null: nullpx
Nueva York

Congresista republicano de Nueva York renuncia y se declarará culpable en caso de abuso de información privilegiada

Un juez federal en Manhattan programó una audiencia para que Chris Collins se declare culpable el martes por darle información a su hijo, Cameron Collins, para que no perdiera cientos de miles de dólares en la bolsa de valores. Su hijo también tendrá una audiencia similar, poque le pasó esa información a su suegro.
30 Sep 2019 – 3:22 PM EDT

El representante Chris Collins, un republicano de Nueva York, presentó su renuncia al Congreso este lunes antes de declararse culpable en un caso de abuso de información privilegiada en el que fue acusado de filtrar información confidencial durante una llamada telefónica hecha durante un picnic en la Casa Blanca.

La renuncia de Collins entrará en vigencia cuando el Congreso se reúna en una breve sesión el martes, según un portavoz de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Un juez federal en Manhattan programó una audiencia para que Collins se declare culpable de cargos no especificados el martes por la tarde. El jueves se programó una audiencia similar para el hijo del congresista, Cameron Collins.


La oficina de Collins en el Congreso declinó hacer comentarios el lunes. Su abogado no respondió de inmediato a un mensaje. La oficina del fiscal federal en Manhattan también declinó hacer comentarios.

Collins, quien fue uno de los primeros en el Congreso en apoyar la candidatura del presidente Donald Trump, tenía programado ir a juicio el próximo año por cargos de conspiración, fraude de valores, fraude electrónico y declaraciones falsas al FBI. Los fiscales lo acusaron de compartir información no pública de una compañía biofarmacéutica con su hijo, lo que le permitió a Cameron Collins y a otro hombre evitar casi 800,000 dólares en pérdidas en la bolsa de valores.

El caso, presentado en agosto de 2018, inicialmente provocó que Collins, de 69 años, no se lanzara a la reelección, aunque negó haber actuado mal y calificó los cargos como "sin mérito".

Pero reinició su campaña un mes después cuando los líderes republicanos estaban deliberando quién lo reemplazaría en la boleta electoral.

En ese momento dijo que "hay demasiado en juego como para permitir que la izquierda radical tome el control de este puesto en el Congreso".

Los cargos convirtieron lo que se esperaba fuera una fácil reelecciónde en un distrito fuertemente republicano en una carrera cerrada. Al final, Collins logró defenderse del retador demócrata Nate McMurray por un pequeño margen.

Al salir del Congreso, le correspondería al gobernador Andrew Cuomo establecer una elección especial para llenar el escaño, que se inclina por los republicanos.

Los cargos provienen de los lazos comerciales de Collins con Innate Immunotherapeutics Ltd., una compañía de biotecnología con sede en Sydney, Australia. Era el mayor accionista de la compañía, con casi el 17% de sus acciones, y era parte de su junta directiva.

Según la acusación, Collins estaba en el Picnic del Congreso en la Casa Blanca el 22 de junio de 2017, cuando recibió un correo electrónico del director ejecutivo de la compañía que decía que un ensayo de un medicamento que la compañía desarrolló para tratar la esclerosis múltiple fue un fracaso clínico.

Collins respondió al correo electrónico diciendo: "Wow. No tiene sentido. ¿Cómo pueden ser posibles estos resultados???”, dice la acusación.

El documento de la acusación dice además que luego llamó a su hijo, Cameron Collins, y, después de varias llamadas perdidas, hablaron por más de seis minutos.

A la mañana siguiente, según la acusación, Cameron Collins comenzó a vender sus acciones, deshaciéndose de lo suficiente durante un período de dos días para evitar pérdidas de 570,900 dólares antes del anuncio público de los resultados de los ensayos de los medicamentos. Después del anuncio, el precio de las acciones de la compañía cayó un 92%.

Cameron Collins está acusado de pasarle la información al padre de su prometida, para que también pudiera deshacerse de sus acciones.

El cargo más grave conlleva una pena de prisión potencial de hasta 20 años.

"¿Cuándo le creerán a las mujeres?", estadounidenses protestan contra la posible confirmación de Kavanaugh en el Senado (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés