null: nullpx

Anthony Kennedy se retira de la Corte Suprema y abre el camino a Trump para moldear un tribunal aún más conservador

El magistrado anunció este miércoles que dejará su puesto en el máximo tribunal, abriendo paso a que el presidente Trump nomine a un nuevo juez que refuerce la tendencia conservadora actual de la Corte.
27 Jun 2018 – 02:08 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El juez de la Corte Suprema Anthony M. Kennedy anunció este miércoles su retiro del máximo tribunal. Esta salida abre paso al presidente Donald Trump para que nomine a un nuevo juez que refuerce la tendencia conservadora de la Corte.

Es esperable que la salida de Kennedy, de 81 años, abra un fuerte pulso partidario entre liberales y conservadores sobre el futuro del máximo tribunal, cuyo balance ideológico puede quedar alterado, despendiendo a quién se nombre para sustituirlo.

El presidente indicó este miércoles que la búsqueda del candidato comenzará de inmediato mientras que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConell, dijo que la Cámara "está lista para cumplir su función de ofrecer asesoramiento y consentimiento" y "confirmar al sucesor del Juez Kennedy este otoño".

Kennedy ha sido durante mucho tiempo y en muchas ocasiones el voto decisivo en casos estrechamente divididos ideológicamente. El récord de votos de Kennedy es de moderado a conservador.


Un juez elegido por Trump muy probablemente crearía una sólida mayoría conservadora de cinco miembros que podría contener temas de inmigración, poner en peligro el derecho a abortos legales y ampliar los derechos en casos relativos a la tenencia y porte de armas.

En un comunicado, Kennedy dijo que renunciará el próximo 31 de julio e informó al presidente Trump de su retiro.

"Permítanme por esta carta expresar mi profundo agradecimiento por haber tenido el privilegio de buscar en cada caso la mejor forma de conocer, interpretar y defender la Constitución y las leyes que siempre deben cumplir sus mandatos y promesas", aseguró el juez.

"Ha sido el mayor honor y privilegio servir a nuestra nación en la judicatura federal durante 43 años, 30 de esos años en la Corte Suprema".

Kennedy se unió a la Corte en 1988. Nacido en California, el magistrado fue elegido por el expresidente republicano Ronald Reagan. Antes de nominarlo a él, Reagan había elegido a un juez conservador más controvertido, Robert Bork, pero no fue aprobado en el Senado.

Kennedy fue percibido en ese momento como un candidato más apropiado que Bork, quien fue el fiscal que permitió a Richard Nixon realizar la llamada "masacre del sábado por la noche" en 1974, cuando para despedir al fiscal que investigaba el caso Watergate tuvo que echar a su secretario de Justicia y al segundo de este. Bork, tercero al mando del departamento, estuvo de acuerdo con ejecutar los deseos del presidente.

Conocedores de asuntos constitucionales indican que Kennedy cultivó una jurisprudencia basada en el respeto que la Carta Magna brinda a la libertad y la dignidad individuales.


La salida de Kennedy, un juez central en la Corte, probablemente hará que John G. Roberts se convierta en el centro del tribunal de nueve miembros. Roberts es un magistrado que se ha mostrado más a la derecha de Kennedy.

Kennedy dio su voto a favor de mantener los fundamentos básicos del caso Roe v. Wade, que garantiza el derecho de la mujer al aborto, algo que los sectores más conservadores sintieron como una decepción.

El juez también escribió una de las principales decisiones del tribunal en el caso Obergefell v. Hodges, que indica que es constitucional que las parejas gay puedan casarse.

Kennedy es un juez valorado por los liberales en muchos casos, pero a menudo se ha pronunciado con los conservadores. En cuestiones de orden público, indican expertos, se sitúa claramente a la derecha.

Esta salida abre la puerta a una lucha en Washington en la que los demócratas del Senado, cuerpo encargado de aprobar al nominado de la Casa Blanca, carecen de los números para negar el puesto a quien Trump elija.

Dirigiéndose a los periodistas en la Oficina Oval en donde se encontraba junto al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, Trump dijo que el proceso de reemplazo de Kennedy "comenzará de inmediato".

"Con suerte elegiremos a alguien que sea igual de sobresaliente", dijo el mandatario y añadió que tenía una lista previa de posibles candidatos para el puesto. "Vendrá de esa lista de 25 personas (...) Será alguien de esa lista".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés