aún existe.

La divulgación de esa información "haría menos seguros a los pasajeros", dijo Gregory al diario.

Una vez que se detectan ciertos movimientos en el individuo, los oficiales toman notas y envían información a TSA que puede incluir hasta la matrícula del auto del que se bajó o que aborda al dejar el aeropuerto.

" Todos los ciudadanos estadounidenses que ingresan al país son seleccionados automáticamente para su inclusión en 'Quiet Skies'", dice el periódico.

Añaden que los patrones de viaje son revisados y sus nombres se cotejan con una lista de vigilancia terrorista y otras bases de datos. Por ejemplo, si alguien ha pasado cierto tiempo en uno o más países concretos, que la agencia no especifica.

TSA, agencia del Departamento de Seguridad Nacional creada en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, tiene autoridad sobre la seguridad en vuelos y aeropuertos.

Pero la información de la existencia de este programa despierta algunos cuestionamientos sobre el derecho a la privacidad del ciudadano común.

Desde la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) han pedido más información a TSA para saber si están incurriendo en alguna violación, por ejemplo, realizando perfiles por raza o religión.

"Estas revelaciones despiertan profundas preocupaciones sobre si la TSA está llevando a cabo una vigilancia generalizada de viajeros sin ninguna sospecha de delito real", dijo Hugh Handeyside de ACLU al Boston Globe.

En fotos: 15 catástrofes aéreas que conmovieron al mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaEspionajeTerrorismoFBICIA

Más contenido de tu interés