El gobierno reabre luego de que el Congreso aprobara una ley bajo la promesa republicana de reactivar las negociaciones sobre los dreamers

Ambas cámaras aprobaron fondos para reactivar el sector público de manera temporal hasta el próximo 8 de febrero, tiempo en el cual intentarán buscar una solución a los protegidos por DACA, el muro con México y la seguridad fronteriza. El presidente Trump firmó la ley durante la noche.
22 Ene 2018 – 12:34 PM EST

El presidente Donald Trump firmó la ley para reabrir temporalmente el gobierno hasta el 8 de febrero tras la votación del Senado y la Cámara de Representantes y el acuerdo alcanzado entre republicanos y demócratas para reactivar las negociaciones sobre el futuro de los dreamers, la construcción del muro con México y el reforzamiento de la seguridad fronteriza.

Las negociaciones se destrabaron luego de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se comprometiera con el líder de la minoría, el senador demócrata Chuck Schumer, a incluir una negociación sobre el futuro de los cerca de 800,000 dreamers a cambio de reabrir de inmediato el gobierno.

El pacto también incluye darle fondos por seis años al programa que da servicios de salud a unos nueve millones de niños de bajos recursos, conocido como CHIP (Children's Health Insurance Program), algo que los demócratas habían pedido.

“Votaremos hoy para reabrir el gobierno para continuar negociando un acuerdo global con el compromiso de que, si no se llega a un pacto antes del 8 de febrero, el Senado procederá inmediatamente a la consideración de una ley sobre DACA ", dijo Schumer. “El proceso será neutral y justo para todos", agregó.

"En unas horas, el gobierno volverá a estar abierto. Tenemos mucho que hacer", añadió.


Como el proyecto fue modificado en el Senado, fue enviado nuevamente a la Cámara de Representantes para que apruebe la versión modificada. Sin mayores complicaciones le dieron el sí con 266 votos a favor y 150 en contra.

Respecto a la posición de Trump, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó que estaban complacidoso de que Schumer finalmente aceptara una propuesta que según dijo, ya había sido presentada por el presidente el fin de semana pasada. Agregó que era un triunfo para los republicanos el hecho que los demócratas hubiesen aceptado poner a un lado la negociación migratoria y no ligarla a un pacto presupuestario.

"Estamos complacidos de ver al senador Schumer aceptar un acuerdo que el presidente Trump puso sobre la mesa desde el comienzo, que consistía en dar fondos al gobierno de manera responsable y debatir sobre inmigración por separado", dijo Sanders.


Trump insiste en incluir fondos para la construcción del muro fronterizo con México mientras que la oposición demócrata aspira a una solución permanente para los dreamers que quedaron sin protección tras la cancelación de DACA en septiembre del año pasado y que enfrentan un futuro incierto en marzo, momento en que finaliza definitivamente el programa.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que este plan de ruta para la negociación migratoria sería puesto sobre el papel con el fin de convencer al menos a nueve demócratas para financiar al gobierno hasta el 8 de febrero.

Antes de la votación, Schumer había culpado al presidente Trump por no haber llegado a un acuerdo el pasado fin de semana que tenía las mismas características del pacto aprobado este lunes.

No todos los demócratas en el Senado están contentos con el pacto. La senadora por Califonia, Kamala Harris, criticó este nuevo pacto por considerar que no es definitivo.

"Los comentarios de anoche del líder de la mayoría (republicana) no fueron suficientes para dar garantías sólidas que necesitaba para yo respaldar un proyecto de ley de gastos provisionales. Me niego a poner la vida de unos 700,000 jóvenes (dreamers) en manos de alguien que no ha cumplido con su palabra en repetidas ocasiones. Haré todo lo que esté a mi alcance para continuar protegiendo a los dreamers de la deportación", dijo Harris.

La senadora demócrata, también por California, Dianne Feinstein, mostró desilusión. “Tengo confianza de que si el liderazgo lo ha hecho así es porque deben saber algo que yo no sé”, recalcó. Sin embargo, subrayó que se encuentra “muy decepcionada” con el acuerdo ya que deseaba al igual de Harris un pacto definitivo sobre los dreamers.


El año de las protestas: las fotos de 2017 que revelan a un Estados Unidos inconforme

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés