publicidad
Tom Pérez en una foto de archivo

El líder demócrata Tom Pérez le pide al Comité Nacional Republicano que rechace a Trump por "palabras que hacen más fuertes a los supremacistas"

El líder demócrata Tom Pérez le pide al Comité Nacional Republicano que rechace a Trump por "palabras que hacen más fuertes a los supremacistas"

El presidente del Comité Nacional Demócrata le escribió una carta a su homóloga del Partido Republicano, Ronna Romney Daniel, en la que le advierte que "usted tiene la responsabilidad de detener a Donald Trump"

Tom Pérez en una foto de archivo
Tom Pérez en una foto de archivo

El presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez, hizo pública una carta que le escribió a su contraparte en el Partido Republicano, Ronna Romney Daniel, en la que le pide que haga más por rechazar las palabras del presidente Donald Trump sobre los supremacistas. "Usted tiene la responsabilidad de detener a Donald Trump", escribió Pérez.

Daniel le dijo el miércoles a ABC News que la culpa de los sucesos el sábado en Charlottesville, Virginia, "recae directamente sobre el KKK y los supremacistas blancos".

La joven Heather Heyer murió atropellada por el extremista racista James Alex Fields, durante una protesta contra una marcha supremacista. "No queremos su voto, nosotros no le apoyamos, hablaremos en contra suya", dijo la líder del RNC.

El presidente dijo el martes que la culpa recae sobre "ambos bandos".

A continuación reproducimos el contenido de la carta de Pérez:

Estimada presidenta McDaniel,

Cuando nos reunimos en el mes de julio, usted me dijo: "Tenemos que tener discusiones razonables, tener un diálogo, ser respetuosos el uno del otro".

En los últimos días, algunos de los miembros menos razonables y menos respetuosos de nuestra sociedad han saltado a la palestra pública con un mensaje de odio puro. Cantaban insultos racistas y antisemitas. Llevaban esvásticas, hacían el saludo nazi y celebraban símbolos de esclavitud y genocidio en masa. Inculcaron miedo en nuestras comunidades y asesinaron a una mujer en un claro acto de terrorismo doméstico.

publicidad

El líder de su partido, el presidente Trump, respondió primero con silencio, luego con condena a regañadientes y, más recientemente, volvió a emitir palabras que envalentonan los supremacistas blancos. Trump ha abierto las cicatrices de la historia al crear una peligrosa equivalencia falsa entre los defensores del racismo y los que luchaban en su contra.

Señora presidenta, las capas blancas se han ido. Ahora marchan a la luz de las antorchas, sin miedo a mostrar sus rostros. Ven al presidente como su líder y defensor más feroz. No se puede negar que estos supremacistas blancos, los neonazis y el Ku Klux Klan han hecho su hogar en el Partido Republicano de este presidente.

Como presidenta, usted tiene la responsabilidad no sólo de rechazar cualquier ideología de odio en general, sino que debe responsabilizar a los individuos de su partido que han permitido que esa ideología florezca. Usted tiene la responsabilidad de detener a Donald Trump.

No hay "muchas partes" en la cuestión de la supremacía blanca. Hay el bien y el mal. Aquellos que se reunieron en Charlottesville en nombre del racismo estaban equivocados, y depende de todos nosotros defender lo que es correcto.

¿Recordará la historia a su partido como uno que se rindió ante alguien que empoderó a los neonazis?, ¿le recordará la historia como la presidenta del partido que permitió que la supremacía blanca se difundiera con su beneplácito?

Muchos de los grandes héroes de Estados Unidos se sacrificaron luchando en contra de la misma ideología maligna que vemos florecer de nuevo hoy en día. La afiliación al partido no tenía nada que ver con ellos y si usted comparte su patriotismo, debe rechazar al Presidente Trump ahora.

El fin de semana pasado, el pueblo estadounidense -demócratas y republicanos por igual- vieron cómo las calles de Charlottesville se inundaron con el mal, oyeron los cantos sanguinarios de fanatismo y hoy exigen acción.

Es hora de que ambas partes se unan en contra de los supremacistas blancos y todos sus facilitadores, incluido el presidente de los Estados Unidos. ¿Se unirá usted a nosotros en el lado correcto de la historia?

Tom

En fotos: Así fue el violento atropello durante una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad