null: nullpx

El desafío generacional que enfrentan Nancy Pelosi y los demócratas en el Congreso

El representante Tim Ryan quiere desbancar a la primera mujer que presidió el Congreso de su actual rol como líder de la minoría. Aunque las apuestas están en su contra, ha abierto la discusión sobre la necesidad de caras nuevas en el partido.
25 Nov 2016 – 12:26 PM EST

Cuando Barack Obama se encontraba en Nevada haciendo campaña por Catherine Cortez Masto, la primera latina en llegar al Senado, recordaba cuán importante había sido la presencia de mujeres en el congreso para su propia administración.

“Los presidentes no pueden hacer todo por sí solos. ¿Qué haríamos sin una Nancy Pelosi en la Cámara?”, dijo a fines de octubre en la recta final de la campaña refiriéndose a la representante por California y líder de la bancada demócrata en el Congreso, desde 2010 en minoría.

Hoy ese liderazgo es cuestionado por el representante por Ohio, Tim Ryan, quien ha dicho que hay una “necesidad de renovación” en la cabeza del ala de la minoría demócrata y que él está dispuesto a retar a Pelosi, quien lleva más de una década en este puesto.

"Creo que hay un apetito por el cambio dentro de nuestra bancada", dijo esta semana Ryan, en el programa "Fox & Friends”. Cuestionando a su partido por la derrota en las elecciones presidenciales y en las mayorías de ambas cámaras, Ryan se preguntó “¿Cuán malo se tiene que poner esto?... Perdimos 68 escaños desde 2010, tenemos el número más bajo que hemos tenido en nuestro bancada desde 1929... la gente se siente atrapada, como si no tuviera una oportunidad. Necesitamos elevar el perfil de estos jóvenes demócratas y darles una plataforma para ser estrellas del rock en nuestro partido”, añadió.

Cuestión generacional

Los tres principales líderes demócratas en el Congreso son Pelosi, 76, Steny Hoyer, 77 y Jim Clyburn, 76. En contraste, los tres principales líderes republicanos son más jóvenes, empezando por Paul Ryan, quien tiene 46 años, Kevin McCarthy, 51, y Steve Scalise, 51.

Ryan, que tiene 43 años y ganó la elección para un octavo término por su distrito en Ohio, parte del corazón de acero que la candidata Hillary Clinton perdió, se describe como el antídoto a los problemas que los demócratas tienen hoy con los blancos trabajadores de clase media.

Y aunque sus argumentos pueden hacer eco en la autopsia que ahora se está haciendo el partido con miras a la construcción de nuevos candidatos y liderazgos para las elecciones de 2018 -de tipo generacional y regional-, en opinión de analistas, eso no pone la silla de Pelosi en peligro.

Nancy Pelosi no está bajo una amenaza real, tiene el apoyo abrumador de dos tercios de la Cámara”, aseguró a Univision Noticias, el consultor de asuntos públicos, Federico de Jesus, cuya firma tiene sede en Washington DC.

“Hay varias oportunidades para rejuvenecer la cara del partido y seguramente va a tener que hacerse en otros segmentos, pero su silla no está en cuestión. Por 10 años ha sabido trabajar con la comunidad latina, las familias y las mujeres. Ella conoce como pocos las dinámicas internas de la Cámara y ha sido muy efectiva en temas como la recaudación de fondos para candidatos”, dijo de Jesus.

Aunque se esperaba que los demócratas eligieran esta semana sus líderes para el siguiente periodo legislativo, los comicios se pospusieron para el 30 de noviembre, algo que la misma Pelosi aceptó con recelo.

Las críticas a Pelosi

Una de las mayores críticas de Ryan a Pelosi es que haya mantenido la agenda del Congreso en temas que a su juicio “no eran profundamente económicos”, como la demanda por un mayor financiamiento para los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para combatir el virus Zika.

“Ese no es un mensaje económico profundo nacional, es un mensaje para un par de regiones del país y creo que cosas como esas nos sacaron de la competencia mientras proporcionaron una gran apertura para que Donald Trump entrara”, agregó Ryan.

En opinión de José Parra, director de Prospero Latino , quien también confía en que Pelosi será reelegida en su rol este ejemplo "es poco idóneo, no solo porque el Zika puede volver en el verano y afectar al 40% del pais, sino porque hay que recordar que en el último Congreso, los demócratas no manejaron la agenda. Quienes decidían qué se traia a votacion, cuándo y como, eran (Mitch) McConnell y (Paul) Ryan".

Según Parra el gran problema de los demócratas es que no supieron comunicar sus logros aunque sea un hecho que hoy el país está en el momento de la más baja tasa de desempleo y el presidente Barack Obama haya hecho una gran inversión en infraestructura. "Desde el 2014 los republicanos controlan ambas cámaras y de alguna manera son los demócratas los culpables de todo, ¿cómo se comunica el obstruccionismo?", se pregunta el experto.

Los votantes de Trump sin duda no leyeron ni los logros de unos ni los desaciertos de otros, porque lo que querían oir era un mensaje más directo como el que llegó a zonas como Winsconsin y Michigan: "vamos a crear más trabajos"

"El mensaje allí fue directo, el cómo es mucho más complicado", aseguró Parra. "Pero los republicanos ahora tienen control de todo, es su turno de ser juzgados por las reformas que hagan o dejen de hacer".

En 2016 se proyectó que los demócratas de la Cámara iban a ocupar entre media docena y 20 escaños, en parte porque los republicanos venían triunfantes de las pasadas elecciones. Pelosi predijo 30, luego bajó a 20 y al final solo ganaron 6. Aunque ella sea reelecta, es innegable que hay una sensación de frustración entre los demócratas por estos resultados y por eso hay pasos que avizoran algunos cambios en otros niveles.

El ala progresista del partido impulsada por Bernie Sanders y Elizabeth Warren, apoya fuertemente la candidatura de Keith Ellison (el representante musulmán electo por Minnesota) para ser el presidente del Comité Nacional Demócrata. Sin embargo es bastante improbable que se animen por un candidato como Ryan, quien después de haber optado por continuar en su silla segura de Ohio durante los últimos 14 años, es la primera vez que reta a un líder de su partido, esta vez a su propia mentora.


Más contenido de tu interés